Jacaranda mimosifolia

1301
Jacarandas 1

De bellas flores color azul claro a violáceo, la Jacaranda mimosifolia e un árbol subtropical que se puede encontrar con frecuencia en muchos jardines del arco mediterráneo español.

Popularmente también se le conoce como Jacaranda, Jacarandá, Llama azul, Gualanday Palisandro, Tarco… Pertenece a la familia de las Bignoniáceas y es originario de Sudamérica, concretamente de una amplia zona que comprende países como sur de México, Brasil, Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

La Jacaranda es un árbol de hoja caduca que alcanza en su estado natural hasta los 10 metros de altura, si bien en condiciones de árbol ornamental no suele alcanzarlos salvo en excepciones. Su tallo principal tiene una forma algo torcida y alcanza una altura de 2 a 3 metros en modalidad de árbol ornamental.

Sus hojas son opuestas, bipennadas con aproximadamente unos 16 pares de pinnas que a su vez sostienen de 14 a 24 pares de folíolos ovales. En su conjunto forman una copa poco uniforme y poco densa, alcanzando diámetros de poco más de 5 metros que proyecta una sombra de mediana intensidad.

En Europa florece sobre una primavera tardía y cuando este tiene varios años de edad. Florece antes de su brotación. Sus llamativas y numerosas flores son de color azul claro a violáceo, reunidas en forma de espigas piramidales y laxas. Cada ramillete está compuesto por más de 50 flores de cáliz pequeño, corola tubulosa, ensanchada y curvada.

Una vez fecundadas sus flores, su fruto es una cápsula oblonga leñosa, dehiscente, plana y similar a castañuelas y contienen pequeñas semillas aladas.

Sus raíces son de desarrollo oblicuo y fasciculadas, no son invasoras y se desarrollan relativamente cerca de la superficie, por lo que cuando se presenta un período de escasez de agua la Jacaranda se ve muy afectado.

La madera de su tronco es de color claro, vetas cortas y bien marcadas, dibujo parecido al fresno europeo, es liviana y muy trabajable… excelente para trabajos de carpintería.

Jacaranda

Dentro de la familia de bignoniáceas se encuentra el género Jacaranda, al cual pertenecen unas cuarenta especies de árboles y arbustos típicos de la América intertropical y subtropical. Todos ellos se desarrollan bien preferentemente en zonas con un buen régimen de lluvias, aunque pueden implantarse y prosperar en zonas más templadas.

Por su aspecto, en particular sus espectaculares floraciones, las Jacarandas son interesantes en jardinería, siendo la especie más popular la Jacaranda mimosifolia.

Jacarandas 3

A continuación exponemos una relación de especies pertenecientes al género Jacaranda:

  • Jacaranda acutifolia
  • Jacaranda alagoensis
  • Jacaranda alba
  • Jacaranda arborea
  • Jacaranda arrabidae
  • Jacaranda bracteata
  • Jacaranda brasiliana
  • Jacaranda caerulea
  • Jacaranda campinae
  • Jacaranda carajasensis
  • Jacaranda caroba
  • Jacaranda caucana
  • Jacaranda copaia
  • Jacaranda crassifolia
  • Jacaranda cuspidifolia
  • Jacaranda duckei
  • Jacaranda glabra
  • Jacaranda hesperia
  • Jacaranda intricata
  • Jacaranda irwinii
  • Jacaranda jasminoides
  • Jacaranda macrantha
  • Jacaranda macrocarpa
  • Jacaranda micrantha
  • Jacaranda mimosifolia
  • Jacaranda montana
  • Jacaranda morii
  • Jacaranda mutabilis
  • Jacaranda obovata
  • Jacaranda obtusifolia
  • Jacaranda orinocensis
  • Jacaranda oxyphylla
  • Jacaranda paucifoliata.
  • Jacaranda poitaei
  • Jacaranda praetermissa
  • Jacaranda puberula
  • Jacaranda racemosa
  • Jacaranda rufa
  • Jacaranda simplicifolia
  • Jacaranda sparrei
  • Jacaranda subalpina
  • Jacaranda ulei

Jacaranda como árbol ornamental

La Jacaranda como árbol ornamental es muy popular en los jardines españoles, en especial en aquellos situados en zonas cálidas, dada su procedencia subtropical. Los podemos encontrar tanto en jardines públicos como privados.

La Jacaranda mimosifolia en jardines públicos se suelen plantar en grupo cuando se trata de áreas verdes y en alineación como árbol urbano. En jardines privados suelen estar como árboles aislados, principalmente por falta de espacio.

Jacarandas 2

La forma de su copa suele ser poco uniforme y poco densa, alcanzando diámetros de poco más de 5 metros que proyecta una sombra de mediana intensidad.

Su verdadero atractivo reside en su espectacular floración que en Europa se produce sobre una primavera tardía y en árboles ya con tres o cuatro años de edad. Florece antes de su brotación. Sus llamativas y numerosas flores son de color azul claro a violáceo, reunidas en forma de espigas piramidales y laxas.

Por su carácter subtropical, la Jacaranda es muy sensible a temperaturas inferiores a -2 ºC de forma prolongada. Destacar que son mucho más sensibles los ejemplares.

Su ubicación en el jardín es a pleno sol pero aunque puede soportar una semisombra moderada.

La Jacaranda como árbol ornamental es bastante rústica y crece bien en suelos de textura areno-arcillo-humíferos. Como decimos, por su sistema radicular, requiere humedad en el terreno, limitando su crecimiento la sequía. Aunque tolera una cierta alcalinidad del terreno, vegeta mejor en neutro. Por el contrario, no tolera la salinidad en el suelo.

En cuanto a plagas puede ser atacado principalmente por pulgones, siendo bastante resistente a otros insectos. Y en lo que respecta a enfermedades, en ocasiones es atacado por hongos como Capnodium citri (fumagina) y Xanthomonas glandis.

La Jacaranda es un árbol no demasiado exigente y de crecimiento relativamente rápido. Por ello, requiere podas de formación y limpieza que tolera bien.

No hay comentarios

Dejar respuesta