La mejor mochila pulverizadora eléctrica

112
Mochila pulverizadora eléctrica BPE18 de HARDI

En el cuidado tanto de un jardín como de un huerto urbano, los tratamientos fitosanitarios y fertilizaciones foliares, son clave para el buen estado vegetativo de nuestras plantas. Para ello, las mochilas pulverizadoras son una de las máquinas que no suelen faltar en nuestro almacén.

Las mochilas pulverizadoras permiten actuar en espacios relativamente grandes con gran eficacia. Cuando éstos son mayores, entra en juego otro tipo de maquinaria, como por ejemplo los tanques de pulverizar, con volúmenes de disoluciones, presiones de aplicación y accesos en altura mayores. Ambos equipos no son incompatibles, sino complementarios en muchos casos.

Tratamientos con pulverización en rosal

¿Para qué se utilizan las mochilas pulverizadoras?

Las mochilas pulverizadoras sirven para realizar diferentes tipos de tratamientos e incluso mejorar la humedad ambiente de nuestras plantas de interior o bajo invernadero. En todos los casos, esta máquina permite pulverizar de forma fácil y eficaz, agua junto con un producto determinado disuelto en ella, sobre un terreno o planta.

Mochilas para tratamientos fitosanitarios

Ya sea un insecticida, fungicida o acaricida, por ejemplo, en momentos determinados del año, deben ser aplicados para mantener las plantas libres de plagas y enfermedades.

Mochilas para tratamientos herbicidas

Las plantas de huerto o jardín, pueden sufrir la competencia de las llamadas malas hierbas. Especies vegetales no deseadas que, de no eliminarse, competirán por la luz, el agua y nutrientes de las plantas cultivadas.

Mochilas para fertilización foliar

Si bien la fertilización es aplicada normalmente de forma directa en la tierra o sustrato, en ocasiones, es muy útil el aplicar vía foliar un determinado corrector de carencias, un nutriente o un bioestimulante agrícola. Estos serán absorbidos vía foliar de forma más rápida por la planta.

Mochilas para aumentar la humedad ambiente

Sobre todo, en verano, cuando las temperaturas son altas y la humedad relativa baja, muchas plantas se resienten, siendo una solución muy interesante el rociarlas mediante pulverización una, dos o más veces al día para mejorar esta humedad relativa a su alrededor. También, el rociado simplemente con agua sobre los esquejes durante su fase de enraizado, mejora su turgencia y evita su deshidratación hasta la emisión de sus nuevas raíces.

Como se puede apreciar, una mochila es más que una herramienta o máquina según se mire: es una aliada muy versátil para el correcto mantenimiento de nuestro huerto y jardín.

Mochila pulverizadora eléctrica para aplicar insecticidas

Mochilas pulverizadoras estándar, motorizadas o eléctricas

Actualmente hay en el mercado diferentes tipos de mochilas pulverizadoras. Por una parte, están las denominadas estándar, en las que para conseguir la presión necesaria para su funcionamiento, ésta se realiza de forma manual. Otro tipo son las motorizadas, en las que esta presión es conseguida mediante un motor de combustión. Y por último las eléctricas, en las que como su nombre invita a pensar, la presión es conseguida mediante un motor eléctrico.

A la pregunta ¿Cuál es la mejor mochila pulverizadora? La respuesta puede ser tan sencilla como todas. Al final, dependerá en gran medida de si cumplen o no, debidamente las prestaciones exigidas.

La mejor mochila pulverizadora eléctrica para huerto y jardín

En la elección de cuál comprar, y dentro de los tipos antes mencionados, un modelo u otro, dependerá de diferentes factores.

Entre ellos están las necesidades de uso: cuantas horas se van a emplear a lo largo del tiempo, rapidez de aplicación en los tratamientos, su ergonomía, su autonomía, calidades de sus materiales, eficacia de aplicación, facilidad de repuestos, si se opta por lo barato por ahorrar sin importar necesariamente las calidades ni prestaciones, o si el precio no es un impedimento y se persigue la máxima calidad, etc.

Comprar una mochila pulverizadora es una inversión. De igual forma que a la hora de comprar un electrodoméstico se valoran muchos parámetros, en este caso se está ante una situación similar. Con un añadido, una mochila interactúa directamente con el o la operaria y por lo tanto debe cumplir dos funciones importantes: debe ser cómoda en el manejo y eficaz en su trabajo de aplicación, sea cual sea el producto a aplicar.

Mochila pulverizadora eléctrica BPE18 de HARDI

Mochila pulverizadora eléctrica BPE18 de HARDI

Si nos centramos en las últimas generaciones de mochilas pulverizadoras eléctricas, un buen ejemplo de ellas es la mochila pulverizadora eléctrica, ligera y robusta BPE18 de HARDI.

Esta mochila eléctrica BPE18 de HARDI está preparada para pulverizar en espacios exteriores, tales como jardines, huertos o espacios de difícil acceso. También, por sus características de fabricación, para ser utilizada tanto por particulares y amantes del huerto y la jardinería, como por profesionales del mantenimiento de áreas verdes, deportivas, parques y jardines, por ejemplo.

Es importante destacar al fabricante como garantía de esta máquina. ILEMO HARDI es una subsidiaria de HARDI INTERNATIONAL, líder mundial en tecnología de pulverización. Con más de 60 años de experiencia, es pionera a nivel mundial en la aplicación de productos para la protección de cultivos. Conocida por la calidad, el diseño y el rendimiento de sus máquinas, ha entrado en este mercado con este novedoso equipo, diseñado especialmente para la aplicación de productos fitosanitarios como fungicidas, herbicidas e insecticidas, entre otros.

A diferencia de los modelos anteriores de esta empresa, la BPE18 de HARDI es eléctrica, de presión constante y regulable, y funciona con batería recargable.

Larga duración de la batería

La autonomía de una mochila pulverizadora eléctrica es fundamental. Este modelo cuenta con una batería de iones de litio de 12 V, otorgándole a la mochila un tiempo de funcionamiento de hasta cuatro horas de pulverización ininterrumpida.

Con tan sólo dos horas y media de carga, la mochila eléctrica BPE18 de HARDI está preparada para seguir pulverizando con la máxima eficiencia. Una de las ventajas del uso de maquinaria eléctrica, además de disminuir el peso de los equipos, es que son más ecológicas, ya que no consumen combustibles contaminantes.

Mochila pulverizadora eléctrica para aplicar herbicidas

Durabilidad y resistencia extremas

Durante la aplicación de productos fitosanitarios, herbicidas, fertilizantes, etc. se producen abrasiones en boquillas y ataque a ciertas partes del equipo, que con el tiempo llegan a deteriorar el material de la mochila, si éste no es de la calidad adecuada.

En este contexto, la mochila BPE18 de HARDI está fabricada con materiales que ofrecen una extrema durabilidad. Su depósito amarillo de 18 litros está fabricado de polietileno soplado, que asegura una excelente resistencia, tanto térmica como química, además de resistir los mayores impactos.

La mochila también dispone de una bomba de membranas de Viton® ultra duraderas y de alto rendimiento, lista para resistir cualquier tipo de producto de pulverización, tanto en polvo como en líquido.

Este modelo está equipado con una manguera reforzada, una lanza y un porta-boquillas. Destacar que se suministra, además, con un juego completo de boquillas, con pastilla y difusor.

Fácil de usar

Su facilidad de uso es muy valorada por quien trabaja con ella. Su depósito cuenta con una tira translúcida para poder controlar la cantidad de producto que queda de forma rápida y sencilla.

Su boca de carga del depósito es ancha y cuenta con un filtro de malla fina para un llenado fácil, a la vez que evita la entrada de residuos o partículas de un tamaño superior al que pueda comprometer el correcto funcionamiento de la boquilla. Una forma eficaz de evitar obstrucciones en ella.

Además, incluye un regulador electrónico para tres posibles presiones de trabajo constante, llegando hasta 3,3 Kg de presión de pulverización. Estos niveles van desde una alta presión para los cultivos de mayor densidad y alcance a baja presión para otros tipos de cultivos más delicados o menos densos.

Mochilas eléctricas de pulverizar ergonómicas

Ante todo, comodidad en una mochila pulverizadora

La mochila pulverizadora eléctrica BPE18 de HARDI está pensada para durar; su resistencia, estabilidad y distribución del peso en espalda y hombros han sido optimizadas para su uso diario.

En vacío pesa tan solo 6,2 kg y su ergonomía está pensada hasta en los más pequeños detalles. Está equipada con correas y tensores ajustables y reforzados para hombros, pecho y cintura. Un respaldo flexible, cintura ajustable y un armazón de transporte ergonómico, que hacen que el usuario pueda usar esta mochila pulverizadora a diario, sin que ello le pueda perjudicar.

¿Cómo conseguir la mochila pulverizadora eléctrica HARDI?

Estas mochilas eléctricas de pulverización no se encuentran en todos los puntos de venta de suministros agrícolas y de jardinería. Únicamente, aquellos que desean ofrecer a sus clientes maquinaria de gran calidad, los incorporan a su oferta.

Una forma fácil de conseguirla es consultando el Localizador de Distribuidores Oficiales de productos HARDI. Una herramienta online, que la firma pone a disposición de quienes desean comprarla. Así, de forma sencilla se puede localizar el punto de venta oficial más cercano.

>> Acceder al Localizador de Distribuidores Oficiales de productos HARDI

Destacar que, con motivo de su lanzamiento, HARDI ha establecido un precio de 450 € (IVA y transporte no incluidos).

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí