Adenanthos sericeus

288
Flor de Adenanthos sericeus

El Adenanthos sericeus es una planta australiana que comienza a verse con frecuencia tanto formando parte de la jardinería de España como en las exportaciones como planta ornamental hacia Centroeuropa. Su rusticidad, suavidad al tacto de sus hojas como sus peculiares flores sean quizás protagonistas de su éxito.

Pueden cultivarse en el jardín de forma aislada o en grupo, así como en grandes maceteros para conseguir espectaculares plantas. Sin duda estamos ante un arbusto muy particular que puede vivir perfectamente en un clima mediterráneo e incluso junto al mar.

Arbusto lanoso australiano

Su nombre científico es Adenanthos sericeus, pertenece a la familia Proteaceae y es originaria de la costa sur de Australia Occidental. Se le conoce popularmente con el nombre de arbusto lanoso australiano, además de arbusto lanoso, arbusto woolly o woolly bush.

Planta de Adenanthos sericeus

Es un arbusto de hoja perenne que puede llegar a adquirir un porte de hasta cinco metros de altura si bien lo normal es que se sitúe sobre los dos metros y medio y unos 2 de envergadura. Por sus ramas y hojas recuerda al aspecto de los abetos si bien como hemos adelantado nada tiene nada que ver con las coníferas. Recuerda el aspecto pero nada más ya que sus hojas de forma acicular son muy suaves al tacto y de un color verde grisáceo que pueden llegar a alcanzar los 4 centímetros de largo.

Su floración se produce en el hemisferio norte durante la primavera y parte del verano. Lo hace mediante unas singulares flores de color rojo situadas al final de sus ramas. Estas son pequeñas, de color rojo, de forma alargada y emitidas tanto de forma solitaria como en pequeños grupos.

El Adenanthos sericeus en el jardín

El Adenanthos sericeus en el jardín ofrece muchas posibilidades ornamentales. Ya sea plantado directamente en el jardín o en macetero en una terraza o balcón, su ubicación debe ser preferiblemente a pleno sol aunque tolera unas pocas horas de sombra al día.

El aspecto que avanzábamos de un arbusto que recuerda a las coníferas lo hace apto para ser decorado como árbol de navidad, Esto sorprenderá a quien se acerque y toque ya que la suavidad y coloración ligeramente plateada de sus hojas no deja indiferente a nadie. Esta cualidad también aporta un gran atractivo cuando sus ramas se mecen al paso del viento.

El terreno donde se plante debe ser arenoso e incluso si es algo pedregoso mejor. Por lo tanto si la tierra del jardín no es muy buena no debe preocuparnos en exceso. En su lugar de origen se desarrolla sobre las arenosas colinas costeras y afloramientos rocosos, por lo que vivirá bien en zonas litorales del mediterráneo.

Si la plantamos en maceta, esta debe ser grande y el sustrato con buen drenaje, Si se desea comprar uno prefabricado, el sustrato para cactus es muy apropiado.

Es ideal para rocallas como arbusto protagonista. También lo es, plantado en grupo de forma alineada, para crear pantallas que aíslen de miradas externas y creando zonas o espacios de intimidad en el jardín.

Si destacamos su follaje plateado y sedoso como un atractivo especial, también podemos cortar sus ramas y utilizarlas como verde de corte en arreglos florales. Estas pueden aguantar con buen aspecto en jarrón hasta un mes desde que son cortadas. Y en cuanto a sus flores rojas, dan un toque muy llamativo durante la primavera y gran parte del verano, que si bien no son muy grandes sí pueden emitir una espectacular floración.

Flores de Adenanthos sericeus

Especies de Adenanthos spp.

El género Adenanthossp. cuenta con unas 30 especies de arbustos originarios de Australia.

Entre las especies de Adenanthos spp. más conocidas con valor ornamental están:

  • Adenanthos sericeus
  • Adenanthos cuneatus
  • Adenanthos obovatus
  • Adenanthos drummondii

Cuidados del Adenanthos sericeus

El Adenanthos sericeus un arbusto muy rústico que puede tolerar heladas muy suaves. También es muy resistente a la sequía por lo que funciona muy bien en xerojardinería. Tal es así que con un poco de pluviometría no requiere de ningún riego durante el verano. En este contexto es muy recomendable cubrir el suelo con algún tipo de mulch para evitar la evaporación y retener al máximo la humedad del suelo.

Hay que huir de los terrenos y sustratos pesados y con poco drenaje. Por ello debemos recurrir a la aportación de materiales como arcilla expandida, arena de sílice, poliestireno expandido (EPS) e incluso grava por ejemplo para aumentar la porosidad de la tierra sobre la que va plantada.

Su ubicación debe ser a pleno sol, para que le aporte un crecimiento compacto y asegure su buena floración. Según el cometido que deseamos que tenga, se someterá a la poda del Adenanthos sericeus:

  • Como ejemplar no se le hará ninguna salvo si hay que sanear algunas ramas dañadas.
  • En grupo puede hacerse a finales de invierno para ‘limpiar su aspecto ornamental’ y mantenerla en volumen dentro de los espacios previstos.
  • En setos se les pueden aplicar dos podas, una a finales de invierno y otra también a finales de verano para mantener su forma y aspecto compacto.

Estas ramas cortadas con sus hojas de aspecto sedoso son muy apreciadas como ‘verde de corte’ para arreglos florales.

Respecto al abonado, con el utilizado de base para el mantenimiento del jardín es suficiente. En cuanto al tipo una fórmula muy adecuada es un 18-12-24 + oligoelementos a la dosis recomendada por el fabricante.

Como planta muy rústica, no le suelen afectar plagas ni enfermedades.

Cultivo del Adenanthos sericeus

El cultivo del Adenanthos sericeus se realiza en viveros profesionales y su destino es tanto para el mercado nacional como para el abastecimiento de mercados centroeuropeos.

El cultivo parte con el enraizaje de esquejes procedentes de plantas madres seleccionadas. Cada empresa suele ir haciendo año tras año un proceso de selección buscando las plantas de crecimiento más rápido, compacto, con buena floración y perfecto estado de sanidad. Una vez enraizado se envían a los viveros que finalizan su cultivo.

Una vez llegados estos esquejes son plantados en maceta definitiva empleando uno o varios esquejes por maceta/contenedor según el formato que se desee. Su cultivo es al exterior, siendo sometido a una o más podas para favorecer su aspecto final.

Su venta se realiza normalmente durante la primavera si bien, al estar cultivada en contenedor puede comercializarse en cualquier época del año. Incluso en diciembre por ser, como hemos avanzado, en algunos lugares un sustituto del tradicional árbol de Navidad.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí