Kalanchoe blossfeldiana

0
10198
planta kalanchoe

El Kalanchoe blossfeldiana es una de las plantas ornamentales más populares dentro de su género. Normalmente es comercializada como una pequeña planta de interior de flor que se presenta en multitud de colores, además de variedades de flores simples o dobles. Una planta ideal para decorar pequeños espacios de nuestro hogar.

Esta planta la podemos ubicar sobre el banco de la cocina, en el mueble del comedor, al lado de nuestro ordenador, en el cuarto de baño, etc. siempre hay un lugar donde colocar un Kalanchoe blossfeldiana y disfrutar de la fuerza e impacto del colorido de sus flores.

Descripción del Kalanchoe blossfeldiana

Su nombre científico es Kalanchoe blossfeldiana y es una especie del género Kalanchoe, endémica de Madagascar. Pertenece a la familia de las Crasulaceae y por lo tanto se trata de una planta crasa o suculenta.

Es una planta perenne semiarbustiva, de porte pequeño que sitúa su altura entre los 30 a 40 centímetros. Sus raíces son muy fasciculadas y se desarrollan básicamente en una capa de sustrato de unos 15 a 25 centímetros.

Sus hojas son carnosas de color verde oscuro, cuyas dimensiones de mueven alrededor de 7 centímetros de largo por 4 de anchura, variando ligeramente según la variedad.

Plantas de Kalanchoe blossfeldiana

Su floración está vinculada al fotoperíodo, floreciendo en este caso y en su hábitat natural, cuando la duración del día es más corta que la noche. Su época de floración natural abarca desde finales del invierno hasta finales de primavera.

Florece en la modalidad de inflorescencia, sobre el final de un corto tallo que posee hasta tres pares de hojas distintas a las del resto de la planta y que nace de las axilas de las hojas. De este tallo surgen al final en forma de racimo numerosas flores, pequeñas y con cuatro pétalos cada una si son flores simples, ya que también pueden ser dobles.

Los colores pueden ser muy variados ya que el Kalanchoe blossfeldiana es una planta sometida a una gran proliferación de variedades. Colores puros y fuertes como el rojo, purpura, naranja, amarillo, blanco… al que se suman una amplia gama de tonalidades.

Cultivo del Kalanchoe blossfeldiana

El cultivo del Kalanchoe blossfeldiana es relativamente fácil. A nivel profesional es un cultivo totalmente industrializado en las que todos sus procesos (esquejado, enraizado, desarrollo, comercialización, etc.) se encuentran bajo esquemas de programación para que esta planta pueda estar disponible en el mercado los 365 días del año. Para ello es fundamental su control climático, modificando la duración del día y la noche a voluntad para que la planta vegete o florezca según el interés del cultivador.

A nivel no profesional, la mejor forma de comenzar su cultivo es mediante su multiplicación por esqueje apical (de cabeza). El esqueje debe de tener la yema apical con dos a tres pares de hojas bien desarrolladas. El corte debe de ser limpio y conservar un centímetro de tallo que será el que enterremos en el sustrato, descansando las hojas sobre el mismo.

Kalanchoe blossfeldiana

Si utilizamos hormonas de enraizamiento mucho mejor. Si no, deberíamos dejar reposar los esquejes unas 24 horas para que el corte cicatrice mejor.

El sustrato adecuado puede ser un sustrato de semillero o sustrato para plantas de interior. Un sustrato turboso y ligero, con un pH sobre 6,5 y ligeramente fertilizado. El esquejado puede hacerse en pequeñas macetas de 7 a 10 centímetros de diámetro.

Una vez plantado el esqueje, evitaremos que pierda humedad en exceso, pudiéndolo humedecer de vez en cuando mediante pulverizaciones a las horas de mayor calor.

La mejor época para realizar los esquejes es desde finales de primavera a principios de otoño. Por una parte tenemos mejores temperaturas y por otra, el Kalanchoe blossfeldiana tiene su ciclo vegetativo y no de floración.

La temperatura ideal de desarrollo es de 18 a 25ºC teniendo problemas por debajo de 10ºC

A las dos semanas de ser esquejado ya habrá comenzado a emitir sus primeras raíces y al mes estará perfectamente enraizado, pudiéndose trasplantar a una maceta mayor.

