El cultivo del Tagete

1818
tagetes

Como planta ornamental de temporada y dentro del grupo de plantas de primavera y verano, tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (planta joven), procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 centímetros de diámetro aproximadamente. Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, las podremos plantar en el jardín directamente… tal y como las hubiésemos comprado directamente de un vivero, centro de jardinería, floristería, etc.

El Tagete puede ser de las especies Tagetes erecta o Tagetes patula, diferenciándose entre sí principalmente por el número y tamaño de sus flores. El Tagete erecta es de flores grandes, mientras que las del Tagete patula son más pequeñas aunque bastante más numerosas.

En sustrato indicado en este caso es un “sustrato universal” o “sustrato para plantas de exterior”, aunque también se puede llegar a utilizar, dada su rusticidad un “sustrato para plantas de interior”, con un pH de entre 6 y 6,5. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 1,5 y 2.

Las temperaturas ideales son entre 8 a 10ºC durante la noche y de 22 a 26ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.

La exposición en el jardín de las nuevas plantas recién plantadas será a pleno sol.

Las plagas más comunes que se pueden presentar son el thrips, araña roja, la mosca blanca, el minador y las orugas.

En cuanto a las enfermedades no son muy frecuentes, pero en el caso de riesgo, el Pythium, Alternaria y Botrytis, pueden ser los más propensos a manifestarse.

En estas condiciones, el tiempo de cultivo del Tagete desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 5 a 8 semanas.

No hay comentarios

Dejar respuesta