La Avellana

0
639
Avellano 001
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La avellana es el fruto del avellano y aunque durante mucho tiempo ha sido muy vinculado con las fiestas navideñas en España, durante estos últimos años ha ganado popularidad como fruto seco, consumiéndose durante todo el año.

El avellano, se llama botánicamente Corylus avellana y pertenece a la familia de las Coryláceas. En cuanto a su fruto es de tamaño más bien pequeño, redondeado (ovoideo u oblongo) con una puntita en un extremo, con cáscara de color canela, gruesa y fuerte, con carne comestible tipo almendra de color blanco-amarillento con un sabor dulce, y muy rica en aceite, envuelta por una fina capa de color pardo-castaño que se desprende fácilmente.

La Avellana se consume como tal, en crudo, frito y salado, tostado o como ingrediente en elaboración de ensaladas o de diversos productos, siendo los más frecuentes los turrones (sobre todo en Navidad) y chocolates… así como cremas muy populares, tartas, helados, licores e incluso aceites de sabor agradable muy apreciados.

La avellana seca es muy nutritiva y su consumo proporciona unas 670 kcal por 100 g. Existen distintas variedades reunidas en tres grupos diferentes según el tamaño del fruto, su forma ligeramente variable y la distinta dureza de su cáscara.

Este fruto madura en España entre los meses de agosto y septiembre en España. Salvo en la modalidad de producto transformado, en fresco se comercializa con o sin cáscara, y pelada o no. Y por supuesto en sus posibles variantes como avellanas enteras, troceadas o molidas, al natural, tostadas y saladas.

Entre las zonas productoras de la Avellana, destaca la ciudad tarragonense de Reus, si bien su importancia decrece año tras año por las importaciones desde otros países y el abandono continuado de sus cultivos.

En cuanto a su conservación, este fruto contiene muy poca agua y por lo tanto debe evitarse que se humedezca. De esta forma, se puede conservar en recipientes herméticamente cerrados, en un lugar fresco y seco. Si bien con la cáscara se conservan mejor y más tiempo, peladas en refrigeración pueden permanecer en perfecto estado de 3 a 4 meses e incluso hasta un año si se congelan.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir
Artículo anteriorLista Roja de Especies amenazadas
Artículo siguienteCarlos Saura
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

No hay comentarios

Dejar respuesta