Fruta de la pasión

78
Fruta de la pasión

Con el nombre de fruta de la pasión se le conoce a la Maracuyá. También conocida con otros nombres mburucuyá, parcha, parchita o chinola, flor de la pasión, maracuyá común, granadilla, mburucuja, curubo, curuba de Castilla, pasionaria o tacso. Es una fruta exótica relativamente poco conocida si bien viene ganando importancia económica debido tanto a sus diferentes formas de consumo como a los beneficios que se le atribuyen sobre la salud humana.

Si bien para su consumo se puede realizar como fruta fresca, en zumo o en derivados gastronómicos, también hay que destacar que es una planta trepadora ornamental muy utilizada en la jardinería tanto pública como privada.

Passiflora sp.

La fruta de la pasión pertenece al género Passiflora sp. que a su vez agrupa a unas 550 especies, de ellas sobre 50 con frutos comestibles y por lo tanto de interés comercial alimentario.

Esta pertenece a la familia Passifloraceae y aunque según la especie se le llegue a dar nombres concretos a sus frutos, curiosamente a esa cincuentena de especies con frutos comestibles se les llaman coloquialmente a todos ellos frutos de la pasión o maracuyá.

La mayoría de especies son originarias principalmente de América tropical y subtropical (Brasil, Colombia, Perú, Ecuador), aunque algunas pocas se las sitúan en el sur de Asia, Australia y Oceanía.

A estas especies hay que sumarles sus híbridos, tanto naturales como los creados por los genetistas que aportan al conjunto notables diferencias morfológicas en sus tallos que pueden ser cuadrangulares o cilíndricos, sus hojas lobadas o enteras, sus flores con un catálogo amplísimo tanto en colores, tamaños y formas, así como en sus frutos, sobre todo en especies comestibles en los que difieren en tamaño, peso, color, aroma y sabor.

Las especies de Passiflora sp. son plantas trepadoras con zarcillos que le ayudan a su trepado. En el caso de las especies ornamentales la hacen ideal para cubrir vallas, muros, cenadores, celosías, etc. y en el caso de las especies de uso comestible, para su cultivo es necesario la instalación de estructuras para su soporte y guiado.

Fruta de la pasión

Cultivo de la fruta de la pasión o maracuyá

Cuando nos referimos al cultivo de la fruta de la pasión o maracuyá, abandonamos su carácter ornamental y nos centramos en su interés como planta frutal.

Para su cultivo se hace necesario una estructura que permita su guiado mediante postes y alambres que permitan el enrollado de sus ramas y crear copas vegetales de forma similar a otros frutales como por ejemplo los kiwis.

Su cultivo puede realizarse básicamente orientado a dos modalidades: cultivo en espaldera vertical o como sucede con la viña para uva de mesa en modo parral.

La densidad de cultivo varía notablemente de la especie, variedad y sistema de cultivo, pudiendo ser de 400 a 2.500 plantas por hectárea. Lo mismo sucede con su productividad que puede establecerse entre las 15 a 60 toneladas por hectárea y año. Esta variabilidad, como adelantamos, es así porque en ella intervienen factores decisivos como la especie y variedad cultivada, técnica de cultivo (riego, polinización, abono y control fitosanitario), la climatología, el grado de tecnificación del cultivo, etc.

En todos los casos, su entrada en producción es relativamente rápida: alrededor del medio año tras su plantación.

La fruta de la pasión, aunque dependiendo de los factores antes mencionados, su cultivo se adapta a diversos climas dentro del ámbito cálido, como es el tropical de baja altitud, el subtropical de alta altitud o el clima templado.

La exposición es a pleno sol y sobre suelo fértil con disponibilidad de agua de riego. La plantación se realiza al marco de plantación antes mencionado, guiando sus ramas sobre la estructura creada para tal fin.

Principales especies de fruta de la pasión

Entre las más de cincuenta especies de Passiflora sp. que se cultivan para la comercialización de sus frutos, sólo unas cuantas son las más indicadas para la producción a nivel industrial. A continuación mostramos algunas de las más relevantes en el panorama internacional.

Passiflora edulis Sims

El Maracuyá amarillo (Yellow Passion Fruit – Maracujá amarelo) es la especie más cultivada destinada a la producción de zumo y a modo más testimonial, comercializada como fruta fresca sólo a nivel de mercado interno de los países productores como Brasil, Ecuador y Colombia. Esta planta es poco conocida en el mercado europeo porque su cultivo está más adaptado al clima tropical o subtropical de baja altitud. Su producción oscila entre las 30 y 50 toneladas por hectárea y año.

Su fruto oscila entre los 150 y 300 gramos, su corteza es amarilla, su pulpa aromática y a nivel organoléptico posee una elevada acidez.

