Echeverias

396
Echeveria agavoide

Existen multitud de variedades de Echeverias con un crecimiento en forma de roseta y unas hojas carnosas. Pertenecen a la familia de las Crasuláceas, género de plantas suculentas perennes, provenientes de las zonas semidesérticas de América Central, México y el noroeste de América del Sur. Debe su nombre al botánico mexicano Atanasio Echeverría (Siglo XVIII). Entre los nombres vulgares más extendidos encontramos, Rosa de alabrastro, Echeverio, Orejas de burro…

Características de las Echeverias

Se utilizan en jardinería por sus flores muy persistentes que aparecen hacia final del verano. Muy decorativas, donde más lucen es en rocallas o lugares con pendiente, que suelen ser de difícil acceso, con poco suelo y escaso riego. También en macetas y jardineras en balcones y terrazas dan un toque particular. Podemos también disfrutarlas en interior con una buena iluminación, aunque en su período de floración sus hojas no tendrán esos tonos intensos que adquieren a pleno sol.

La floración de las Echeverias es muy peculiar: emergen del centro unos pedúnculos y en el extremo de estos las flores en forma de copa en diferentes colores (rojo, naranja, rosa, amarillo). Sus hojas tienen colores muy variados: verde intenso, azul pálido, gris-azulado, verde rosado, variegadas, rojizas… también tienen formas distintas: redondeadas, ahusadas,… tomando colores brillantes desde otoño a primavera. Algunas están cubiertas de un fino vello.

Son sensibles a las heladas (mínimo 5, 7°C). Requieren exposición a pleno sol, buena ventilación y suelos muy bien drenados. Se propagan mediante semillas, esquejes caulinares o foliares, obtenidos en primavera o verano.

Echeveria laui

Cuidados de las Echeverias

Ubicación: A pleno sol o media sombra si la exposición solar es muy intensa, aunque la propia Echeveria se encarga de su protección recubriendo las hojas con una capa cérea.

Transplante de la Echeveria: Los trasplantes los realizaremos en primavera. Otro apunte importante para conseguir un crecimiento mucho más vigoroso, es retirar las flores marchitas.

Plantación: Si plantamos nuestras Echeverias en maceta, estas deben ser porosas, preferiblemente anchas y con orificios en la base. Utilizaremos antes del sustrato para un buen drenaje algún aislamiento como piedra volcánica o grava. Siempre hay que plantarlos con el sustrato seco y regar pasados unos días.

Sustrato: El idóneo debe mantener una correcta aireación de las raíces para que no sufran exceso de humedad. Es muy importante que el sustrato evite la acumulación de agua de riego. Nosotros recomendamos no complicarse la vida y adquirir el sustrato especial para cactus que incluye en su fórmula la arena silícea y la lava volcánica para asegurar una correcta aireación de sus raíces y para estimular su desarrollo total, también incorpora turba rubia, compost vegetal, extracto de algas y abono orgánico

Abonado de la Echeveria: No son muy exigentes en cuanto a nutrientes. Aunque todo hay que decirlo, si se le aportan crecerá mejor y florecerá de manera más abundante. Se abonará especialmente en primavera hasta el otoño con un fertilizante especial para cactus y plantas crasas, respetando la dosificación que el fabricante indica.

Riego de la Echeveria: No olvidemos que almacenan agua en sus hojas y son capaces de resistir largos periodos sin lluvias. Este apartado depende de muchos factores y para acertar, lo mejor es con el dedo comprobar el sustrato, ya que este tipo de plantas no se deben regar hasta que el sustrato ha perdido la humedad. Nunca se utilizará plato en la base y de tenerlo se debe retirar cada vez el agua sobrante.

Reproducción de la Echeveria: Por semilla es más costoso. Lo normal es hacerlo por esqueje de hoja.

Plagas de la echeveria: Es difícil que a este tipo de plantas les afecten plagas y enfermedades. Digamos que el problema más habitual es el exceso de humedad, al no dejar secar el sustrato entre riegos, lo que produce la podredumbre de sus raíces.

Echeveria pulidonis

Especies y variedades de Echeverias

Saber que dependiendo de las especies y variedades, podemos encontrar diferentes plantas con formas y colores diferentes. A continuación enumeramos especies y variedades más utilizadas de Echeverias:

Echeveria pulidonis:
Planta suculenta, perenne, que forma grupos de varios individuos, con una roseta basal con hojas alargadas y curvadas, en forma de cuchara con el extremo puntiagudo de un color verde azulado suave y bordes rojos. Florece en primavera. Sus flores de color amarillo brillante surgen en grupo en el extremo de un tallo alto y cilíndrico de color rojizo.

Echeveria imbricata:
Planta suculenta, perenne, que es uno de los híbridos más antiguos resultado del cruce entre la Echeveria glauca y la Echeveria metallica. Forma una roseta perfecta con todas las hojas bien dispuestas jerárquicamente, carnosas de un color azul-verdoso. Forma grupos de varios individuos. Florece en primavera y principio de verano en inflorescencias de pequeñas flores de color rojo anaranjado en forma de copa.

Echeveria elegans:
Planta suculenta, perenne que forma grupos de varios individuos, con una roseta basal de hojas anchas, carnosas, azul plateado pálidas con los bordes rojos. En verano produce flores rosadas con la extremidad amarilla. No ha de regarse en invierno.

Echeveria agavoides:
Planta suculenta, perenne, con una roseta basal de hojas ahusadas, verde brillantes y en general con los brotes rojos. En verano producen flores en forma de copa, rojas, de 1 cm. de longitud.

Echeveria imbricata, E. elegans y E. agavoides

Echeveria laui:
Planta suculenta, perenne con una roseta basal de hojas redondeadas, rojizas o verde oscuras, cubiertas por una pruina protectora que le confiere un aspecto azul-grisáceo, casi blanco. De febrero a abril emite una inflorescencia de hasta 10 cm de longitud con 9 a 17 flores de color rojo aunque de aspecto rosado, debido a la capa pruinosa que las recubre.

Echeveria lilacina:
Planta suculenta de hojas carnosas aovadas dispuestas en roseta muy compacta. El color es muy variado: va desde el verde intenso, al azul pálido, pasando por el gris-azulado y el verde rosado. Las flores muy llamativas de color rojo o rosado y con los márgenes amarillos en forma de copa, se desarrollan sobre un largo tallo que emerge del centro de la roseta a partir de la primavera y durante todo el verano.

Echeveria pulvinata:
Planta suculenta, perenne, breñosa, con tallos cubiertos de pelos de color pardo y coronados por una roseta de hojas verdes, gruesas y redondeadas, que toman color rojo en los bordes durante el verano. Las hojas poseen pelos blancos cortos. En primavera produce flores rojas.

Echeveria runyonii:
Planta suculenta en forma de roseta con hojas gruesas de color grisáceo azulado, que se curvan hacia arriba, con las puntas dirigidas hacia el centro de la planta. Los bordes laterales arqueados, forman un surco en el centro de la hoja. Las flores aparecen en inflorescencia a finales del verano o en otoño y pueden ser de color naranja brillante y de color amarillo, elevándose por encima del follaje hasta 20 cm de altura.

Echeveria lilacina, E. pulvinata y runyonii

Echeveria pilosa:
Planta suculenta, perenne, cuyas hojas están recubiertas de una pilosidad que le da bellos reflejos plateados a las hojas. Son carnosas, gruesas, verde grisáceas, aunque en ocasiones e influenciadas por el efecto del sol los bordes de las hojas se vuelven rojizos. Sus flores son de color, amarillo o naranja que emergen en los extremos de largos tallos.

Echeveria derenbergi:
Planta suculenta, perenne, que forma grupos de varios individuos. Produce una roseta con hojas de pecíolos cortos y hojas redondeadas, verde grisáceas. Los tallos florales de unos 8 cm. de longitud producen en primavera flores en forma de copa, de color amarillo y rojo o bien anaranjado, produce bastantes brotes basales. A menudo se utilizan en cruces.

Echeveria cooperi (Adromischus cooperi):
Planta perenne suculenta que se ramifica libremente. Tiene tallos amarronados-grisáceos, lanceolados a la inversa, brillantes con hojas verde grisáceas hasta 5 cm. de longitud, a menudo con manchas púrpura. En verano produce flores tubulares verdes y rojas, con lóbulos de márgenes blancos, rosados o púrpura sobre un tallo de 25 cm. de longitud.

Echeveria pilosa, E. derembergi y E. cooperi

Echeveria glauca:
Planta suculenta perenne, que forma grupos de varios individuos, creando matas de varias rosetas compactas de un color verde azulado muy característico. Es en primavera, cuando del centro de la roseta de hojas aparecen los tallos de flor que alcanzan una altura de unos 15 cm. y se cubren de flores con forma de copa de color amarillo y rojo anaranjado.

Echeveria gibbiflora:
Planta perenne, suculenta, en roseta. Los tallos están coronados por hojas redondeadas, verdes grisáceas, a menudo teñidas de rojo o pardo. Los tallos florales, de 90 cm. de longitud, llevan flores rojas y en forma de copa, con el interior amarillo. Florece en otoño-invierno.

Echeveria metallica:
Tiene hojas de color verde purpúreo, con bordes blancos o rojos, que al madurar son de color verde bronce.

Echeveria glauca, E. gibbiflora y E. metallica

Echeveria harmsii (Oliveranthus elegans):
Planta suculenta, perenne, breñosa. Los tallos, erguidos, están coronados por una roseta de 6 cm. de diámetro de hojas cortas, estrechas y lanceoladas, de color verde pálido, cubiertas de pelos cortos. En primavera produce flores en forma de copa, rojas con el extremo de color naranja y el interior amarillo.

Echeveria secunda:
Planta suculenta, perenne, que forma grupos de varios individuos, con tallos cortos coronados por una roseta de hojas anchas, carnosas, de verde claro a grises, con la extremidad algo rojiza. En primavera verano produce flores rojas y amarillas, en forma de copa.

Echeveria setosa:
Planta suculenta, perenne, con roseta basal. Posee hojas altas, estrechas, de color verde medio, cubiertas de pelos cortos, gruesos y blancos. Produce flores en forma de copa de color rojo y amarillo. La floración tiene lugar en primavera. No deben mojarse las hojas al regarla.

Echeverias harmsii, E. secunda y E. setosa

Echeveria ‘Dick Wright’:
Dick Wright es el gran hibridador de Echeverias reconocido mundialmente. Creador de numerosos híbridos como este que lleva su nombre. Planta suculenta perenne con unas hojas muy curiosas: toda la periferia es completamente rizada y puede tener cambios de color en tonos azul verdoso, rojos y granates. Sus flores aparecen desde finales de primavera a principios de otoño y son en tonalidades rosa, coral o albaricoque.

Echeveria ‘Brown Sugar’:
Es un híbrido obtenido mediante el cruce interespecífico entre Echeveria carnicolor y Echeveria atropurpurea. Forma un tallo dispuesto en forma de roseta, con hojas aterciopeladas, carnosas, largas y estrechas poco compactas con una curvatura hacia arriba que bajo condiciones de luminosidad baja tendrán una coloración marrón-verdosa (el verde predomina más) pero si reciben la luz solar directa, toman una coloración marrón-rojiza extremadamente atractiva. Las flores pequeñas, tienen forma de copa con los segmentos de la corola rojos-anaranjados que se disponen en largas inflorescencias de más de 40 cm de largo.

Echeveria ‘Dick Pink’:
Planta suculenta formada por una roseta en un tallo grueso y alargado con grandes hojas de color azul verdoso en el centro y rosado con un atractivo contraste entre los márgenes rizados de las hojas de un color rojo. Los asombrosos colores se harán aún más vibrantes en verano. Los tallos de las grandes flores de color rojo claro se levantan sobre el follaje.

Echeveria ‘Dick Wrigth’, E. ‘Brown sugar’ y E. ‘Dick Pink’

Echeveria ‘Paul Bunyan’:
Planta suculenta perenne. Es un híbrido de Echeveria gibbiflora ‘carunculata’ y Echeveria ‘Edna Spencer’ creada por Dick Wright. Su estructura se caracteriza por la formación de rosetas, y tiene una altura de aproximadamente 20 cm. Tiene hojas verdes, con algunas notas de color rosa y azul, hojas con una forma obovada en las que aparecen lo que se denomina carúnculas, protuberancias en forma de verrugas, y que son más notorias cuando la planta alcanza la madurez o sufre estrés.

Echeveria ‘Victor Reiter’:
Planta suculenta, perenne, que forma una roseta basal de hojas concentras de color marrón-púrpura con bordes rojizos. Las inflorescencias, muy altas emergen del centro con flores en forma de copa de un color rojo.

Echeveria ‘Paul Buyan’ y E. ‘Victor Reiter’

¿Qué te ha parecido la Echeveria? Ahora ya puedes comenzar tu colección y buscarles un hueco en tu jardín, balcón, terraza o interior de tu hogar. Indicar que además de estas, hay muchísimas más especies y variedades, todas diferentes.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí