Año Internacional de las frutas y verduras

140
Bodegon frutas y verduras

La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) ha designado este año 2021 como Año Internacional de las frutas y verduras.

Todas las personas sabemos que debemos incluir frutas y hortalizas en nuestra dieta diaria, para ayudar a mantener nuestro organismo saludable. Su consumo diario nos aporta nutrientes y elementos esenciales para garantizarnos una dieta saludable y que repercuta en nuestro organismo para poder hacer frente a enfermedades, ya que fortalecen el sistema inmunitario.

La definición de las frutas y verduras según la FAO, son aquellas partes comestibles de las plantas tanto cultivadas como silvestres, con un procesamiento mínimo o crudas, (hojas, tallos, brotes y raíces, flores y estructuras seminíferas).

Las frutas y hortalizas mínimamente procesadas son aquellas que se presentan congeladas, desecadas, como fruta cortada o embolsada o en ensaladas de frutas o verduras. Todas ellas conservan los nutrientes así como sus propiedades físicas y químicas de la misma manera que las frescas.

La obesidad lleva muchos años cebándose en una población cada vez con más prisas, con poco tiempo de cocinar y recurriendo a la ingesta de alimentos poco nutritivos y con altos niveles de azúcar, sal, grasas y calorías.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda 400 gramos de consumo de frutas y hortalizas al día, para las personas adultas. Por eso es importante concienciar sobre el beneficio de incrementar su consumo en el día a día, llevando a cabo una dieta diversa y saludable.

El papel de una agricultura más productiva y sostenible es fundamental para llevar a cabo estrategias que permitan aumentar la eficiencia del uso de la tierra, el agua, así como la eficacia de los agronutrientes y la fauna auxiliar en el control de plagas, sin perjuicio para el medio ambiente.

Las frutas y verduras son alimentos perecederos por lo que es de suma importancia reducir al máximo su perdida o desperdicio aumentado la productividad y eficiencia en las cadenas de suministro.

2021 Año de las Verduras y Frutas

2021 El Año Internacional de las frutas y hortalizas

Los objetivos principales de este 2021 Año Internacional de Frutas y Verduras son:

  • Concientizar sobre los beneficios del consumo de frutas y hortalizas para la salud y la nutrición y orientar las políticas hacia dichos beneficios.
  • Promover dietas y estilos de vida saludables, equilibrados y diversificados mediante el consumo de frutas y verduras.
  • Reducir la pérdida y el desperdicio en los sistemas alimentarios de las frutas y verduras.
  • Difundir las mejores prácticas sobre:
    • Fomento del consumo y la producción sostenible de frutas y verduras en apoyo de los sistemas alimentarios sostenibles.
    • Mayor sostenibilidad en el almacenamiento, transporte, comercio, procesamiento, transformación, venta minorista, reducción del desperdicio y reciclaje, así como en las interacciones entre estos procesos.
    • Integración de los pequeños agricultores, en especial los agricultores familiares, en las cadenas de producción, suministro y valor locales, regionales y mundiales en aras de la producción y el consumo sostenibles de frutas y verduras, reconocimiento de las contribuciones de las frutas y verduras, incluidas las razas no mejoradas y las variedades del agricultor, a su seguridad alimentaria, nutrición, medios de vida e ingresos.
    • Fortalecimiento de la capacidad de todos los países, y en especial de los países en desarrollo, para adoptar enfoques y tecnologías innovadoras de la lucha contra la pérdida y el desperdicio de frutas y verduras.

Mercado de frutas y verduras 2021

Los consumidores también podemos contribuir a reducir el desperdicio de frutas y verduras practicando un consumo responsable. Comprar las frutas y verduras para un corto plazo evitará que se deterioren y que terminen en la basura.

Son muchas las medidas que podemos y debemos poner en marcha si queremos un mundo mejor y llegar a la ansiada pobreza cero. En la Agenda 2030 se expone de manera clara en el Objetivo 2: Poner fin al hambre.

Es necesario llevar a cabo un cambio profundo en el sistema agroalimentario mundial si queremos alimentar a más de 820 millones de personas que padecen hambre y a los 2000 millones de personas más que vivirán en el mundo en 2050. El aumento de la productividad agrícola y la producción alimentaria sostenible son cruciales para ayudar a aliviar los riesgos del hambre“.

Revisemos nuestros sistemas alimentarios y comprometámonos con un mundo más sano, resiliente y sostenible en el que todas las personas tengan a su alcance, y puedan permitirse, la nutrición variada que necesitan, con estas palabras concluyó el Presidente General de las Naciones Unidas (ONU), Sr. Guterres la presentación oficial del Año.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí