Ficus benjamina de tronco decorativo

2
1778
Ficus benjamina tronco decorativo
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El Ficus benjamina permite durante su cultivo incidir en su formación con el objetivo de conseguir presentaciones llamativas y que sorprendan al consumidor. Una de ellas el Ficus benjamina de tronco decorativo.

El modelo de Ficus benjamina de tronco decorativo es uno de los más apreciados por su estética y singularidad, aunque también es cierto que no todos poseen el mismo acabado y este será uno de los aspectos a tener muy en cuenta a la hora de adquirirlo.

Este modelo de Ficus benjamina de tronco decorativo comienza su formación desde el inicio de su cultivo. En el vivero se comienza con la plantación de varios esquejes plantados alrededor de un tubo hueco en la misma maceta. Este tubo tendrá un grosor variable en función de la circunferencia del tronco final deseado.

Seguidamente, durante su proceso de crecimiento, se van limpiando mediante podas las hojas y ramas secundarias de cada una de estas plantas. Estos tallos únicos, se trenzan entre sí tanto horizontal como verticalmente y además, alrededor del tubo.

Una vez llegada a la altura deseada de tronco trenzado, estas ramas principales se podan y a partir de ahí, mediante podas consecutivas se va formando su copa. Esta labor conlleva tiempo y trabajo dedicado a cada planta, repercutiendo su cantidad en la calidad del acabado final. A más podas… más tiempo de cultivo… pero se consiguen plantas con una copa más frondosa y compacta.

Para conseguir que el tronco muestre toda su belleza, el tubo es retirado, quedando a la vista sólo el trenzado y forma cilíndrica conseguida con sus tallos.

Estos tallos de plantas individuales pero trenzados entre sí, tienen la particularidad de soldarse entre ellos, llegando a conseguir el aspecto de tratarse de una sola planta, característica que lo revaloriza mucho más ornamentalmente.

A la hora de comprar un Ficus benjamina de tronco decorativo ¿Qué debemos tener en cuenta?

  • Que este se encuentre sano y con un vigor visible.
  • Que su copa esté bien densa, formada y proporcionada a la altura total de la planta.
  • Que el tronco esté limpio de ramas y posibles restos de rafia, bien recto y el trenzado sea elegante y esté bien realizado.
  • Que la soldadura de sus ramas en el tronco sean estéticamente atractivas.
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir
Artículo anteriorEl cultivo del Alyssum
Artículo siguienteEntutorado de plantas
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

2 Comentarios

Dejar respuesta