Araujia sericifera, la planta cruel

133
Araujia sericifera, la planta cruel

La Araujia sericifera es una de esas plantas llamadas invasoras en zonas geográficas como Suráfrica, América del Norte, Australia, Nueva Zelanda y Europa en la que España no escapa a ella. Invasora pero no por ello la debemos ver con malos ojos ya que incluso es cultivada en muchos de estos países como planta ornamental para su disfrute en jardines. España es uno de ellos.

En su lugar de origen es una planta más en equilibrio con su ecosistema, pero ha sido precisamente cuando ‘se escapó’ de su cultivo en países foráneos, cuando ha ido colonizando espacios allí donde la climatología le es favorable. Cultivada deliberadamente con fines ornamentales, la cita más antigua data de 1976 en la provincia de Girona. La Araujia sericifera fue introducida en Europa durante el siglo XIX como planta ornamental y también como textil para aprovechar la fibra del fruto.

Como invasora, la Araujia sericifera trepa sobre árboles y arbustos sobre los que forma densas masas foliares quitándoles el sol y compitiendo con la humedad y nutrientes del suelo. Sobre cultivos frutales merman su producción y en otros espacios desplazan fácilmente a la flora autóctona.

Araujia sericifera, la planta cruel

Jazmín de Tucumán, planta cruel o miraguano

La palabra Araujia como nombre le fue otorgado en honor del botánico portugués António Araújo de Azevedo. Y la de Sericifera es el epíteto latino que significa que ‘lleva seda’, haciendo referencia a los pelos sedosos que rodean las semillas una vez abierto el fruto.

El jazmín de Tucumán, también llamada planta cruel, tasi, taso, doca o miraguano, tiene como nombre científico Araujia sericifera y pertenece a la familia Apocynaceae. Es originaria de América del Sur (Argentina, Brasil y Perú) y en países de origen como Argentina su cultivo no sólo es apropiado, sino recomendado por atraer a la mariposa Danaus plexippus, popularmente conocida como mariposa monarca.

La Araujia sericifera es una planta trepadora de crecimiento muy rápido cuyas ramas crecen en espiral y adquieren forma de liana de más de siete metros de longitud que trepan con facilidad sobre cualquier tipo de soporte, ya sean naturales como árboles, arbustos, cañaverales, plantaciones de frutales, plantas de jardín,… o artificiales como alambradas, muros, celosías, pérgolas, etc. Sus tallos son ricos en látex.

Sus hojas son perennes en climas de inviernos muy suaves. Son de color verde pálido y con forma ovado-oblonga con vello en el envés. Estas crecen de forma opuestas.

En España florecen desde verano hasta el otoño y producen flores blancas perfumadas, agrupadas en inflorescencias de tipo cima, axilares, con 1 a 5 flores. Tienen forma tubular con 5 lóbulos con venas rosadas en su cara interna, pelosas y blanquecinas en la externa, que atraen a numerosos tipos de insectos voladores. Como curiosidad y de ahí el nombre popular de ‘planta cruel’, es porque las mariposillas que suelen ir a sus flores quedar atrapadas en ellas lo que les causa la muerte. No se sabe bien de la utilidad para la planta la muerte de estos polinizadores y el porqué de la evolución de esta característica.

Tras su fecundación produce frutos en forma de pera (subgloboso, péndulo, liso o estriado, inerme y pardo) con muchas semillas negras aplanadas de contorno ovadolan ceolado, rugosas, pardas, con vilano apical de color blanco que le sirve para su dispersión mediante el viento.

Araujia sericifera, la planta cruel

Especies Araujia sp.

Algunas de las especies pertenecientes al género Araujia sp.:

  • Araujia sericifera
  • Araujia plumosa
  • Araujia graveolens
  • Araujia megapotamica
  • Araujia angustifolia

La Araujia sericifera, especie invasora en España

La Araujia sericifera fue introducida en Europa como planta ornamental, siendo actualmente considerada dañina y planta invasora por lo que fue incluida en el Catálogo Español de Especies exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, estando prohibida su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico incluso comercio.

Presenta una tendencia poblacional muy expansiva colonizando todo tipo de hábitats. Las provincias más afectadas de España son Alicante, Almería, Barcelona, Castellón, Girona, Granada, Murcia, Ourense, Baleares (Mallorca y Menorca), Pontevedra, Tarragona, Santander, Cantabria, Guipúzcoa y Valencia. Como vemos, esta planta se encuentra muy extendida, especialmente por todo el litoral de Cataluña, encontrándose naturalizada en todas las comarcas cercanas al mar. No se encuentra en el archipiélago de Canarias aunque sí en el de las Azores.

Araujia sericifera, la planta cruel

Cultivo de la Araujia sericifera

Aunque hemos comentado que la Araujia sericifera es una planta prohibida en su cultivo y comercio en España, hay quien la reproduce a nivel particular y la disfruta en su jardín como planta trepadora sobre vallados, muros y pérgolas, creciendo muy bien en zonas húmedas del jardín que no necesitan mucho mantenimiento.

Su atractivo ornamental reside en su capacidad de crear mantos frondosos y rápidos, por sus flores vistosas y floración prolongada e incluso por sus característicos frutos con forma similar a la del pepino. También porque se reproduce con facilidad mediante semillas.

Así su reproducción se realiza mediante la siembra de sus semillas, aunque también es una planta cuyos esquejes enraízan con mucha facilidad. Por semillas se siembran en primavera en ambiente cálido,… y por esquejes semileñosos a finales del verano. Es una planta de clima subtropical que no resiste las heladas y no le gusta el frío por debajo de los 10ºC.

Tras su siembra, germinación (o enraizaje) se trasplanta a una pequeña maceta que debe exponerse a pleno sol. El sustrato, aunque no es muy exigente, lo prefiere que contenga materia orgánica y retenga algo la humedad. No le gustan los terrenos encharcados aunque si requiere riegos periódicos que mantengan el sustrato constantemente húmedo.

Cuando la planta enraíce adecuadamente se puede trasplantar directamente al jardín, plantándola lo más cerca posible de sus pontos de trepado.

Tampoco es muy exigente en cuanto a fertilización, bastándole con la base de compost añadida al sustrato. También es cierto que un abonado periódico con un fertilizante equilibrado y con microelemento acelerará su desarrollo.

Con respecto a la poda, bastará ir pinzándola para conseguir un aspecto más compacto y siempre después de la floración. Y sobre su sanidad vegetal, la Araujia sericifera es muy resistente a las habituales plagas y enfermedades de los jardines.

Araujia sericifera, la planta cruel

Control de la Araujia sericifera

La Araujia sericifera se ha convertido en una peligrosa “mala hierba” como por ejemplo de las plantaciones de agrios de Levante, que al trepar por los troncos y encaramarse en las copas de los naranjos y demás especies citrícolas merma sus producciones si no se controla adecuadamente. Otro aspecto que juega en contra de esta planta es que emite un látex muy irritante al entrar en contacto con la piel o con los ojos.

Para el control de la Araujia sericifera, el método de lucha más eficaz y recomendable, aunque más costoso, es la eliminación manual de las plantas. Este consiste en el arranque de las plántulas e individuos jóvenes. También talando por la base los tallos de los ejemplares adultos.

Una vez agrupados los restos de estas plantas arrancadas deber ser destruidos, especialmente los frutos cargados de semillas.

Todas estas operaciones de arranque y corte deben de realizarse con la adecuada protección por parte de los operarios que realicen la labor ya que la planta emite un látex muy irritante. El uso de guantes, ropa y gafas es muy recomendable.

También se puede utilizar herbicidas pero dificulta su uso cuando la Araujia sericifera se encuentra entrelazada con la planta huésped. En todos los casos las operaciones de control deben llevarse a cabo durante varios años, hasta agotar el banco de semillas del suelo.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí