El cuidado de los Ficus en Verano 1

0
1131
ficus benjamina

Por su origen, en España tanto el Ficus benjamina como el Ficus robusta, se encuentran en su época de esplendor vegetativa. Días largos, temperaturas de día más bien altas, por las noches moderadas,… condiciones más que favorables para un crecimiento espectacular y apreciable en poco tiempo.

Estas son tan propicias que hasta los ficus de interior manifiestan este crecimiento alegremente. Sin embargo, deberemos tener en cuenta una serie de recomendaciones que nos ayudarán a mantener siempre nuestros Ficus, tanto en perfectas condiciones sanitarias como a conservar su deseado aspecto ornamental.

Para el cuidado de los Ficus en verano debemos tener en cuenta:

Transplante del ficus

Si no hemos realizado el transplante a una maceta mayor (es preferible hacerlo durante la primavera), aun estamos a tiempo para realizarlo. Si decidimos hacerlo ahora, mejor, cuanto más al principio del verano.

Poda del ficus

El período veraniego es ideal para realizar las podas de mantenimiento.

No es aconsejable actuar mediante podas muy severas y sí en cambio realizar varias podas suaves en el tiempo. Esta metodología nos permitirá dirigir la planta mucho mejor, a la vez que conseguiremos no perder su aspecto ornamental en ningún momento.

Riego del ficus

Debemos prestar especial interés a este tema. Los riegos, durante el verano, deben ser más continuados ya que la planta transpira más humedad y por ello se suele secar más rápidamente el sustrato.

En el caso de quedarse el sustrato muy seco, puede repercutir en un amarillamiento rápido de las hojas e incluso en su caída a los pocos días. Es cierto que la planta se puede recuperar con cierta facilidad emitiendo nuevas hojas, pero no es menos cierto que pierde su belleza ornamental durante este período de renovación foliar y es una pena.

En un próximo artículo sobre el cuidado de los Ficus en Verano hablaremos del abonado y los tratamientos fitosanitarios.

No hay comentarios

Dejar respuesta