El Acer negundo en jardinería

0
2352
hojas de acer negundo

El Acer negundo en jardinería es una buena opción por su tolerancia a la contaminación, utilizándose principalmente como árbol ornamental en zonas urbanas en alineaciones y parques.

Conocido popularmente como Arce negundo, Bordo, Arce americano, Arce de hojas de fresno… el Acer negundo es un árbol de rápido crecimiento, con copa redondeada y densamente ramificada.

Su floración carece de valor ornamental, produciéndose entre los meses primaverales de mayo y junio.

Si bien la variedad de Acer negundo más utilizada es la de hojas verdes, se suele ver cada día con más frecuencia la ‘Argenteovariegatum’, de follaje verde claro parcialmente manchado o bordeado de blanco crema.

El Acer negundo en jardinería se utiliza tanto como árbol aislado, como en grupo y en alineación de paseos. Podemos afirmar que se encuentra entre los denominados árboles urbanos.

El Acer negundo es un árbol dioico (o sea que hay un árbol “macho” y otro “hembra”) y caducifolio de tamaño medio que sitúa su crecimiento entre los 10 y 20 metros de altura. Su crecimiento es rápido aunque de vida corta… relativamente, claro.

Como árbol, prefiere los terrenos soleados, posee una alta resistencia a la sequedad si bien es capaz de crecer sobre cualquier tipo de suelo, incluso inundado.

Flores de Acer negundo

Cuidados del Acer negundo

Es un árbol muy rústico aunque vegetará mucho más rápido y mejor con los cuidados adecuados.

Su ubicación debe de ser a pleno sol. Con suelo fértil, profundo y fresco como ideal.

Un abonado durante la primavera con un fertilizante general equilibrado le ayudará a mantener su follaje de color más intenso.

Es conveniente podarlo como mínimo cada dos años, durante la primavera y conseguir así brotes más vigorosos y hojas grandes.

Aunque las heridas producidas por la poda cicatrizan fácilmente al formarse un callo si los cortes son pequeños, en el caso de ser grandes su cicatrización es más lenta y difícil, pudiéndose dar el caso de que los hongos que se desarrollan a expensas de la madera la destruyen, apareciendo las temidas caries del tronco. Para evitarlo podemos utilizar masilla protectora sobre los cortes nada más producirse.

Si tras un fuerte granizo o viento se producen lesiones en la corteza, debemos cortar las ramas afectadas mediante cortes limpios y sin desgarros.

El Acer negundo se puede multiplicar tanto por semilla como por esqueje. Por medio de semillas, estas presentan algo de letargo interno, por lo que es conveniente su estratificación antes de la siembra si se desean buenos porcentajes de germinación. Esta estratificación se realiza a unos 4ºC durante 3 meses, seguida de siembra en primavera.

En cuanto al esqueje, funcionan muy bien los extremos de ramas vigorosas plantados a finales de primavera, manteniendo el aire muy húmedo durante el proceso y aplicando hormonas de enraizamiento.

Compartir
Artículo anteriorAcer negundo
Artículo siguientePlantas inteligentes
Floresyplantas.net
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

No hay comentarios

Dejar respuesta