Geranios en primavera y sus cuidados

2397
flores de geranios

Popularmente englobamos bajo el término de Geranios a diferentes especies entre las que se encuentran el Pelargonium zonale, Pelargonium peltatum, Pelargonium grandiflorum, también llamado Geranio flor de pensamiento o Geranio francés, e incluso una amplio grupo de geranios olorosos.

En su conjunto, los Geranios son una de las plantas de flor más populares en nuestros jardines y balcones. Además de las especies antes mencionadas, el gran surtido en sus variedades, permite disfrutar de ellos sin el riesgo de caer en la monotonía de un color, tanto de sus flores como incluso el de sus hojas. Y sin olvidar sus diferentes portes ya que los hay colgantes, de mata baja y arbustiva.

En esta ocasión haremos referencia a los Geranios en primavera y sus cuidados. Siguiendo unos pequeños consejos, disfrutaremos de ellos durante una gran parte del año.

La plantación de los geranios.
Para conseguir que florezcan abundantemente, siempre procuraremos plantarlos en zonas que se encuentran a pleno sol.

Si es en maceta o jardinera, elegiremos un Sustrato universal o Sustrato de plantas de exterior.

En cambio, si los vamos a plantar de forma directa en el jardín, podemos mejorar la tierra existente mezclándola con el Sustrato de plantación entre un 20 y un 35% según la calidad del terreno.

Podemos aprovechar el momento de remover la tierra durante la plantación, para aportar un abonado de fondo con un Abono Universal Complejo, que posea una riqueza del tipo 12-11-18+2,6 MgO + microelementos.

El riego de los Geranios.
Procuraremos mantener una humedad constante sin llegar al encharcamiento. Los Geranios suelen tener un gran follaje y ello conlleva un importante volumen de transpiración. Evitaremos mojar sus flores, así como el regar durante las horas de mayor calor.

El abonado de los Geranios.
Comenzaremos con el abonado a las dos o tres semanas de su plantación. Es recomendable mantener un abonado de mantenimiento, aportándolo mediante un Abono líquido Universal o un Fertilizante Orgánico Universal, disuelto en el agua de riego.

Las dosis recomendadas suelen coincidir con las más bajas recomendadas por el fabricante ya que por otra parte, abonaremos con mayor frecuencia.

Plagas de los Geranios.
De las plagas posibles que se pueden presentar, el Pulgón y la Mariposa del Geranio son las más frecuentes en esta época del año. Las combatiremos con los Insecticidas Polivalentes, que además también controlarán posibles apariciones de Mosca blanca y Orugas.

Enfermedades de los Geranios.
El Mildiu y la Roya son dos de las enfermedades más frecuentes en esta época del año. Tratamientos a los primeros síntomas con un Fungicida Polivalente, que suelen poseer un eficiente fungicida en su formulado, combatirá estas enfermedades criptogámicas eficazmente.

No hay comentarios

Dejar respuesta