Entutorado de plantas

1701
atadora de mano

Ya sea en el jardín o en el huerto, el entutorado de plantas es una de las actividades que realizamos con cierta frecuencia. En el jardín lo realizaremos durante el guiado de diversas trepadoras, mientras que en huerto lo haremos con hortícolas que crecen sobre estructuras para evitar el contacto continuo de la planta con el suelo y de esta forma que merme notablemente la calidad de sus frutos.

Las especies ornamentales más populares en el jardín son las trepadoras como las hiedras, clematis, bignonias, pasifloras, partenocissus, jazmín, wisteria, rosal trepador… pero también hay muchas más como son las arbustivas pyracanthas, forsythias, cotoneaster, etc. que son muy utilizadas para la realización de setos o para crear extensas masas vegetales en vertical apoyadas también sobre soportes estructurales e incluso paredes.

En el huerto, son principalmente las hortícolas de fruto las que más demandan del entutorado. Tomates, judías, berenjenas, guisantes, pepinos… son un claro ejemplo de ello. Y también otras plantas como las vides, kiwis y las de pequeños frutos rojos como los frambuesos y las zarzamoras.

Existen diversos materiales y maquinaria para facilitar el entutorado de plantas que deben de ser elegidos con cuidado para no dañarlas.

Entre los sistemas existentes, uno muy adecuado son las máquinas de atar semiautomáticas, que realizan el trabajo de atado a las cañas o alambres de la estructura con facilidad y rapidez.

Es importante que el sistema tenga como material de atado una cinta flexible y que pueda ceder con facilidad conforme engruesan las ramas atadas y evitar así su estrangulado. También que el grapado de la cinta sea efectivo para que pueda soportar el peso de la rama atada y una cierta fuerza de los vientos normales. Y que su diseño permita abrazar a la rama y estructura sin causar daños de aplastamiento. Por supuesto que sea cómoda en el manejo y nos de rapidez en el atado.

No hay comentarios

Dejar respuesta