Inicio Curiosidades Estrategias sexuales de las plantas

Estrategias sexuales de las plantas

0 173
orquídeas silvestres

En el grupo de las plantas Angiospermas (plantas que producen flores), el proceso de producción de sus semillas comienza con sus flores. Sólo se pueden producir semillas si previamente han sido polinizadas. Y para ello, las estrategias sexuales de las plantas son impresionantes.

Podemos encontrar especies de plantas que pueden producir semillas mediante autopolinización. Pueden ser que posean flores machos y flores hembras en la misma planta, o con flores que posean los dos sexos.

Las estrategias sexuales de las plantas de este tipo, en muchos casos, para evitar un deterioro genético, optan por que estando o no en la misma flor, conseguir que los dos sexos (polen y óvulos) no maduren al mismo tiempo. Así se hace necesario que el polen llegue por necesidad de otra planta de la misma especie, pero con unos días distintos de madurez, consiguiendo enriquecer su “carga genética”.

Por ello, en algunos cultivos, para aumentar la producción se tiene que recurrir a plantaciones de variedades polinizadoras entre el cultivo.

En definitiva, favorecer la polinización cruzada como garantía de diversidad genética.

Algunas plantas, como por ejemplo el Acebo o el Phoenix dactylifera, optan por que existan diferenciadas las plantas machos y plantas hembras. Todos hemos visto como algunas palmeras producen frutos y otras no.

Incluso, esta diferenciación es importante a la hora de poner una planta en nuestro jardín y los jardineros lo saben muy bien. En el caso del Ginkgo biloba, se buscan preferiblemente plantas macho, ya que las hembras producen frutos y estos en su madurez desprenden un desagradable olor.

Entre las estrategias sexuales de las plantas, también está la seducción de los animales… como las abejas, mariposas, murciégalos, pájaros, moscas, etc. El aroma, los colores, las formas… todo vale. Con ello consiguen transferir el polen de unas flores a otras.

El caso de las Orquídeas es muy ingenioso. Algunas de ellas han llegado a desarrollar flores con aspecto e incluso olor similares a algunos insectos para atraerlos como potenciales polinizadores. Estos insectos se creen que están fecundando a otros de su misma especie, cuando en realidad lo están haciendo sobre una flor… claro que entre cúpula y cúpula falsa… recogen y entregan el polen necesario para la fecundación.

Esta simbiosis entre determinados animales y especies vegetales concretas, es tan estrecha que si el animal se extinguiera, la planta también lo haría.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Libro Mil maderas

0 465
Tarta de frutas

0 376
calabaza halloween

0 562

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta