Strelitzia reginae

1
10857
Strelitzia reginae

La Strelitzia reginae pertenece a la familia de las Strelitziaceas y es una planta muy versátil ya que puede ser utilizada tanto como flor cortada como planta en jardinería cuando la climatología reinante es benigna.

La Strelitzia reginae se comporta como planta herbácea en forma de mata, de grandes hojas perennes que poseen una nervadura central muy marcada, crecen de forma alterna y con largos peciolos, son ovales y de color verde grisáceo. En conjunto alcanza una altura que no suele superar el metro y medio.

Cada planta puede florecer varias veces al año. Estas se encuentran en sus tallos florales que sostienen entre 5 a 8 flores. Cada una de ellas está formada por tres sépalos de color naranja o amarillo muy intenso y de tres brillantes pétalos de color azul fuerte. La calidad de sus flores le permite ser utilizadas en las composiciones florales, aportando elegancia y toque exótico al conjunto.

Flor Ave del paraíso

Sin duda, su principal atractivo son sus bellas y exóticas flores que asemejan la forma de pájaro y de ahí el motivo de sus nombres populares ‘Ave del Paraíso’, ‘Flor de pájaro’, ‘Flor de pajarito’, etc.

Es una de las flores más exóticas que podemos ver por los jardines (sobre todo en zonas de clima cálido) y en arreglos florales.

Strelitzia reginae en el jardín

Strelitzia reginae en el jardín

La Strelitzia reginae en el jardín es una planta exótica que aporta un cierto ‘aire tropical’ y exótico.

Se puede comprar como planta en maceta en centros de jardinería con varias matas en cada contenedor. No suele ser una planta muy económica ya que su cultivo suele ser por división de mata y ello dificulta al viverista su velocidad de multiplicación.

Su comportamiento en el jardín es arbustivo y aunque se puede utilizar como planta individual, lo más habitual es hacerlo en grupos creando masas verdes sobre las que sobresaldrán sus exóticas flores durante el período de floración, que por cierto pueden ser varias a lo largo del año.

A la hora de ubicar la Strelitzia reginae en el jardín debe de ser a pleno sol dada su preferencia por los climas cálidos y subtropicales, aunque en zonas de ambiente mediterráneo también vegeta bien. Las temperaturas invernales no deben de ser muy frías ya que las temperaturas por debajo de los 10ºC dificultarán su floración.

La Strelitzia reginae es muy resistente al viento, siendo por lo tanto una gran candidata a ocupar zonas desprotegidas del jardín. También es muy rústica y poco exigente en cuanto a suelos, aunque también es cierto que vegeta mejor en aquellos que son profundos, están bien drenados y posean un pH neutro o ligeramente alcalino.

El riego no debe de ser abundante, aunque no le debe de faltar humedad en el suelo, especialmente durante el verano. En cuanto a su abonado, se desarrollará perfectamente con los abonados que realicemos de mantenimiento en el jardín, siempre y cuando no sean excesivamente nitrogenados porque reducirían su floración. En caso de que el suelo sea especialmente alcalino, podemos aplicarle un aporte especial de hierro para evitar o corregir la clorosis férrica.

Si deseamos reproducirla, el método más popular de la Strelitzia reginae es mediante división de mata, siendo la época aconsejable para su realización durante el comienzo de primavera. Es aconsejable plantar los hijuelos en macetas con un sustrato turboso y sólo cuando se encuentren bien arraigadas, plantarlas en su lugar definitivo en el jardín.

Por su rusticidad, prácticamente carece de problemas de plagas y enfermedades y en cuanto a las labores de mantenimiento, prácticamente se limitan a la limpieza de vez en cuando de sus flores marchitas y hojas excesivamente dañadas.

Strelitzia reginae como flores frescas

Strelitzia reginae como flores frescas

La Strelitzia reginae está incluida dentro del grupo de plantas denominadas ‘flores frescas’ ya que está considerada como una flor de alto valor ornamental, similar a otras muchas exóticas como por ejemplo las Heliconias.

Sus bellas y exóticas flores están formadas por tres sépalos de color naranja o amarillo muy intenso y de tres brillantes pétalos de color azul fuerte. Esto, sumado a su vida útil de varias semanas, la hace especialmente deseada por los floristas.

Las flores de la Strelitzia reginae no se suele utilizar como flor única en la composición floral final, sino que entra a formar parte de un conjunto en el que aporta un toque de elegancia y distinción. Podemos decir que su protagonismo viene dado por su aporte ornamental y estructural al conjunto.

Para que su duración en el jarrón sea la mayor posible, debemos recortar sobre un centímetro las bases de sus tallos en cada cambio de agua y es recomendable que estos se realicen cada dos días. En cuanto a la forma del corte, siempre es mejor que sea en bisel para aumentar la zona de contacto con el agua.

Ver fondos de pantalla con flores de Strelitzia reginae

Flores de Strelitzia reginae

Cultivo de Strelitzia reginae

El cultivo de Strelitzia reginae se realiza tanto para flor cortada para su venta de flores en floristerías, como planta en maceta orientada principalmente para su destino final en de jardín.

En España, la mayor parte de su cultivo se realiza Tenerife, seguido de lejos en Las Palmas, Almería y Cádiz, estas dos provincias prácticamente de forma testimonial.

Las plantas de Strelitzia reginae en cultivo pueden permanecer productivas durante más de 20 años siempre y cuando las labores culturales sean las adecuadas: limpiezas, deshojados… que favorezcan la formación de nuevos hijos.

De su cultivo para flor cortada se producen millones de flores al año que son consumidas en más del 50% en España, destinando el resto a la exportación.

La Strelitzia reginae se reproduce tanto por semilla como por división de hijuelos. En el primer caso, en España hay que hacer la fecundación de forma nanual ya que en su lugar de origen, la encargada de hacerlo es un pájaro mientras las visita para succionar su néctar. Hay que destacar que en las Islas Canarias, también hay un pájaro, el Mosquitero común (Phylloscopus collybita canariensis Hartwig) que es capaz de fecundarlas también.

En cuanto a su reproducción asexual, se hace manualmente separando los hijuelos de las matas, teniendo la precaución de hacerlo solo de las matas más floríferas para optimizar las sucesivas producciones.

Flores de Strelitzia reginae

Técnicas de cultivo de de Strelitzia reginae

La Strelitzia reginae requiere una temperatura óptima de cultivo que se sitúa en una horquilla entre los 17 y 27ºC. Esta inicia su buen desarrollo a partir de los 15ºC y empieza a padecer por debajo de los 5ºC.

Es una planta que para florecer necesita mucha luz, por eso se adapta perfectamente tanto a las zonas de las Islas Canarias como al sur peninsular español.

Su mayor producción se centra en la época invernal ya que las altas temperaturas y gran luminosidad la inducen principalmente a la formación de hojas. Una bajada de esta luminosidad favorece su floración.

Las temperaturas son limitantes para su floración y calidad de las mismas. Por debajo de los 13ºC retardan su emisión y por encima de los 30ºC provocan el aborto de sus flores.

En cuanto a suelo para su cultivo, debe de ser bastante profundo, siendo aconsejable que llegue incluso a más de medio metro. Este terreno debe tener buen drenaje y rico en materia orgánica. Su pH ideal es de 6 y es un cultivo muy exigente en agua.

La calidad del suelo es muy importante ya que el cultivo puede permanecer en él hasta 30 años.

El marco de plantación de la Strelitzia reginae puede ser muy variado. Las distancias más comunes son de 1,20 x 1,80, 1,50 x 1,50 ó 1 x 1 metro, plantados normalmente al tresbolillo. Si se optan por los marcos más densos, se aconseja que cada 7 u 8 años un aclareo.

Su riego más efectivo es mediante goteo, en el cual se aplica el fertilizante (fertirrigación).

Flores de Strelitzia reginae

Plagas de la Strelitzia reginae

Entre las plagas más importantes que pueden atacar la Strelitzia reginae se encuentran:

Araña roja: Aunque no muy frecuente, incide con más virulencia en las épocas de más calor. Se localizan en el envés de las hojas, que se decoloran tomando un color plateado.

Thrips: Tampoco muy frecuente actúan chupando la savia a la planta y se localizan en las hojas, sobre todo en las tiernas.

Taladrador de raíces y cuello: Lo produce una oruga de pequeño tamaño (entre 2 a 2,5 cm. de longitud). Es estrecha, delgada, con manchas de color marrón en cada anillo del abdomen. Los daños los realiza principalmente al abrir galerías en el tallo de la flor y en el cuello de la planta.

Gusanos del suelo: Los más frecuentes son los gusanos blancos del género Melolontha. Son muy voraces y sus efectos no son visibles a primera vista. Las consecuencias son un raquitismo de las plantas con un ligero amarillamiento de sus hojas.

Si arrancamos alguna planta podemos llegar a ver la presencia junto a sus raíces de unos gusanos de gran tamaño y grosor, de color blanco y con el último anillo de su abdomen de color oscuro.

Cochinillas: Pueden atacar tanto la cochinilla algodonosa como las de cuerpo duro. Todas ellas absorber la savia y como consecuencia del ataque, el desarrollo de la planta casi se detiene y el color verde se torna amarillo.

Nemátodos: Es la plaga más importante. Las especies más frecuentes son Heterodera marioni y Heterodera radicicola. Son gusanos microscópicos que anidan en el interior de las raíces, produciendo en ellas tumores o agallas.

Con su ataque la planta frena su desarrollo y la producción disminuye considerablemente. Una clorosis de las hojas y un desarrollo lento de la planta son síntomas que los delatan y que se confirman cuando tras arrancar una planta de ve la presencia de los nódulos o agallas en sus raíces.

Flores de Strelitzia reginae

Enfermedades de la Strelitzia reginae

Fusarium moniliforme: Este produce la pudrición de las raíces de la planta, siendo muy peligroso por la dificultad de combatirlo. Le favorecen los terrenos encharcados, poco aireados y con un pH muy ácido.

Alternaria sp.: Este hongo se manifiesta por manchas pequeñas de color amarillo y borde oscuro. Su ataque aparece en época de lluvias frecuentes y en ambientes poco aireados.

Ascochyta passiflorae: Sus ataques también aparecen en época de lluvias frecuentes y en ambientes poco aireados. Este hongo ocasiona en las hojas manchas más o menos difusas y de color marrón.

Gloeosporium sp.: Se manifiesta tanto en los pétalos como en los sépalos mediante diminutas manchas negruzcas de 1 a 2 milímetros. Son manchas alargadas y aparecen en gran cantidad, por lo que deprecian la flor. Esta enfermedad se presenta cuando hay excesiva humedad en el cultivo.

Cosecha de la Strelitzia reginae

En el contexto de la flor de la Strelitzia reginae para flor cortada, sus inflorescencias se recolectan cuando aparecen sus dos primeros pétalos de color naranja de la primera flor.

El arranque de la flor se realiza mediante un tirón horizontal o mediante bamboleo de lado a lado. Esta técnica es mejor que mediante el corte con tijera, ya que produce una menor herida y por lo tanto, menos riesgo de entrada de enfermedades.

La productividad media razonable de la Strelitzia reginae es entre 8 a 10 flores por metro cuadrado y año, si bien, una planta adulta puede mejorar esta productividad hasta alcanzar los 30 tallos florales por metro cuadrado y año.

Compartir
Artículo anteriorFreesia hybrida
Artículo siguienteFertilizantes made in Spain
Floresyplantas.net
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

1 Comentario

  1. mi consulta es sobre las raices de la STRELITZIA REGINAE, tenemos plantadas en jardinera de obra, y la jardinera se está agrietando, en ningún artículo que he consultado se habla de las raices; están estupendas donde las tenemos y me da pena tener que dañarlas para averiguar este hecho.
    El realizar la separación de mata tampoco es muy facil pues son durísimas y cuesta cortarlas, de hecho, no se si se habrá dañado a una que hemos sacado con el fin de acceder a las raices y ver su consistencia pero no hemos podido por miedo. Agradecería su respuesta sobre el tema ya que si perjudican la obra nos tendriamos que plantear suprimirlas, Gracias.

Dejar respuesta