El Maracuyá morado (Purple Passion Fruit – Maracujá roxo) se cultiva principalmente en los países de Kenia, Sudáfrica, Colombia, Perú y algunos países de Asia.

Esta es más conocida en el mercado europeo, con frutos de buen tamaño y agradable pulpa, por lo que también es cultivada especialmente para su consumo como fruta fresca.

El peso de sus frutos oscila entre 60 y 100 gramos, su corteza es morada y su pulpa aromática, con un grado de acidez más bajo y más dulce que el Maracuyá amarillo. Se cultiva mejor en clima subtropical o tropical de altitud.

Passiflora pinnatistipula Cav.

La Gulupa se cultiva principalmente en los países de Colombia y Ecuador. Es una planta muy similar a la Passiflora edulis en hojas, flores y frutos, sobre todo al Maracuyá morado.

Sus frutos son comercialización de forma destacada en el mercado europeo como fruta fresca. Estos son más pequeños, oscilando entre los 40 y 60 gramos, con corteza de color púrpura y pulpa aromática. Se cultiva en clima subtropical y su productividad oscila entre las 15 y 25 toneladas por hectárea y año.

Passiflora alata Curtis

La Maracuyá dulce (Sweet Pasion Fruit – Maracujá doce) es la segunda fruta de la pasión más producida en Brasil y su consumo es exclusivamente como fruta fresca.

Se cultiva (es originaria de Brasil) en clima subtropical o tropical de altitud y el peso de sus frutos oscila entre los 200 a 300 gramos, es de corteza amarilla, forma alargada y organolépticamente es aromático y sabroso.

Passiflora ligularis Juss.

La Granadilla (Sweet Granadilla) se cultiva en un clima subtropical de alta altitud, exactamente entre los 1.100 a 2.600 metros sobre el nivel del mar. Y lo hace en las regiones de alta altitud en Ecuador, Colombia, Venezuela y Bolivia.

Su consumo es como fruta fresca, tanto en los mercados de origen como en Europa fruto de las exportaciones. El peso de sus frutos oscila entre 70 a 140 gramos, de piel amarilla, pulpa poco coloreada aunque bastante aromática, dulce y con baja acidez.

Fruta de la pasión

Passiflora incarnata L.

La Maypop es una fruta de la pasión originaria del sudeste de Estados Unidos. Su producción es distinta al resto ya que se cultiva para la obtención de materia seca derivada de la parte aérea y su comercialización es para la industria farmacéutica. De hecho, sus frutos aunque son comestibles no son comercializados. Esta planta vegeta bien en un clima templado.

Usos de la fruta de la pasión

A la fruta de la pasión se le atribuyen numerosos beneficios sobre la salud y ello ha hecho que vaya ganando importancia económica. Para ello también ha sido importante las diversificaciones en cuanto a su uso y consumo, estando muy presente en la mente de todos y todas las bebidas de maracuyá por ejemplo.

A este fruto se le atribuyen un alto contenido en nutrientes, minerales y vitaminas, de las que se destacan antioxidantes, flavonoides, vitaminas A y C, riboflavina, niacina, hierro, magnesio, fósforo, cobre, fibra y proteínas.

Los productos comercializados bajo el nombre de maracuyá y no tanto fruto de la pasión, son tanto como fruta fresca como en base a productos elaborados industrialmente. Tal es el caso de zumos (de su pulpa), harinas (de la corteza de los frutos), aceites para cosmética (de sus semillas), mermeladas e incluso fármacos vitamínicos (de sus hojas y ramas).

Mercado de la maracuyá

Los principales países productores de maracuyá (fruta de la pasión) son por orden de mayor a menor producción Brasil, Indonesia, India, Colombia, Perú y Ecuador, además de Perú, Kenia, África del sur, Vietnam y Tailandia. De todos ellos, Brasil con alrededor de las 850.000 toneladas al año es el mayor productor mundial, seguido de lejos con las 150.000 de Indonesia o las 130.000 de la India.

Sin embargo, los mayores exportadores de comercializado de fruta fresca de maracuyá son Colombia, Ecuador, Perú, Kenia, África del sur, Vietnam y Tailandia. Ya en Europa y a nivel de consumo, la maracuyá se consume cada año más, sobre todo como zumo o fruta fresca.

El precio de la fruta de la pasión, tanto en la industria como en el comercio de la fruta fresca, varía en función de diversos factores como son la especie cultivada, la calidad de los frutos, la época del año o el sistema de cultivo que la hace más o menos competitiva,

Destacar que el clima que goza el sureste español, al igual que ha ocurrido con otras especies frutales como el chirimoyo, el aguacate o el mango, el cultivo de la maracuyá empieza a estar en el programa estratégico de diversificación hortofrutícola.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí