La Begonia elatior como planta de interior

1875
begonia elatior 001

Dentro de la familia de las Begoniáceas se encuentra el género de las Begonias. Este cuenta con más de mil quinientas especies, distribuidas por zonas tropicales de Asia, África y América. Prácticamente la totalidad de ellas se caracterizan entre otros aspectos por ser plantas de sombra o de sol no muy intenso, pudiéndose encontrar en un contexto natural en zonas tropicales, en las regiones subtropicales e incluso en los bosques de montaña con altitudes de hasta los 4000 metros.

Si hacemos un ejercicio de agrupación de todas estas especies, un criterio puede ser por ‘tipos’ como por ejemplo de ‘hojas’, ‘porte’ o por ‘flor’. Dentro de este último grupo, a su vez se pueden clasificar en Begonia ´Glorie de Lorraine´, Begonia semperflorens e híbridos de Begonia elatior.

En este último caso, a día de hoy, la Begonia elatior es una de las Begonias más importantes del mercado ornamental, siendo su principal país productor Holanda. Procedentes de los cultivos ingleses, se conocen en el mercado desde el año 1907 y desde entonces no han parado de evolucionar en cuanto a mejoras genéticas. Actualmente existen innumerables variedades que engloban tanto flores sencillas, semidobles como dobles, así como colores en toda su gama de blancos, amarillos, rosados, rojos… y por supuesto en combinaciones entre ellos.

En España se disfruta de la Begonia elatior como planta de interior, cuando en realidad es una planta de temporada para jardines. Sus híbridos se comercializan normalmente en macetas de 11 a 14 centímetros de diámetro y gracias a una sofisticada técnica de cultivo en viveros, podemos disponer de ellas durante todo el año.

Como curiosidad, su periodo de floración natural es invernal, aunque como decimos, mediante las técnicas de cultivo adecuadas, podemos encontrarlas en floración en las floristerías, centros de jardinería, grandes superficies y demás centros especializados siempre.

Por lo tanto, la Begonia elatior como planta de interior, tendremos la precaución de exponerla siempre en una zona de buena iluminación pero sin luz directa. De esta forma, conseguiremos una floración más prolongada y con una intensidad en el color de sus flores mucho mayor.

No hay comentarios

Dejar respuesta