Agave americana

2039
Agave americana

La Agave americana es una planta utilizada en jardinería en España, si bien, por su rusticidad la podemos encontrar de forma silvestre en campos y barrancos en zonas de clima mediterráneo. De hecho, hay comunidades autónomas de España que la incluyen en sus catálogos de plantas invasoras.

Esta planta se ha globalizado, tanto por su uso en jardinería como para la producción de fibras para cordelería. Su fácil cultivo le ha permitido que se haya extendido fácilmente por zonas templadas y áridas de todo el mundo. Fue introducida en Europa a través de España en el siglo XVI, primero como planta ornamental y después como planta textil.

Agave americana

Pitera o pita

Su nombre científico es Agave americana, aunque se le conoce popularmente con nombres como pitera, pita, alcivara, cardón, acibara, sisal, abecedaria, azabara, maguey, mague,… pertenece a la familia de las Agavaceae y es una planta originaria de México y el sur de Estados Unidos. De ahí se ha extendido y naturalizado en muchas regiones del mundo de clima cálido como por ejemplo en Sudamérica, toda la cuenca mediterránea, zonas de Asia, India, Australia, etc.

Podemos describir al Agave americana como un arbusto perenne, acaule espinoso, que alcanza una altura de hasta dos metros, si bien, su escapo floral puede alcanzar hasta 12 metros. Este tallo floral lo emite a principios de primavera y se va desarrollando hasta florecer en verano.

Sus hojas crecen en roseta basal abrazando el tallo, son carnosas, con el margen espinoso y un agudo espolón en el extremo apical. La especie base tiene sus hojas de color gris-azulado, aunque según la variedad esta puede tener bandas a lo largo de sus hojas de color amarillo o blanco y en sus diferentes tonos. El tamaño de sus hojas puede ser entre uno a dos metros de largo por unos 20 centímetros de ancho aproximadamente. Respecto a sus espinas, estas crecen a lo largo del borde de sus hojas con un tamaño alrededor de unos dos centímetros y el apical, mucho más pronunciada que puede superar los cinco centímetros de longitud además de ser bastante más gruesa.

Su floración es espectacular y como hemos avanzado lo hace una sola vez coincidiendo con el final de su ciclo vegetativo (este fenómeno se conoce como monocarpismo). Lo hace produciendo una inflorescencia terminal basada en un tallo de unos ocho o diez metros de altura y una anchura superior a los diez centímetros de diámetro. Hacia el final de este tallo floral emite unas pequeñas ramas en forma de panícula abierta terminadas en grupos de flores bisexuales de color amarillo-verdoso. Cada una de estas flores es de unos 5 a 10 centímetros y como curiosidad suelen ser polinizadas por murciélagos. El fruto final es una cápsula trígona y alargada.

Destacar que el Agave americana emite a lo largo de su vida un gran número de hijuelos o retoños desde sus raíces superficiales.

Cuidados de Agave americana en el jardín

El Agave americana se llega a comportar como planta invasora de forma que puede colonizar muchos hábitats diferentes como acantilados, bosques del litoral o del interior, campos de cultivo y zonas alteradas, sobre todo en terrenos pedregosos y algo áridos bajo un clima templado. Por lo tanto estamos ante una planta muy rústica y resistente.

Esta cualidad es importante para ser utilizada ornamentalmente en jardines públicos y privados de carácter mediterráneo e inclusive en xerojardinería. Para su uso como planta ornamental se debe dar importancia a su ubicación de cara a controlar sus dimensiones ya que coloniza el espacio fácilmente mediante la emisión de rizomas. Y relacionado con su ubicación, también es importante que no se encuentre en zonas de paso para evitar heridas causadas por sus puntiagudas hojas.

Su exposición debe ser muy soleada y aireado para prevenir problemas de enfermedades.

El suelo debe estar bien drenado y aunque tolera la sequía no quiere decir que se desarrolle mejor con la humedad necesaria. Por lo tanto prácticamente no habrá que regarla más allá de los riegos normales del jardín o las lluvias que se puedan dar cuando esté plantada directamente en el jardín. En maceta e distinto pero escasamente.

Para su abonado lo realizaremos desde primavera a otoño con un fertilizante especial para plantas cactáceas que son bajos en nitrógeno.

No requiere poda y si se tiene que cortar algunas de sus hojas, se realiza fácilmente con cuchilla ya que con otros utensilios pueden aparecer problemas por ser muy ricas en fibras.

Agave americana

Cultivo del Agave americana

El cultivo del Agave americana se realiza en viveros especializados y normalmente todo su cultivo se realiza en contenedor. Su destino principal es como planta ornamental y se cultivan varias variedades, siendo las más destacadas aquellas que aportan variaciones de color en sus hojas.

Su multiplicación se realiza por división de mata mediante sus retoños basales que crecen alrededor de la planta madre. El método de semilla no es tan común y de realizarlos se sembrarían a principios de primavera cunado las temperaturas se sitúan sobre los 20ºC para que germinen correctamente.

Como avanzamos, el método más rápido y seguro de multiplicar el Agave americana es cortando con cuchilla los pequeños retoños que crecen a ras de suelo proveniente de la planta madre. Una vez cortados, los dejaremos secar un día para que cicatrice correctamente la zona de corte. Al día siguiente se puede plantar en una maceta de unos 12 a 14 centímetros con un sustrato del tipo plantación al que se le añadirá un 20 a 30% de arena de rio lavada para favorecer su aireación. Estas plantitas enraizarán rápidamente y entre 60 a 90 días ya se podrán plantar directamente en el jardín.

Si se desea que adquieran más tamaño es cuestión de tiempo. Para ello se trasplantarán a un contenedor mayor con un sustrato similar al comentado. El riego será periódico procurando que la humedad del sustrato sea excesiva. Para el abonado se realizarán cada 12 o 20 días con un fertilizante tipo 18-12-24 más microelementos a la dosis de 1 gramo por litro de agua.

En cuanto a plagas, el Agave americana no suele tener amenazas importantes, salvo el picudo negro (Scyphophorus acupunctatus) que desde hace unos años está causando verdaderos estragos. Para su control se realizarán tratamientos con insecticidas recomendados.

Durante el cultivo en macetas o contenedores de gran tamaño, suene comenzara aparecer pequeños retoños, los cuales se cortarán y entrarán a formar parte de su multiplicación como plantas madres temporales.

Agave americana

Variedades de Agave americana

Existen varias variedades de Agave americana que se comercializan como plantas ornamentales, siendo todas ellas las que presentan dos coloraciones en sus hojas. Entre las variedades más populares se encuentran:

  • Agave americana ‘Mediopicta’. También llamada Agave variegado, de hoja ancha con banda blanca cremosa en el centro de esta.
  • Agave americana ‘Variegata’. Esta posee los bordes de color blanco cremoso.
  • Agave americana ‘Marginata’. Sus hojas poseen bordes anchos de color amarillo.

Usos del Agave americana

Los usos actuales del Agave americana son básicamente ornamentales, si bien también se han venido utilizando en agricultura como plantas para delimitar lindes o fijación de taludes lindantes a barrancos por ejemplo.

Este último caso ha hecho que crezcan de forma asilvestrada en taludes y sitios incultos de la región mediterránea. En España se encuentra el Agave americana se encuentra asilvestrada, así como en otros países mediterráneos, desde el siglo XVI. Desde entonces constituye a menudo un rasgo típico del paisaje mediterráneo.

Ornamentalmente se utilizar para adornar jardines rocosos, laderas, taludes, o bien en grandes macetas para adornar entradas, parques, etc. Por su tamaño son muy adecuadas para las zonas más silvestres del jardín.

Curiosidades del Agave americana

Entre las curiosidades del Agave americana se encuentran:

  • Florece una sola vez tras diez o doce años y tras ella la planta muere.
  • Una de sus virtudes es ser una planta muy resistente a la sequía.
  • El Agave americana ha sido incluido en el Catalogo Español de Especies Exóticas Invasoras.
  • En México se produce de ella, con el jugo azucarado que se obtiene de cortar los escapos jóvenes, una bebida fermentada llamada pulque.
  • Como recurso textil, de sus hojas se extrae una fibra que se usa para fabricar hilos, cuerdas y sogas.
  • Sus flores suelen ser polinizadas por murciélagos.
  • Las saponinas de las hojas se usaban para lavar la ropa negra de luto porque el jabón normal dejaba círculos blanquecinos. Las saponinas son glucósidos de esteroides o de triterpenoides, llamadas así por sus propiedades semejantes a las del jabón.

¿Es venenosa el Agave americana?

El jugo de las hojas del Agave americana puede producir ceguera en contacto con los ojos.

También puede producir irritación en la piel a su contacto, por lo que para su manipulación se aconseja utilizar guantes y manga larga, sobre todo cuando se cortan sus hojas ya que la irritación la produce su savia.

Agave americana

Picudo negro o Scyphophorus acupunctatus

Hay una pregunta muy común en estos últimos años en España y es ¿Por qué se mueren las pitas en la Costa Mediterránea? La respuesta es por culpa del picudo negro o Scyphophorus acupunctatus.

Convertido en parte del ecosistema de regiones mediterráneas como Almería, Huelva, Cádiz, Málaga, Murcia, Alicante, Valencia, Castellón, Tarragona,… vemos como merman los ejemplares de Agave americana, siendo devastadas por el picudo negro o Scyphophorus acupunctatus, un pequeño escarabajo que proviene de América y ataca tanto a esta planta como a otras diferentes especies de agaves, así como a la yucca.

Este escarabajo se desplaza rápidamente y deposita sus larvas en el interior del tallo del Agave americana. Cuando eclosionan los huevos, sus larvas se alimentan de la planta hasta llegar a ser adultos, provocando daños irreparables en la planta que junto con la acción de diferentes bacterias, termina por provocar la putrefacción de la planta.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí