Loro, Azarero o Laurel de Portugal

2755
Prunus lusitanica

El Loro, Azarero o Laurel de Portugal, (Prunus lusitanica) perteneciente a la familia Rosaceae, es un pequeño árbol perennifolio que puede alcanzar 10 m de altura, en general, inerme, con hojas coriáceas y perennes, aserradas, que se considera un relicto de los bosques de laurisilva terciarios. Sus flores son hermafroditas, pentámeras regulares, de color blanco y aparecen en cimas racemiformes. Dan lugar a un fruto negro y brillante al madurar.

Sus hojas son simples, ovado – lanceoladas, grandes, algo coriáceas y ligeramente dentadas, con el haz verde reluciente y envés más pálido y glauco. El tronco es muy ramificado desde la base. El laurel de Portugal, como también se le conoce, florece alrededor de junio, dando unas flores blancas de unos 8 mm. de diámetro, tamaño similar al del fruto, aunque éste es lampiño, primero verdoso y después púrpura negruzco en la madurez.

Es un árbol propio de zonas de clima húmedo y templado, con presencia de agua permanente. Su ambiente preferido lo constituyen situaciones microclimáticas caracterizadas por una humedad ambiental muy alta como algunos fondos de barrancos resguardados y con arroyos de cauce continúo. Suele aparecer aislado o en pequeños grupos o rodales en el interior de gargantas, de carácter silíceo, cerradas y profundas.

Normalmente, son zonas de media montaña mediterránea con influencia atlántica, en áreas de rebollares, castañares y quejigares, con el acompañamiento de especies como el arraclán, el madroño, el avellano, el acebo y la hiedra, entre otras.

El Loro es una especie espontánea de la Península Ibérica, Macaronesia (Canarias y Madeira) y norte de África. El loro está considerado como una reliquia de los bosques de tipo laurisilva que en la Península tuvieron gran importancia durante el Terciario. En la actualidad, en España existen pequeñas loreras en las sierras de Guadalupe y Villuercas, montes de Toledo y algunos barrancos de la vertiente meridional de Gredos; junto a algunos ejemplares sueltos en áreas aisladas de Andalucía occidental, León, Cantabria, Navarra y Cataluña.

El Loro es una especie incluida en el Catálogo Regional de especies amenazas de la Flora y Fauna Silvestre de La Rioja (Decreto 59/1998, de 9 de octubre) en la categoría de “en peligro de extinción”.

No hay comentarios

Dejar respuesta