Abonos y fertilizantes para el huerto y jardín

1313
fertilizantes

Existen diferentes formas de referirse al complejo mundo de los abonos y fertilizantes, teniendo en cuenta ya de entrada que ambas palabras significan lo mismo. Así, un abono o fertilizante, es cualquier sustancia orgánica, inorgánica, natural o sintética, capaz de aportar a la planta uno o varios elementos nutritivos necesarios o indispensables para su normal desarrollo vegetativo.

La complejidad viene cuando comenzamos a oír un amplio argot vinculado con esta materia y en el que cada definición, dentro de la nutrición vegetal, centra el producto en una especialidad técnica. A continuación, nombraremos algunas de estas palabras y de forma esquemática a qué hace referencia.

  • Macroelementos.- palabra con la que se define a un grupo de elementos, también denominados ‘nutrientes primarios’ que la planta necesita para su desarrollo en gran cantidad. Estos son los populares nitrógeno, fósforo y potasio, y en los que también hay que incluir al calcio, magnesio y azufre, que aunque en menor cantidad son necesitados de forma relevante.
  • Microelementos.- Se define a este grupo de nutrientes a aquellos elemento también necesarios para la vida de la planta pero son extraídos por ellas en mucha menor cantidad. Aun así, son indispensables para su correcto desarrollo. A este grupo pertenecen elementos químicos como el boro, cloro, cobalto, cobre, hierro, manganeso, molibdeno y cinc.
  • Fertilizante o abono mineral.- Como su palabra indica, está desprovisto de materia orgánica en su formulado comercial.
  • Fertilizante o abono orgánico.- Su formulado comercial es de procedencia orgánica.
  • Fertilizante o abono organo-mineral.- En este caso, el producto contiene mezcla o combinación de abonos minerales y orgánicos.
  • Enmienda mineral.- Se trata de cualquier sustancia o producto mineral, natural o sintético, capaz de modificar y mejorar las propiedades y las características físicas, químicas, biológicas o mecánicas del suelo.
  • Enmienda orgánica.- Igual pero de procedencia orgánica.
  • Fertilizante o abono mineral simple.- Producto que en su formulado contiene sólo uno de los macroelementos nitrógeno, fósforo o potasio.
  • Fertilizante o abono mineral complejo.- En este caso contienen dos o más macroelementos (nitrógeno, fósforo o potasio) e incluso pueden ir enriquecidos con uno o varios microelementos.
  • Fertilizante o abono mineral especial.- Son productos con una alta solubilidad, alta concentración de nutrientes e incluso pueden llegar a incorporar en su formulación aminoácidos y productos estimulantes especiales.
  • Corrector de carencia de microelementos.- Son productos muy elaborados que contiene uno o varios microelementos, que aplicados al suelo o a la planta, previenen o corrigen las carencias de los mismos.

No hay comentarios

Dejar respuesta