Plantas macrófitas

0
6521
fitodepuración con plantas macrófitas

Según el diccionario de botánica coordinado y bajo la supervisión del Dr. P. Font Quer, se define como plantas macrófitas a todas aquellas visibles a simple vista, lo opuesto a micrófitas.

También se les da el nombre de plantas Macrofitas o macrofitos, a aquellas que pueden vivir en terrenos inundados durante toda su vida o encharcadas durante largos períodos de tiempo. Otro nombre con el que se las conoce es plantas palustres. Son plantas cuyo porte puede alcanza una cierta importancia dependiendo del poder nutricional del medio en que se encuentren: entre los 30 y 120 centímetros en el caso de los juncos, de 60 a 130 en los esparganios, entre 120 y los 240 en las eneas y de 160 a 320 centímetros en los carrizos.

Sin embargo, en el argot del sector de las plantas ornamentales y en especial en los de la bioingeniería del paisaje y restauración paisajística, se acuña o refieren al término de plantas macrófitas, básicamente a un grupo de plantas acuáticas que permiten ser utilizadas en estos campos con garantía de éxito en cuanto a los resultados que se esperan de ellas.

Juncus effusus

Si bien podemos estar hablando de formas macroscópicas de vegetación acuática, en estos sectores no se suelen englobar, asociados a plantas macrófitas, a grupos como las macroalgas, las pteridofitas (musgos, helechos…) adaptados a la vida acuática, sino más bien a un amplio grupo de plantas angiospermas.

Esta selección de plantas macrófitas, según su morfología y fisiología, pueden clasificarse de diferentes formas. Una de ellas es según la forma de su fijación en el sustrato o suelo. En este caso se recalifican en:

  • Plantas macrófitas emergentes, son generalmente plantas perennes con órganos reproductores aéreos y que viven en suelos anegados de forma permanente o temporal.
  • Plantas macrófitas de hojas flotantes, son principalmente angiospermas, sus órganos reproductores son flotantes o aéreos y viven sobre suelos anegados.
  • Plantas macrófitas sumergidas, que si bien son en su mayoría de tipo helechos, musgos, etc. se contemplan las angiospermas. Este tipo de plantas se encuentran en toda la zona a la cual llega la luz solar y no suelen vivir (las angiospermas vasculares) más allá de los 10 metros de profundidad aproximadamente. Sus órganos reproductores suelen ser o bien aéreos, flotantes o sumergidos.

Otra modalidad de clasificación de estas plantas macrófitas hace referencia a las formas flotantes libres. Se presentan de formas muy diversas: Desde plantas de gran tamaño con hojas aéreas y/o flotantes a pequeñas plantas que flotan en la superficie, desde raíces sumergidas bien desarrolladas a con muy pocas o ninguna.

Ventajas e inconvenientes de las plantas macrófitas

Muchas de estas plantas, mal gestionadas en su aplicación, pueden llegar a convertirse en verdaderos problemas en la zona ya que muchas de ellas, proceden de hábitats de diferentes regiones del mundo a las que son implantadas.

Phragmites australis

Condiciones distintas a las de su origen, pueden convertir estas plantas macrófitas en:

  • Plantas invasoras.
  • Fuente de vectores propagadores de enfermedades y plagas.
  • Favorecedoras de ausencia de oxígeno en el agua cuando se crean grandes coberturas flotantes.
  • Exceso de sombra sobre plantas sumergidas y algas.
  • Grandes masa en descomposición generan excesos de materia orgánica en el sedimento, volviéndolo el medio anóxico…

Por supuesto, también son muy numerosos sus beneficios, aportando virtudes como:

  • Algunas son de utilidad para la alimentación humana, el ganado, los peces y otros animales acuáticos.
  • Pueden ser utilizadas como fertilizantes.
  • También para producción de celulosa.
  • Como fuente de producción de bio-gas.
  • Algunas producen materias primas para su uso en medicina y cosmetología…

Debemos destacar que en base al enfoque de este post (plantas acuáticas, de aplicación en la restauración del paisaje y áreas de la bioingeniería del paisaje), las plantas macrófitas aportan importantes ventajas y de ahí, su uso creciente en estos campos. Ejemplos de ellos son:

  • Purificación del agua en pantanos (mediante el control de la eutrofización por el enriquecimiento en exceso de nutrientes de un ecosistema).
  • Fitodepuración.
  • Biorremediación.
  • Restauración de riveras de ríos y lagos.
  • Mejora de áreas pantanosas.
  • Uso ornamental en estanques y lagos…

Biorremediación y fitodepuración con plantas macrófitas

Se define como biorremediación con plantas macrófitas, al proceso para retornar un medio ambiente alterado por contaminantes a su condición natural. Mediante el empleo de la biorremediación se puede atacar contaminantes específicos del suelo.

En cuanto a fitodepuración, es la técnica de purificación caracterizada por tratamientos de tipo biológicos, en el cual las plantas, creciendo en agua saturada de nutrientes, desarrollan un papel clave y directo sobre las bacterias que colonizan el sistema de raíces y al rizoma.

Filtros verdes con plantas macrófitas

Últimamente se están desarrollando nuevos filtros verdes en flotación como un nuevo método de depuración mediante humedales artificiales.

Este sistema se basa en la utilización de plantas macrófitas emergentes. Estas se suelen encontrar de forma natural enraizadas en el terreno, como son el caso de la Typha, Scirpus, Iris, Sparganium, etc. El método consiste que transformar su asiento natural con estructuras artificiales flotantes.

Al flotar, estas especies forman un tapiz denso de raíces y rizomas que ocupa todo el volumen del colector (laguna o canal), forzando a que todo el agua a tratar circule por la masa de sus sistemas radiculares, que soportan microorganismos que degradan la materia orgánica.

Estos sistemas de filtros verdes con plantas macrófitas en flotación permiten eliminar los elementos eutrofizantes, en especial el fósforo y el nitrógeno, además de metales pesados y fenoles.

Juncus acutus

Viveros de plantas macrófitas

Hasta hace poco tiempo, existían con más notoriedad los viveros de plantas macrófitas orientados a satisfacer la demanda del mercado de plantas para estanques y lagos ornamentales. Estos desarrollan un completo catálogo de plantas con canales comerciales basados principalmente en centros de jardinería, floristerías y grandes superficies especializadas.

Posteriormente y para dar una respuesta especializada a la creciente demanda de este tipo de plantas en el ámbito de la jardinería, restauración paisajística, instalaciones de biorremediación y fitodepuración de aguas residuales, un determinado número de viveros se han especializado en la producción de este tipo de plantas, en formatos y presentaciones distintas para satisfacer este nuevo mercado.

Los métodos de cultivo y sobre todo la forma de presentación entre estos dos grupos de viveros son muy diferentes. Los primeros cuidan mucho su presentación ya que su venta, en la mayoría de ocasiones es de “venta por impulso” en un centro de jardinería, donde el cliente adquiere muy pocas unidades, con información en cada una de ellas y listas para ser implementadas en su estanque ornamental.

En los viveros del segundo grupo, el catálogo de especies es mucho más reducido, las producciones más elevadas y con una presentación industrial, normalmente en bandejas de alvéolos o en contenedores de tamaño medio.

Catálogo de plantas macrófitas

Las producciones orientadas a ser utilizadas tanto en las áreas de la jardinería, como en la restauración paisajística, instalaciones de biorremediación y fitodepuración de aguas residuales, las especies elegidas son muy concretas.

Plantas macrófitas en cultivo

Un ejemplo de las especies más relevantes en este contexto son:

  • Caltha palustris (Calta palustre)
  • Carex pendula (Cárice llorón)
  • Carex riparia (Cárice de las riberas)
  • Cladium mariscus (Junco espigado)
  • Iris pseudoacorus (Lirio amarillo)
  • Juncus acutus (Junco redondo)
  • Juncus conglomeratus (Junco amontonado)
  • Juncus effusus (Junco fino)
  • Juncus inflexus (Junco mantecoso)
  • Juncus maritimus (Junco marítimo)
  • Lythrum salicaria (Arroyuela)
  • Mentha acuatica (Menta de agua)
  • Phragmites australis (Carrizo)
  • Ranunculus repens (Botón de oro)
  • Scirpoides holochoenus (Junco churrero)
  • Scirpus lacustris (Junco de laguna)
  • Scirpus maritimus (Juncia marina)
  • Sparganium erectum (Platanaria)
  • Typha angustifolia (Espadaña de hoja estrecha)
  • Typha dominguensis (Espadaña, enea)
  • Typha latifolia (Espadaña de hoja ancha)

De todas ellas, hay especies como la Typha dominguensis (Espadaña, enea) que gozan de una especial demanda para fitodepuración de aguas residuales, utilizándose mediante la técnica de establecimiento de sistemas de macrófitas en flotación.

Vivero productor de plantas macrófitas: www.paisajesdelsur.com

Compartir
Artículo anteriorFlores de Hibiscus Yupla
Artículo siguienteNueva generación de peras llamada PIQA
Floresyplantas.net
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

No hay comentarios

Dejar respuesta