Ensalada de pasta

1451
Ensalada de pasta 1

Las ensaladas de pasta son un excelente plato para el verano, templadas o frías suelen ser más que apetecibles cuando llega el calor. Se pueden dejar hechas y reservar en el frigorífico o hacerlas en el momento que se vayan a consumir. Su elaboración siempre es sencilla y se pueden utilizar tantos ingredientes como se quiera. Son sabrosas y nutritivas, nos aportan carbohidratos que nos llenarán de energía. Si la pasta es integral o de verduras, mucho mejor, ya que contiene más minerales, vitaminas y fibra. El aporte de calorías también será menor.

Ingredientes para la ensalada de pasta:

  • 125 gr. de pasta tipo helices con verduras
  • 1 pimiento rojo y 1 verde
  • 1 zanahoria
  • 100 gr. tomates cherry
  • 1 calabacín
  • 3 nueces
  • Salsa pesto: aceite, piñones y albahaca, a poder ser fresca

Pasos para su elaboración:

  • Se cortan las verduras en trocitos, al igual que las nueces.
  • Se rehoga la verdura, junto con las nueces, mientras, se ponen a hervir unos 2 litros de agua.
  • Cuando rompa a hervir, se echa la pasta.
  • Sacar la pasta cuando esté al dente, dejarla escurrir y mezclarle las verduras
  • Añadir la salsa al pesto.

Salsa pesto:

  • Se hace la salsa pesto con el aceite, la albahaca picada, junto a los piñones, calentando a fuego bajo durante 2 minutos, hasta que el aceite tome el aroma de la albahaca.

Ingrediente destacado: Los piñones

¡Sabias que los piñones son el fruto seco más característico del Mediterráneo. Son ricos en nutrientes esenciales como los ácidos grasos omega-6 y omega-3. Estos ácidos grasos esenciales son necesarios para cuidar de nuestro sistema cardiovascular y la salud de nuestro cerebro.

Por su contenido en vitamina E es uno de los mejores remedios para combatir el estrés y los síntomas del envejecimiento. Es ideal para las personas veganas y vegetarianas o aquellas que realicen ejercicio físico habitualmente, por su gran aporte de proteínas.

Su riqueza en proteínas es superior al de las nueces, disminuye el colesterol malo, y gracias al ácido oleico que contiene, es ideal para la salud del aparato circulatorio. Si los piñones se compran pelados que es lo más habitual, se deben de consumir antes de que se pongan rancios. Guardarlos siempre en recipientes cerrados, y donde no haya humedad.

No hay comentarios

Dejar respuesta