Aluminio agrícola

Aluminio agrícola

0 443
flores de hortensias azules

El término de Aluminio agrícola se utiliza para referirse a este mineral, Aluminio (Al), cuando es empleado en la fertilización de suelos.

El Aluminio como elemento químico, posee el símbolo Al y su número atómico es el 13. Se trata de un metal no ferromagnético. Es el tercer elemento más común encontrado en la corteza terrestre.

Los compuestos de Aluminio forman el 8% de la corteza de la tierra y se encuentran presentes en la mayoría de las rocas, de la vegetación y de los animales.

En estado natural se encuentra en muchos silicatos (feldespatos, plagioclasas y micas). Como metal se extrae únicamente del mineral conocido con el nombre de bauxita, por transformación primero en alúmina mediante el proceso Bayer y a continuación en aluminio metálico mediante electrólisis.

El Aluminio agrícola se encuentra englobado dentro del apartado de los oligoelementos o microelementos, grupo de fertilizantes constituido por elementos esenciales en la nutrición vegetal, necesarios en pequeñas cantidades en comparativa con otros elementos.

En el caso del Aluminio (Al), parece ser un elemento esencial en el crecimiento de las plantas, si bien las cantidades utilizadas son sumamente pequeñas y, por contraste, la reserva de los suelos es inagotable. Aun así, se incorporará al terreno de forma indirecta junto con otros abonados que los contienen, aun en forma de trazas por su escasa representatividad en su formulación.

Algunos suelos de reacción ácida contienen tanto Aluminio agrícola en forma soluble que suelen ser tóxicos para el crecimiento de los vegetales. Para evitar su toxicidad, una de las técnicas empleadas es la de elevar el nivel de pH del suelo y con ello se consigue su bloqueo por parte de la planta.

Sin embargo, para ciertos cultivos, el correcto nivel de Aluminio agrícola en estado asimilable por la planta es fundamental para su perfecto desarrollo.

Un ejemplo es el conseguir que la floración de una hortensia azul adquiera la intensidad de color adecuada. Para ello, la cantidad de Aluminio agrícola a disposición de la planta debe de ser la correcta, pero además, se debe de mantener un pH en el suelo relativamente ácido para favorecer su asimilación.

Volviendo al grupo de los microelementos, dentro de ellos se establecen diferentes subgrupos en función de las necesidades en la nutrición vegetal. Así se establece el subgrupo elementos traza (Boro, Molibdeno…) y elementos ultratrazas, al cual pertenece el Aluminio.

Fernando Cuenca
Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L. ( Marketing y Comunicación) .

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta