Alimentando a nuestras plantas

1937
Alimentando 1

Las plantas, como el resto de seres vivos, necesitan comer para sobrevivir y desarrollarse adecuadamente. Pero en este aspecto son muy especiales… son los únicos seres vivos capaces de transformar el alimento con la ayuda del sol mediante la fotosíntesis.

Las plantas toman elementos nutritivos principalmente del suelo, donde se encuentran disueltos en el agua que se encuentra entre la tierra. Los nutrientes que consumen en mayor cantidad se llaman macronutrientes y son el Nitrógeno, el Fósforo y el Potasio. Los que necesitan en pequeñas cantidades, pero no por ello son menos importantes, se les denomina microelementos y son por ejemplo el Hierro, el Boro, el Manganeso, el Zinc, etc.

Nosotros les ayudamos a alimentarse aportándoles abono con cierta frecuencia. Las podemos abonar de diferentes formas según el tipo de abono utilizado. Básicamente, los fabricados de forma líquida y cristalinos los podemos aportar en el agua de riego, mientras que los de aspecto sólido granulado se pueden aportar directamente sobre la tierra.

En todos los casos, debemos abonarlas siguiendo las instrucciones del fabricante del abono para evitar excesos y como consecuencia daños en sus raíces.

Como curiosidad, saber que el Nitrógeno favorece el crecimiento de la planta, el Fósforo la floración y el Potasio las hace mucho más fuertes.

No hay comentarios

Dejar respuesta