Construir un estanque en el jardín con lámina

4131
Estanque en el jardin

Antiguamente, los estanques de mampostería o fundición eran las alternativas disponibles y su instalación y precio hacían pensar en su opción. En la actualidad, nuevos materiales y empresas especializadas al servicio de estos nuevos productos hacen que el disfrute de un estanque en el jardín se encuentre al alcance de cualquiera.

En cuanto a estos nuevos materiales plásticos referidos, de entrada tenemos dos alternativas perfectamente válidas: lámina o cubeta. Todo puede depender de la superficie del jardín antes mencionada o bien el uso que se le vaya a dar. En general, se puede decir que: para un estanque de hasta una superficie de 5 m2 se recomienda la cubeta prefabricada, ya que ofrece una relación equilibrada entre superficie y profundidad incluso para estanques de pequeño tamaño. Los estanques de tamaño mediano, 5 a 10 m2, pueden instalarse con igual facilidad con cubetas o láminas. Nosotros en este apartado vamos a centrarnos en las láminas.

Lamina para estanque de jardin

Si se desea embellecer el estanque con un juego de agua o una cascada, se tiene que prever esta situación desde el mismo momento de la planificación del estanque. Al instalar un juego acuático es recomendable construir junto a la zona de agua en movimiento otra zona de estanque de aguas más calmada, para que los animales y plantas puedan crecer sin impedimento alguno.

Si la decisión en la realización del estanque está en la lámina merece prestar especial atención a la calidad de la misma. La diferencia no estriba únicamente en el precio y con frecuencia las láminas baratas presentan defectos al cabo de poco tiempo de uso. En el mercado existen láminas que ofrecen elevada calidad a un buen precio y una gran duración, llegando a gozar de una garantía de entre 15 y 20 años.

Hay que saber que cada empresa especializada en la fabricación de productos para los estanques, pone en el mercado diferentes tipos de láminas bajo marcas comerciales concretas. Estas pueden diferir notablemente entre sí, dentro de un mismo segmento de lámina. Por ello, hay que tener el cuidado de que las elegidas satisfacen las normas DIN de resistencia al desgarro, resistencia al frío, estabilidad dimensional y resistencia a la acción de las raíces.

Como ejemplo, la firma Oase fabrica y comercializa las marcas de Lámina Alfafol, Lámina Swimfol y Lámina Piedra. Todas ellas bajo estrictos controles de calidad cumpliendo con la normativa vigente.

Láminas de la firma Oase

En cuanto a saber qué superficie de lámina vamos a necesitar a la hora de realizar nuestro estanque, puede obtenerse mediante la siguiente fórmula: la longitud de la lámina es igual a la longitud de la hondonada del estanque multiplicada por el doble de la profundidad y por el solapamiento marginal. La anchura de la lámina es igual a la anchura de la hondonada del estanque multiplicada por el doble de la profundidad y por el solapamiento marginal.

Antes de proceder a la colocación de la lámina en la hondonada, y para proteger esta de las piedras y las raíces, se debe de poner una capa de arena o en su defecto un fieltro protector. La firma Oase dispone de tres modelos distintos que se diferencian en el gramaje bajo las marcas EuroFol, Oase y SwimFol.

Construcción de un estanque con lámina
Explicamos paso a paso la construcción de un estanque utilizando como base la lámina para estanque.

La correcta planificación es el primer paso para la realización de nuestro paisaje acuático. Recordemos que básicamente hacen falta de 4 a 6 horas de radiación solar por día para nuestro estanque. Coníferas y árboles de hoja caduca deben estar alejados de él, porque sus hojas si caen en el estanque perjudican la calidad del agua y sus raíces molestan durante la instalación del estanque.

Para cada tamaño de estanque existe el apropiado “vestido” con las láminas. Déjese asesorar por expertos, las láminas deben ser resistentes a los rayos UV, a la descomposición y al frío, con las costuras bien soldadas, resistentes también a las raíces y por supuesto aptas para la flora y fauna.

Cuando el tiempo es cálido es la fecha ideal para construir un estanque. Debemos prever con arena de río y un fieltro de protección, una base perfecta que quite el filo de las piedras puntiagudas y restos de raíces que pudieran surgir. De esta manera, en un futuro podremos pisar siempre sin problemas el estanque para efectuar los trabajos de mantenimiento.
Comencemos:

Construccion de un estanque de jardin con lamina, pasos 1, 2, y 3

Ya hemos elegido el lugar, limpio de árboles, con las horas de sol ideales y con el material necesario para su construcción. Antes de la excavación se marcan las dimensiones del estanque con arena. También deberemos marcar las zonas de diferente profundidad con arena.

Construccion de un estanque de jardin con lamina, pasos 4, 5 y 6

Por ejemplo con un cuerda, se puede medir perfectamente la longitud necesaria del fieltro y de la lámina del estanque. Para determinar la cantidad de lámina necesaria se suma el largo/ancho del estanque más dos veces la profundidad del estanque más dos veces 50 cm para la orilla. Después de la excavación debemos colocar una capa de arena y a continuación el fieltro como protector contra las raíces fuertes y la penetración de piedras en la depresión del estanque. A continuación se coloca la lámina con cuidado, sin pliegues.

Construccion de un estanque de jardin con lamina, pasos 7, 8 y 9

Para lograr que el borde del estanque resulte muy natural, se puede de utilizar lámina piedra. Los trozos individuales de lámina se pueden soldar con pegamento especial. Para plantar en las zonas planas deberán colocarse esteras de coco. Permiten que las plantas se consoliden perfectamente en estas zonas con sus raíces. En los lugares con pendiente se utilizan bolsas para taludes. Deberá ponerse peso encima, utilizando por ejemplo piedras grandes para fijarlas. Se pueden utilizar también macetas y cubetas de plástico especiales para las plantas de estanque.

Construccion de un estanque de jardin con lamina, pasos 10, 11 y 12

Una vez colocados los cantos rodados y las plantas, podremos llenar el estanque con agua hasta la mitad. Una vez introducida el agua, deberemos asentar la lámina. A continuación se podrá continuar con el llenado. La zona del borde se llena con piedras (cantos rodados, entre otros) y se coloca según se prefiera.

Debemos para la instalación de la técnica de estanques (bombas, filtros, luz) leer cuidadosamente las instrucciones de uso de cada fabricante y aplicarlas meticulosamente teniendo en cuenta que queden de manera accesible mangueras y cables.

El resultado es un estanque de jardín muy atractivo, diseñado por nosotros mismos que nos debe de dar gran satisfacción, sobre todo para nuestro disfrute personal.

Texto y fotografías del Departamento de Prensa de Oase España, Casa y Jardín, S.L.

No hay comentarios

Dejar respuesta