El sustrato de trasplante puede ser también el sustrato especial para plantas de interior. Regaremos de forma periódica, procurando mantener siempre el sustrato húmedo pero no encharcado ya que al ser una planta grasa puede pudrirse con facilidad.

El abonado será no muy rico en nitrógeno y sí en potasa para favorecer la robustez de la planta. Un equilibrio 1-0,5-1,5 puede ser el indicado. Estos fertilizantes deben llevar microelementos y si están quelatados (los que puedan estarlo) mucho mejor.

Kalanchoe blossfeldiana

Cuidados del Kalanchoe blossfeldiana

Los Cuidados del Kalanchoe blossfeldiana son relativamente sencillos. Decimos relativamente ya que al tratarse de un ser vivo siempre se puede morir, pero la verdad es que estamos ante una planta muy rústica.

Es una planta de interior y que se desarrolla muy bien en zonas de clima cálido, no soportando temperaturas por debajo de los 10 °C.

Florece en su época natural desde finales del invierno hasta finales de primavera. El resto del año, simplemente nos tenemos que limitar a verla crecer y esperar a que con la llegada de días más cortos vuelva a florecer. Por supuesto, podemos forzar su periodo natural de floración cubriendo la planta desde las 5 de la tarde hasta las 10 de la mañana para que tenga menos horas de luz al día. Si optamos por hacerlo, lo debemos hacer todos los días de forma ininterrumpida hasta que florezca.

El Kalanchoe blossfeldiana lo podemos encontrar prácticamente durante todo el año en centros de jardinería, floristerías, grandes superficies y demás tiendas especializadas.

Sus tamaños más habituales se encuentran en maceta de 10 a 13 centímetros de diámetro y su altura no suele superar los 20 centímetros incluida la maceta.

Como planta de flor, su ubicación en el interior del hogar será en zonas muy bien iluminadas, cerca las ventanas y alejadas de las fuentes de calor o frío, propias de la calefacción o del aire acondicionado.

Si la plantamos en el jardín, elegiremos zonas de sombra o semi-sombra ya que el sol fuerte del mediodía puede dañar sus hojas.

El riego se aplica bajo el mismo protocolo que la mayoría de las plantas crasas, que suelen ser muy sensibles al exceso de agua. Por ello no está de más dejar secar el sustrato de vez en cuando.

Debemos de tener cuidado de que cuando esté en maceta, no se acumule agua en la base de la maceta. Si le colocamos un plato, retiraremos el agua sobrante después de cada riego.

En cuanto a su fertilización, la podemos abonar cada dos semanas. Lo haremos con un abonado rico en potasa y con la mayor cantidad de microelementos posibles. Recordemos que su sistema radicular se desarrolla en un volumen de sustrato limitado por la maceta. Con ello, junto con la eliminación de las flores marchitas, conseguiremos alargar la duración de sus flores.

Si deseamos trasplantarla a una maceta mayor, recomendamos que se haga sobre una ligeramente mayor, de no más de cinco centímetros más grande que la de partida. Con ello nos aseguramos de que las nuevas raíces explorarán mejor el nuevo sustrato.

El Kalanchoe blossfeldiana no precisa de podas para su formación, aunque sí podemos realizarlas para ir aliviando la densidad de vegetación o eliminar aquellos brotes que orienten su crecimiento hacia áreas no deseadas.

Como ya hemos dicho, se trata de una planta muy rústica. Por lo tanto no va a tener demasiados problemas fitosanitarios. Quizás, el principal problema a plantearse es la pudrición de hojas y raíces. En tal caso, el abonado con exceso de nitrógeno y el regar en exceso son los factores que principalmente causan tales problemas. Modificarlos son gran parte de la solución.

Otro problema, mejor dicho… síntoma que se puede presentar es una coloración rojiza de las hojas en invierno. Esto es normal y se presenta cuando las temperaturas bajan en exceso.

Compartir
Artículo anteriorCésped en tepe
Artículo siguienteAcuerdo AgriDesk España y HollandDoor
Floresyplantas.net
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

No hay comentarios

Dejar respuesta