El arca de Noé vegetal

0
598
Arca de Noé vegetal

Bóveda Global de semillas de Svalbard para preservar la Biodiversidad para el Futuro.

El Arca de Noé vegetal, también llamada la Bóveda Global de semillas de Svalbard, es un proyecto único y ambicioso que se inauguró en el año 2008 y que tiene como objetivo la conservación de la biodiversidad vegetal en nuestro planeta.

Inspirado en el relato bíblico del Arca de Noé, esta iniciativa moderna busca preservar las especies vegetales más importantes y amenazadas, asegurando su supervivencia para las generaciones futuras.

Este año 2023 celebra su 15 aniversario. En todos estos años se le han ido agregando más países que han ido depositando sus colecciones de semillas con nuevas variedades que se suman a los 1,2 millones de semillas que alberga en la actualidad.

Instalaciones del Arca de Noé vegetal

¿Dónde se encuentra el Arca de Noé Vegetal?

El Arca de Noé vegetal se encuentra en el archipiélago noruego de Svalbard, específicamente en el Banco de Semillas de Svalbard.

Esta instalación se sitúa en una bóveda subterránea, excavada en el permafrost de una montaña en la isla de Spitsbergen. Su ubicación remota y su entorno ártico, proveen de condiciones óptimas para la conservación a largo plazo de las semillas.

Objetivos del Arca de Noé Vegetal.

Entre los objetivos principales de la Bóveda Global de semillas de Svalbard, se encuentran:

  • Salvaguardar la biodiversidad vegetal. El proyecto se centra en la preservación de una amplia variedad de especies vegetales, desde cultivos alimentarios clave hasta especies silvestres amenazadas y raras. Al conservar estas semillas, se protege la diversidad genética y se garantiza la resiliencia de los ecosistemas.
  • Proporcionar un recurso global para la investigación. El Arca de Noé vegetal se ha convertido en un importante centro de investigación para el estudio de semillas y biodiversidad vegetal. Proporciona un acceso invaluable a la información genética y permite el desarrollo de nuevas estrategias para enfrentar desafíos globales relacionados con la agricultura y la seguridad alimentaria.
  • Servir como una red de seguridad para la humanidad. En caso de catástrofes naturales, guerras u otros eventos imprevistos, la bóveda de semillas de Svalbard actúa como un seguro para la humanidad. Las semillas almacenadas allí pueden ser utilizadas para la recuperación y la reconstrucción de ecosistemas devastados, ayudando a garantizar la disponibilidad de alimentos y recursos para las generaciones futuras.

Campo de trigo con semillas

Países participantes en el Arca de Noé Vegetal.

El Arca de Noé vegetal es un proyecto internacional que cuenta con la participación de numerosos países de todo el mundo. Algunos de los países más destacados que colaboran en esta iniciativa incluyen:

  • Noruega. Como país anfitrión, Noruega ha desempeñado un papel fundamental en el establecimiento y mantenimiento de la bóveda de semillas de Svalbard. También ha proporcionado el apoyo logístico necesario para la operación del proyecto.
  • Países Bajos. Los Países Bajos, a través del Centro Mundial de Recursos de la Naturaleza (Wageningen University & Research), han sido un socio clave en la gestión y coordinación del Arca de Noé vegetal. Su experiencia en la conservación y el manejo de recursos genéticos ha sido invaluable.
  • Otros países. Además de Noruega y los Países Bajos, numerosos países de todos los continentes han contribuido con muestras de semillas al Arca de Noé vegetal. Estos países reconocen la importancia de preservar la biodiversidad vegetal y han trabajado en estrecha colaboración para asegurar la representación de sus especies autóctonas.

Semillas de girasol

El Arca de Noé y la conservación de la biodiversidad vegetal.

La Bóveda Global de semillas de Svalbard se ha convertido en un símbolo de cooperación global en la conservación de la biodiversidad vegetal. Su labor es crucial para garantizar la disponibilidad de recursos genéticos y la resiliencia de los ecosistemas frente a los desafíos actuales y futuros.

Entre las muchas colecciones de semillas que cuenta la Bóveda Global de Semillas Svalbard en el pasado mes de marzo se sumaron las colecciones por primera vez de Albania, Croacia, Macedonia del Norte y Benin, así como también a través de un instituto de investigación alemán distintas variedades de fresas silvestres.

Todas estas colecciones de semillas son clave para el propósito por parte de investigadores y fitomejoradores (genetistas) de desarrollar nuevas variedades que puedan ser menos vulnerables ante los retos y desafíos que la agricultura afronta y tendrá que afrontar en un futuro ante el cambio climático o los desastres naturales.

España envió el pasado año 2022 un total de 1.080 variedades de semillas a través del Centro de Recursos Fitogenéticos del INIA-CSIC. Esto solo representa una pequeña entrega de otras muchas que se enviaran y que aumentaran la biodiversidad vegetal del Banco de Semillas de Svalbard.

Mecenas del el Arca de Noé Vegetal.

En la actualidad, la Bóveda Global de Semillas Svalbard está auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la organización internacional Global Crop Diversity Trust (CROP Trust), la Fundación Bill y Melinda Gates y el gobierno de Noruega.

Imágenes propiedad de Depositphotos

 

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí