Tipos de abonos o fertilizantes

0
1437
abonos y fertilizantes
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cuando vamos a comprar un tipo de agronutriente para nuestras plantas en nuestro punto de venta habitual, vemos que los hay de todos los tipos, desde orgánicos a minerales y dentro de ellos con diferentes formulaciones. Es importante saber entre tantos tipos de abonos o fertilizantes cuáles necesitamos de verdad.

No es fácil decidirse entre tantos tipos de abonos o fertilizantes, ya que influyen factores como la época en la que nos encontramos, el tipo de planta a abonar y la forma en que lo vamos a aplicar entre otros.

Intentaremos aclarar algunos conceptos ya que conocerlos nos ayudará a su correcta elección y con ello mejorar los resultados. Por una parte tenemos:

  • Los de composición orgánica (o enmiendas orgánicas).- Son el compost, el estiércol, el mantillo… productos muy similares en aspecto a los substratos y que se aplican incorporados directamente al terreno. No sólo aportan nutrientes sino que mejoran las características de los suelos degradados.
  • Los verdaderamente conocidos como abonos o fertilizantes.- Se encuentran desarrollados en un amplio número de fórmulas, con el fin de encontrar el más indicado para cada caso. Pueden ser aplicados en pulverización foliar, en el riego o incorporados al terreno según sus características de formulación.
  • Los mixtos.- Son abonos o fertilizantes minerales enriquecidos con materia orgánica húmica, que aseguran la aportación de los nutrientes necesarios para cada tipo de plantas al mismo tiempo que, debido a su contenido en materia orgánica, mejoran la estructura y calidad del suelo estimulando las raíces para un mayor aprovechamiento del abono.

Otros aspectos que debemos conocer es el tipo de presentación:

  • Formulaciones líquidas.- Presentadas principalmente en botellas, su forma de utilización es incorporando estos concentrados en el agua a las dosis indicadas por el fabricante, aplicándose de forma periódica al sustrato junto con el agua de riego o sobre las hojas si se aplica vía foliar. Sus dosis van referidas en mililitros por litro de agua de riego.
  • Formulaciones sólidas hidrosolubles.- Presentadas en sacos, bolsas o cajas bajo diferentes formas como polvo hidrosoluble (polvos solubles) o granulado. Se utilizan en el agua de riego a las dosis también recomendadas por el fabricante y sus dosis van referidas en gramos de abono por litro de agua de riego.
  • Sólidos granulados (pueden ser de mezcla o blending o complejos).- Ambos, se aplican distribuyendo sus gránulos sobre el suelo cerca de la zona radicular de las plantas a abonar, pudiéndose enterrar para incorporarlos mejor al suelo. La dosis va referida normalmente en gramos por metro cuadrado de jardín, metro cúbico de sustratos o por planta.

Los granulados blending no tienen su mezcla de nutrientes muy homogénea, por lo que no garantizan una distribución uniforme de los nutrientes que aplicamos cuando se trata de terrenos pequeños. Por el contrario, los granulados complejos, cada uno de ellos tiene la misma composición, aportando todos los nutrientes especificados por cada tipo de abono.

Dentro de los sólidos granulados, también se encuentra los llamados de liberación lenta o controlada, que se aplican incorporándolos al suelo de igual forma que los anteriores, pero al liberar los nutrientes muy lentamente, su frecuencia de aplicación es mucho menor.

Entre sus ventajas está el aportar una nutrición completa y equilibrada durante más tiempo, al mismo tiempo que evitan las “quemaduras” por un efecto de choque inicial del nitrógeno. Son recomendables principalmente en el césped y como abonado de mantenimiento.

En todos estos casos, la elección de un tipo de formulado u otro, irá en gran medida condicionada por una preferencia particular del usuario de cara a su gusto en su aplicación.

Y también tenemos los productos especiales, indicados para momentos especiales e incluso de uso vinculado sólo a un grupo de especies. Los reconoceremos porque en sus envases pone especial hortensias, especial rosales, especial césped… y los podemos encontrar tanto en abonos líquidos como en granulados.

Para su formulación, se han tenido en cuenta las necesidades específicas de estos grupos de plantas en cuestión, muy importantes por otra parte, y se han formulado los nutrientes en la cantidad y proporción más adecuada para ellas.

Otros tipos de abonos o fertilizantes, son las pipetas de abono líquido listo para usar (actuando gota a gota durante dos ó más semanas), pastillas efervescentes (para disolverlas en el agua de riego) o barritas… también llamadas clavos (para ser insertadas en el sustrato de las macetas). Todas ellas son una solución muy práctica para el cuidado de las plantas en macetas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir
Artículo anteriorFlores de Agapanthus africanus
Artículo siguientePlantas para apartamentos pequeños
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

No hay comentarios

Dejar respuesta