Sopa Ribollita con Kale

16
Sopa ribollita

La col o repollo es una planta que ya consumían los celtas, los griegos y los romanos por sus propiedades medicinales. Tiene forma redonda y se compone de capas de hojas superpuestas. Se utilizaba como remedio para trastornos pulmonares e intestinales, también para aumentar la producción de leche en las mujeres lactantes. Se cree que llegó a Europa alrededor del año 600 a C. traído por grupos de merodeadores celtas.

Lo cierto es que la col, como todas las crucíferas, tiene unas propiedades excepcionales. Referencias medicinales nos dicen que el repollo es una fuente excelente de vitaminas C y K y una muy buena de fibra, folato, vitamina B6 y ácidos grasos omega-3.También lo es de vitamina B1, B2, calcio, vitamina A y proteína.

Como dato curioso encontramos que repollo verde contiene más glucosinolatos, mientras que el repollo rojo tiene más polifenoles y antocia-ninas. Los dos son excelentes para la salud, así que podemos preparar para acompañar cualquier comida una colorida y rica ensalada que contenga los dos.

Kale y repollo verde para la sopa ribollita

Para 6 raciones, la preparación será de unos 30 minutos con una cocción de dos horas. Si lo hacemos en una olla de barro mejor. Indicar también que para esta receta hemos utilizado el kale negro toscano.

Ingredientes para la Sopa Ribollita:

  1. Alubias blancas 400 gr ó dos botes de alubias cocidas de 200 gr.
  2. Kale 1 manojo, aunque podemos también utilizar acelgas.
  3. Col lisa (Repollo verde) 1/2 bola.
  4. Patatas 3 medianas.
  5. Zanahoria 3 medianas.
  6. Cebolla 1 mediana.
  7. Tomates 2 tipo pera.
  8. Pan del día anterior.
  9. Aceite de oliva virgen extra.
  10. Sal.
  11. Pimienta.

Sofriendo las verduras para la sopa ribollita

Pasos para su elaboración:

  • Pon en remojo las alubias durante toda una noche.
  • Cocínalas en abundante agua fría con un poco de sal. Cuando estén listas escúrrelas guardando el agua de cocción. (Puedes utilizar las alubias en conserva).
  • Pela las patatas y la zanahoria y córtalas en cubitos. Lava las coles y córtalas en tiras de unos 1 cm más o menos de ancho.
  • Corta la cebolla muy fina y fríela en poco aceite.
  • Cuando la cebolla esté dorada se añaden las patatas, la zanahoria, las coles y el tomate. Darle unas vueltas y añadir el agua de cocción de las judías o si utilizas las de conserva agua, hasta llegar un par de centímetros por debajo de la superficie de las verduras. Salpimenta y cocina unos minutos a fuego alto. Cuanto comience a hervir baja el fuego y deja cocinar durante 45 minutos.
  • Coge la mitad de las alubias y tritúralas con la batidora o un pasapuré.
  • Se añade la crema de judías a las verduras que llevan cociéndose ya desde hace 45 minutos y dejamos cocinar 30 minutos más. Si es necesario se añade más agua.
  • Pasado este tiempo, se añaden las judías que quedan al resto de verduras y se aparta del fuego.
  • Podemos freir el pan a rebanadas o hacer picatostes, al gusto. Los celiacos pueden tomar este plato con pan sin gluten.
  • Servirmos la sopa en una sopera grande con el pan aparte o en los platos individuales, colocando la sopa y un una rebanada o los picatostes encima.

Batiendo las alubias para la sopa ribollita

Ingrediente destacado: El kale

El kale está de moda. También conocida como berza o col rizada es una de las plantas hortícolas altamente nutritiva y de hecho hay quien la cataloga como la verdura reina de los llamados súper alimentos.

El valor nutritivo del kale por cada 100 gramos contiene: Tan sólo 50 calorías, 135 mg de calcio (100 gramos de leche contienen 120 mg de Ca), 120 mg de vitamina C (la misma cantidad de naranja contendría unos 50 mg). Y es muy rico en potasio, conteniendo una cantidad similar a 100 gramos de nueces.

Sirviendo la sopa ribollita

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí