Guano rojo

0
1467
Leucocarbo bougainvillii

Se conoce como Guano rojo a un producto con gran potencial fertilizante derivado principalmente de las heces de aves marinas existente en los desiertos de Atacama y Tarapacá.

Este producto tiene su historia y a día de hoy sigue formando parte del comercio de fertilizantes manteniendo en este contexto un nombre propio.

Origen e historia del Guano rojo

Para conocer el origen e historia del Guano rojo nos tenemos que situar en los desiertos de Atacama y Tarapacá, ubicados en las costas sudamericanas del pacifico. Esta área geográfica constituye unos de los territorios más extraños del planeta, privados de lluvia durante todo el año y con una aridez total.

Estas condiciones extremas han permitido con el tiempo la acumulación de grandes depósitos de este guano, que como indicamos se ha formado a partir de las heces de aves marinas existente en el lugar, las cuales han ido anidando, defecando y muriendo en sus nidos. Estos grandes depósitos de guano, tras el paso de miles de años, se han ido transformando hasta llegar al día de hoy en el que se encuentra en un estado Fósil.

Dadas las características de la zona, estas aves disfrutaban del inagotable festín de peces que les ofrecía la corriente de Humboldt. Diariamente se incursionaran en el océano… hasta hoy, generando guano fresco en los Islotes.

Guano fosilizado

Históricamente, el uso del guano rojo data de la época de los changos quienes lo usaban como intercambio con los pueblos originarios que vivían en las alturas. Utensilios encontrados en las capas profundas del guano fosilizado han probado que se utilizó este fertilizante en tiempos muy antiguos. Sin embargo los registro de este se encuentran a partir de la época de la colonia.

Las aves productoras del Guano rojo

Las aves conocidas como ‘Guanay’ (Cormorán guanayLeucocarbo bougainvillii) eran llamadas así por los ‘quechuas’, por ser el gran productor del ‘Huanu’ o ‘Guano’. Se les considera el ave más perfecta como maquinaria productora de fertilizante ya que responde a la producción de 85% de guano en las costas de Atacama y Tarapacá.

El ave ‘Piquero’, aparentado al ‘Guanay’, también vive en grandes grupos y es la responsable del 10% de guano de la zona. Y por último tenemos al ‘Pelicano’ que vive en zonas templadas y es el productor de un 5%.

La cantidad de estos restos ha llegado a ser impresionante. Basta con pensar que millones de aves produciendo un mínimo de unos 30 gr de estiércol al día durante más de un millón de años. Esto llegó a cubrir las islas, islotes y promontorios con una gruesa capa que en algunos lugares llego a tener un espesor de más de 30 metros.

Leucocarbo bougainvillii

El Guano rojo como abono

El Guano rojo es un abono y mejorador de suelos 100% orgánico. Está formado por el excremento de Aves Marinas fosilizado a través del tiempo, en las secas costas del norte de Chile.

Este abono contiene lo necesario para todas las etapas del ciclo vital de plantas. Durante la fase de Crecimiento estimula el crecimiento de raíces y brotes. En el periodo de Floración es cuando demuestra sus mejores atributos como abono, debido a su alta concentración en fósforo (P), lo que se traduce en flores más abundantes y de mejor calidad, también favorece la formación de frutos y semillas.

El Guano rojo aporta un alto contenido de Materia Orgánica, mejorando la estructura física del suelo, la cual aumenta la capacidad de retención de humedad y aireación. A su vez favorece la actividad biológica en los suelos, la cual transforma materia orgánica en nutrientes asimilables para las plantas.

Contiene grandes cantidades de macro-nutrientes, destacando su alta concentración en fósforo (P), además de nitrógeno (N) y potasio (K), calcio (Ca), magnesio (Mg) y azufre (S). También contiene una amplia gama de micro-nutrientes como hierro (Fe), manganeso (Mn), cobre (Cu), zinc (Zn), boro (B), molibdeno (Mo), etc.

Es un producto homogéneo y de gran pureza, estando libre de semillas, insectos y agentes patógenos.

Composición y dosis del Guano rojo

Es importante saber que al tratarse de un producto natural y extraído de diferentes zonas, su composición puede ser variable de un lugar a otro y por lo tanto sus valores no ser exactos entre partidas.

Nutrientes Guano rojo:

  • Nitrógeno Total.- del 1 al 3%
  • Fósforo Total P205.- del 6 al 12%
  • Potasio.- del 1 al 3%
  • Calcio.- del 8 al 10%
  • Materia Orgánica.- del 10 al 25%
  • Hierro.- unas 200 ppm.
  • Azufre.- de 0,5 a 3 ppm.
  • Magnesio.- unas 8 ppm.
  • Boro.- un 0,01 ppm.
  • Cobre.- unas 30 ppm.
  • Yodo.- un 0,01 ppm.

Aplicación del Guano rojo sobre el sustrato

Aplicación del Guano rojo sobre el sustrato:
Se aplica como abono directo a la tierra. Normalmente se incorpora en la superficie del sustrato cada 30 ó 45 días, o según las necesidades que manifieste cada planta.

Dosis del Guano rojo:

  • Plantas pequeñas: de 5 a 10 gr.
  • Plantas medianas: de 25 a 50gr.
  • Plantas Grandes: de 50 a 100 gr.
  • Árbol nuevo: de 100 a 250 gr.
  • Árbol adulto: de 250 a 500gr.
  • Césped: sobre 1kg por cada 10 ó 15 metros cuadrados

Aplicación del Guano rojo en el agua de riego:
Para su aplicación como fertilizante líquido, se puede diluir entre 10 y 50 gramos de Guano rojo en un litro de agua sin cloro. Para eliminar o reducir notablemente el nivel de cloro, dejaremos reposar el agua unas 24 horas.

Si es posible, se recomienda incorporar oxigeno a la solución entre 24 y 72 horas, con el fin de aumentar la actividad microorganismos benéficos en la solución, para incorporarlo, nos puede servir una bomba de aire para acuarios o simplemente agitar el agua varias veces al día.

Aplicaremos la solución fertilizante vía riego cada 7 a 10 días o según las necesidades de cada planta.

No hay comentarios

Dejar respuesta