Acinos alpinus o Té de la sierra

0
1691
acinos alpinus

El Acinos alpinus o Té de la sierra es una de estas plantas silvestres con grades posibilidades en jardinería. Es una planta perenne polivalente que por su porte de desarrollo rastrero y abundantes flores, puede usarse en jardinería como planta tapizante para pequeñas zonas o como planta de rocalla. Sin olvidarse de su uso como planta de restauración paisajística.

El Acinos alpinus o Té de la sierra (también se le denomina Calament alpí y Albahaca agreste) pertenece a la familia de las Lamiaceas y es originaria de zonas montañosas de Europa meridional.

En su hábitat natural crece sobre sustratos preferentemente calcáreos en zonas despejadas poco fértiles y grietas de rocas.

Se trata de una pequeña planta herbácea que suele situar su altura sobre los 40 centímetros, con porte rastrero.

Las hojas del Acinos alpinus o Té de la sierra son pequeñas, ovales o lanceoladas, de borde dentado frecuentemente revuelto.

Florece desde mediados de mayo hasta mediados de verano (entre los meses de mayo y agosto). Sus flores hermafroditas son más bien pequeñas, de color violeta y suelen aparecer agrupadas en verticilos con 2-8 flores, las cuales miden 12-15 mm.

Cuando se fecundan sus flores produce un fruto de tipo esquizocarpo, tetraquenio, fruto que se separa en 4 elementos cuando madura.

Toda la planta del Acinos alpinus o Té de la sierra es muy aromática. De hecho tiene un uso muy extendido en medicina popular y se toma en infusión.

En su hábitat natural, el Acinos alpinus comparte hábitats con otras plantas típicas de zonas de montaña despejadas como Thymus mastichina, Thymus zyggis, Satureja montana

No hay comentarios

Dejar respuesta