17 de Junio, Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía

5986
Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía

En su resolución A/RES/49/115 de 1995, la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el 17 de junio Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, en conmemoración de la aprobación de la Convención de las Naciones Unidas de lucha contra la desertificación del 17 de junio de 1994.

En esta fecha, se invita a todos los Estados a dedicar este Día Mundial a sensibilizar a la opinión pública respecto de la necesidad de cooperar en un plano internacional, para luchar contra la desertificación y los efectos de la sequía y de aplicar la Convención de Lucha contra la Desertificación.

La importancia dada a la Desertificación y la Sequía es total. De hecho, Naciones Unidas celebró en el 2006, el Año Internacional de los Desiertos y la Desertificación para llamar la atención sobre sus causas. La desertificación afecta a más de 110 países y cada año se pierden más de 6 millones de hectáreas de tierra productiva. Según Ecologistas en Acción en España el 40% del suelo está amenazado por los procesos de desertificación.

Entre los principales factores desencadenantes de esta situación está la erosión o pérdida de suelo fértil y en ello influyen la explotación insostenible de los recursos hídricos, la pérdida de la cubierta vegetal a causa de repetidos incendios forestales y la concentración de la actividad económica en las zonas costeras como resultado del crecimiento urbano, las actividades industriales y el turismo de masas mal gestionadas.

Datos a tener muy en cuenta sobre el Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía:

  • Se prevé que 1.800 millones de personas sobre el 2025 vivirán una escasez absoluta de agua.
  • En este contexto también se estima que dos tercios de la población mundial no dispondrán de suficientes recursos hídricos.
  • Estamos ante una compleja amenazada medioambiental que irrumpe con fuerza en el ámbito socioeconómico.
  • Sobre 2045 se contempla la posibilidad de que alrededor de 135 millones de personas en todo el mundo puedan haber sido desplazadas como consecuencia de la desertificación.
  • La rehabilitación de tierras, la expansión de terrenos gestionados sosteniblemente y el incremento de iniciativas de reparación de terrenos, en definitiva el freno a la degradación de nuestros suelos, se postula como una de las principales vías hacia una mayor capacidad de adaptación y un mejor equilibrio ecológico.
  • Simplemente con la restauración de los suelos en ecosistemas ya degradados, se pueden conducir a la absorción y almacenaje de hasta 3.000 millones de toneladas de carbono cada año.

Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía

Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2020: Alimentos, forrajes y fibras

El tema de este año es “Alimentos, forrajes y fibras” y tiene como objeto enlazar nuestro consumo con la salud del suelo.

El esfuerzo se centra en cambiar las actitudes públicas hacia la principal causa de la desertificación y la degradación de las tierras: la producción y el consumo incesantes de la humanidad.

El aumento constante de la población y sus necesidades intensifican la demanda de suelo para producir alimentos, forrajes y fibras textiles. Si esto no se hace de forma sostenible, la salud y la productividad de la tierra cultivable disminuye y tiene su consecuencia en un empeoramiento del cambio climático.

Porque el ser humano debe formar parte del entramado ecológico y porque no existe un desarrollo económico perdurable sin una naturaleza sana que lo sostenga, la producción de alimentos, forrajes y fibras debe contemplar la sostenibilidad de los ecosistemas y la biodiversidad.

Mediante cambios en el comportamiento de los consumidores y las empresas y la adopción de una planificación más eficiente del uso de la tierra y de prácticas más sostenibles, podríamos disponer de terreno suficiente para satisfacer la demanda. Todos tenemos una responsabilidad como beneficiarios del suelo.

Ediciones anteriores del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía

Amboseli

Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2019: Construyamos juntos el futuro

Con motivo del 25º aniversario de la adopción de la Convención de Naciones Unidas contra la Desertificación (CLD), el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, tiene como lema este 2019 “Construyamos el futuro juntos“. Con este lema pone de relieve los progresos globales en materia de gestión sostenible del suelo. El país encargado de la organización de este año es Turquía.

Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2018: La tierra es valiosa. Invierte en ella

Bajo el eslogan “La tierra es valiosa. Invierte en ella”, la campaña de este 2018 para este día quiere involucrarnos a todos para rechazar el uso insostenible de la tierra y cambiar las cosas invirtiendo en el futuro de la tierra. La degradación medioambiental genera inseguridad alimentaria y pobreza, que a su vez son causas de la migración y de las dificultades para el desarrollo.

El objetivo concreto de este día es fortalecer la resiliencia de las comunidades frente a las múltiples dificultades del desarrollo mediante la gestión sostenible de la tierra. Así, debemos recordar la importancia del suelo en la producción de alimentos y generación de empleo, así como su contribución a la sostenibilidad, estabilidad y seguridad de las zonas afectadas por la desertificación.

Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2017: La degradación de la tierra y la migración

La celebración de este año analiza la relación entre la degradación de la tierra y la migración. Entre otras, la degradación medioambiental, la inseguridad alimentaria y la pobreza son causas de la migración y de las dificultades para el desarrollo.

En tan solo 15 años, de 2000 a 2015, el número de migrantes en el mundo ha aumentado de 173 a 244 millones.

El objetivo es fortalecer la resiliencia de las comunidades frente a las múltiples dificultades del desarrollo mediante la gestión sostenible de la tierra. Este día nos debe recordar a todos la importancia del suelo en la producción de alimentos y generación de empleo, así como su contribución a la sostenibilidad, estabilidad y seguridad de las zonas afectadas por la desertificación.

La capital de Burkina Faso, Uagadugú, alberga este año la celebración mundial del Día Mundial para Combatir la Desertificación y la Sequía.

Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2016: Proteger el Planeta. Recuperar la tierra. Participación de la gente

Cooperación inclusiva para lograr neutralizar la degradación de la tierra. Según el portal de Naciones Unidas, en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) no hay un asunto más importante para todos como el de la tierra. Desde los alimentos que consumimos a la ropa que nos ponemos o las casas en que vivimos, todo proviene de los recursos del suelo. Con el fin de que «nadie quede atrás» como se proclama en los ODS, neutralizar la degradación de la tierra es un asunto prioritario para cubrir nuestras necesidades y lograr un desarrollo sostenible.

Proteger el Planeta. Recuperar la tierra. Participación de la gente. Este slogan subraya la importancia de una participación amplia y de la cooperación con el fin de detener la degradación del suelo porque una cooperación inclusiva entre todos los actores es fundamental para que la neutralización de la degradación del suelo sea una solución fundamental para alcanzar los ODS.

En esta edición el evento conmemorativo central se realizó el 17 de junio de 2016 en Beijing, China, y fue auspiciado por el State Forestry Administration of China (SFA). En 2013 China puso en marcha una nueva estrategia de desarrollo, «The Belt and Road», encaminada a fortalecer la cooperación entre países, sobre todo en Eurasia. Desde entonces, ha estado promoviendo la construcción de infraestructura respetuosa con el medio ambiente y baja en emisiones contaminantes, en cooperación con países vecinos conectados por la histórica Ruta de la Seda.

Con este acto que mostró que neutralizar la degradación de la tierra puede ser un elemento clave para el logro de otros objetivos de desarrollo sostenible y de forma especial para la promoción de un crecimiento económico duradero e inclusivo. Durante ese evento, el país anfitrión anunció la iniciativa “One Belt and One Road Joint Action to Combating Desertification Initiative”, junto con otros países interesados y asociados.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí