Pentas lanceolata

125
Flores de Pentas lanceolata

El Pentas lanceolata es una planta vigorosa con flores en forma de estrella agrupadas en ramillete, bastante resistente al calor y aunque es una planta de temporada muy válida para el jardín en verano, también puede ser disfrutada durante unas semanas como planta de interior de flor.

Pentas

Se le conoce como Pentas, si bien este también es el nombre del género. De este, la especie más comercial como planta ornamental es Pentas lanceolata, pertenece a la familia Rubiaceae y es originaria de Arabia, Yemen y África oriental.

Es considerada una planta vivaz en condiciones climatológicas favorable, si bien, en el comercio ornamental se la reconoce como planta anual. En concreto como planta de temporada de primavera y verano, centrándose sus ventas sobre todo a finales primavera y verano.

Flores de Pentas lanceolata

El Pentas lanceolata es una planta densa con un cierto porte abierto, creciendo tanto a lo alto como a lo ancho adquiriendo una altura que ronda el medio metro.

Sus hojas son de forma elíptica o lanceolada, de tamaño grande que puede alcanzar hasta los 15 centímetros y de color verde intenso y con nervaduras muy marcadas. Tanto su envés como los tallos tiernos son levemente pubescentes.

Florece a partir de bien entrada la primavera y es constante hasta principios de otoño. Lo hace en apretadas espigas con corimbos de color rojo, carmesí, magenta, rosa, malva o blanco, que en algunos cultivares el centro puede ser más claro o más oscuro. Sus flores agrupadas en ramillete, son pequeñas campanas en forma de estrella que se abren en cinco pétalos acabados en punta. Es una planta melífera cuyo néctar atrae a las mariposas y abejas. Como avanzamos, a comienzos de otoño interrumpe su floración coincidiendo con la bajada de las temperaturas. Una vez fecundadas produce cápsulas en las que contiene sus diminutas semillas.

Cuidados del Pentas lanceolata

El Pentas lanceolata es ideal en jardinería como planta de temporada de clima cálido para crear zonas de color vía parterres y macizos, lindes en caminos del jardín o en jardineras en terrazas y balcones.

Aunque es una planta de exterior, puede ser disfrutada durante dos o tres semana, antes de que se agote, dentro de casa como planta de interior. En este caso, su ubicación será lo más cerca posible de una ventana y cuando veamos que empieza a crecer más tierna y disminuir su floración, será el momento de colocarla o plantarla en el exterior.

Esta planta gana valor ornamental cuando son plantadas diferentes variedades juntas, consiguiendo en su conjunto irradiar vida y color allí donde se halle. Pero también es ese tipo de plantas que permite combinarse y por lo tanto compartir espacio con otras especias, como por ejemplo, plantadas en compañía de petunias, surfinias, calibrachoas, verbenas, hiedras, cóleos, margaritas, senecios, etc.

Planta de Pentas lanceolata

Si el clima es cálido o templado, el Pentas lanceolata puede estar en floración durante gran parte del año, inclusive en invierno si este es muy suave. Aunque resiste hasta los -1ºC sin morir, empieza a parar su desarrollo cuando baja de los 15ºC.

Su ubicación será a pleno sol y en estas condiciones florecerá abundantemente. También puede vegetar en una sombra parcial, aunque dará menos flores y de color menos intenso.

El sustrato adecuado debe poseer un buen drenaje, aunque debe ser rico y fértil, siendo un sustrato para plantas de exterior o un sustrato universal muy recomendables. Su plantación o trasplante debe ser durante el comienzo de primavera, para no ver afectada su floración.

Requiere un riego abundante sin encharcamientos con temperaturas altas, siendo en condiciones más normales de forma moderada. También conviene dejar que el sustrato se seque un poco entre riegos para favorecer un crecimiento radicular sano.

Podemos aprovechar los riegos para aportar el abonado (fertirrigación). En tal caso aportaremos una fertilizante especial para plantas de flor, cada quince días durante la época cálida, en la que más se desarrolla, y una vez al mes durante las más frescas.

La poda se centra en cortar las inflorescencias marchitas y como planta a final del invierno, en la que se rebaja para que comience su brotación en primavera desde abajo.

Respecto a plagas y enfermedades, al Pentas lanceolata de puede atacar la araña roja especialmente en verano, el pulgón en primavera y otoño, y la mosca blanca desde primavera a otoño. Con el frío y una humedad alta le puede afectar la Botrytis y con el exceso de humedad las enfermedades de raíz: Phytophthora y Fusarium.

El género Pentas

El género Pentas pertenece a la familia Rubiaceae y acoge unas 80 especies, todas ellas plantas de flor. Este género fue descrito por George Bentham y son plantas herbáceas perennes, muy raramente bienales o arbustos.

Según la especie poseen un tallo erecto o más o menos caídos, con hojas opuestas, pecioladas o sésiles, ovadas o lanceoladas. Todas ellas producen florescencias terminales o axilares en forma de corimbo. Sus frutos contienen muchas y diminutas semillas de color marrón y forma irregular.

Entre las especies de Pentas spp más conocidas podemos encontrar:

  • Pentas bussei
  • Pentas cleistostoma
  • Pentas lanceolata
  • Pentas longiflora
  • Pentas nobilis
  • Pentas schimperi
  • Pentas zanzibarica

Variedades de Pentas lanceolata
Fotografías de la empresa especializada en planta joven: Coproa

Variedades de Pentas lanceolata

Las nuevas variedades de Pentas lanceolata aportan al mercado ornamental un mayor surtido de colores, plantas más compactas, de fuerte desarrollo y mucho más floridas durante más tiempo. Esto permite sacarle más partido al jardín desde un punto de vista de color.

Con estas nuevas variedades se pueden conseguir plantas de gran tamaño (entre los 40 y 50 centímetros) en macetas o tarrinas superiores a 17 centímetros de diámetro, si bien conviene plantar unas tres plantas por contenedor.

Los colores de flor más habituales son el rojo oscuro, lila, rosa carmín, rosa claro y mezcla de las anteriores.

Cultivo del Pentas lanceolata

El cultivo del Pentas lanceolata en viveros comienza con la siembra a finales de invierno en invernaderos con calefacción, para ser repicadas a su maceta definitiva a comienzos de primavera. De forma continuada pueden sembrarse de febrero a junio. Para conseguir unas 1.000 plantas hacen falta unas 1.500 semillas.

A una temperatura de 23 a 26ºC germina en tan solo 2 a 3 semanas, estando listas para su plantación a las cinco o seis semanas. El sustrato debe ser con buen drenaje y ligeramente ácido, con pH sobre 6,5.

En España se cultiva como planta anual. Una vez repicada, normalmente en maceta de unos 12 centímetros de diámetro con una planta o 17 con 3 unidades, se continúa cultivándose bajo invernadero hasta que suben las temperaturas por encima de 22ºC, en las que puede continuarse su cultivo en el exterior a pleno sol.

Tras uno o dos pinzados durante su cultivo, al comienzo de su floración, sobre finales o principios de mayo, comienza su comercialización. Su tiempo de cultivo es de 4 a 5 meses dentro de invernadero.

Destacar que el Pentas lanceolata también se puede multiplicar por esquejes a principio de primavera.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí