Pelargonium quercifolium

174
Flores de Pelargonium quercifolium

Son varias las especies de Pelargonium spp comerciales desde el punto de vista ornamental como, por ejemplo: Pelargonium zonale, Pelargonium peltatum, Pelargonium grandiflorum, Pelargonium graveolens, Pelargonium crispum, etc. incluso el Pelargonium interspecific – Pelargonium interespecífico.

Sin embargo, hay otras muchas especies de Pelargonium spp no tan populares pero igualmente interesantes, especialmente cultivadas como plantas de jardín. Un ejemplo de ellas es el Pelargonium quercifolium.

Geranio de hoja de roble

Si bien su nombre científico es Pelargonium quercifolium, es conocido comúnmente como geranio de hoja de roble, que como su nombre invita a adivinar, lo es por la forma de sus hojas. Pertenece a la familia Geraniaceae y es originario de Sudáfrica.

Otros nombres populares, además del geranio hoja de roble, son geranio perfumado, malvarrosa roble y geranio con olor a almendra, por su aroma parecido a este fruto seco.

Su nombre científico viene del griego (Pelargonium) Pelargos que significa cigüeña debido a la forma de su fruto. Y Quercifolium, referente a las hojas del roble (Quercus).

Plantas de Pelargonium quercifolium

El geranio de hoja de roble es de porte arbustivo, muy ramificado, de crecimiento rápido que puede llegar a alcanzar un metro de ancho por un metro y medio de altura. Por lo tanto, con un desarrollo más alto que ancho.

Su sistema radicular es fasciculado y con tendencia a desarrollarse entre la superficie y los 30 centímetros de profundidad, siendo así bastante superficial.

Sus jóvenes tallos tienen cierta vellosidad, que con el tiempo se pierde, adquiriendo aspecto leñoso.

Sus hojas son perennes, glandulares y, por lo tanto, algo pegajosas, perfumadas y de color verde intenso. Su aspecto es ampliamente pinnado en 5 a 7 lóbulos profundos que recuerdan a las hojas de algunos robles.

Aunque en clima de invierno suave puede florecer durante todo el año, su floración comienza y es más potente en primavera.

Sus flores, relativamente grandes, son emitidas en inflorescencia, como umbelas que pueden contener de 2 a 6 e incluso hasta 10 flores con cinco pétalos de unos dos centímetros y medio de largo cada una. Estas flores son de color rosa con marcas de color rosa más oscuro.

Sus semillas estás adaptadas a la dispersión por el viento. Otra de sus cualidades que una vez en el suelo, estas semillas perforan su camino hacia el suelo por medio de la cola en forma de sacacorchos que está unida al final de la semilla. Si nos fijamos, una vez que se desprende la semilla de la planta, por el viento, en su vuelo gira a modo de sacacorchos, como si de una broca se tratase.

Cuidados del Pelargonium quercifolium en el jardín

El Pelargonium quercifolium suelen emplearse en jardinería para formar borduras, así como plantarse de manera aislada en macetas y jardineras en el caso de patios y terrazas.

Resiste cierto grado de salinidad, siendo indicadas para jardines costeros mediterráneos.

Para que crezcan adecuadamente, debemos prestar atención a una serie de cuidados del Pelargonium quercifolium en el jardín. Uno de ellos será la exposición y, por lo tanto, el lugar de plantación.

Es una con necesidades lumínicas exigente, en consecuencia, debe situarse en un sitio con exposición directa al sol. En zonas con demasiada sombra crecerá en exceso, sin porte compacto y emitirá una escasa floración.

Al ser una planta de clima de inviernos suaves, se evitará plantarla en zonas con riesgo de heladas. Si está en maceta, en estos periodos puede resguardarse en invernadero o cubrirlas por la noche con una manta térmica para cultivo.

El Pelargonium quercifolium crece bien sobre terrenos y sustratos ligeramente ácidos, con textura arenosa o franca, que tengan buen drenaje.

Le gusta la humedad, pero sin excesos. Por ello, es recomendable realizar riegos periódicos pero cortos. Un aspecto interesante a comentar es que no tolera los encharcamientos.

Para su abonado, se puede enriquecer la tierra con un compost a finales de invierno. Si se aplica un abonado líquido o cristalino, este se disuelve en el agua de riego. El fertilizante debe ser equilibrado y con microelementos a principios de primavera, para ir incrementando el potasio seguidamente para potenciar la floración y evitar que la planta crezca excesivamente tierna.

Plagas y enfermedades del geranio de hoja de roble

En cuanto a plagas y enfermedades del geranio de hoja de roble, hay que adelantar que se trata de una planta muy rústica. Aun así, de aparecer, son las propias de todos los geranios.

Plagas del geranio

  • Cacyreus marshalli. Conocida como mariposa del geranio, polilla del geranio o mariposa africana.
  • Tetranychus urticae. La popular araña roja siempre está al acecho con la llegada de las altas temperaturas y humedades relativas bajas.
  • Pulgones. Bajo este nombre genérico se conocen a diferentes especies como por ejemplo el Myzus sp., Aphis sp., Brevicoryne sp., Machosiphum sp. o el Acyrthosiphon sp.
  • Bemisia tabaco. Es la temida mosca blanca.
  • Cochinillas. Sobre todo, la cochinilla algodonosa, Planococcus citri y Dysmicoccus grassi, son las más populares.
  • Pieris brassicae, Autographa gamma (plusia), etc. componen el grupo de orugas que devoran las hojas y capullos florales del Geranio.
  • Empoasca lybica. Es conocida como mosquito verde.
  • Nematodos. Sus síntomas se suelen confundir con problemas derivados del exceso de agua, carencia de nutrientes, etc.

Enfermedades del geranio

  • Puccinia sp. Se conoce como roya.
  • Botrytis cinerea. Es la popular botritis que se presenta especialmente en épocas de ambiente fresco y húmedo.
  • Erysiphe spp. Conocido como Oídio, un polvo blanco o cenizo muy típico sobre el haz de las hojas principalmente.
  • Alternaria spp. Se le conoce como Alternariosis.
  • Gloeosporium pelargonii. Conocida como antracnosis aparece sobre sus hojas, brotes y capullos en forma de manchitas negruzcas o marrones.
  • Ascochyta spp. Produce manchas redondeadas marrones con puntitos negros.
  • Pythium spp. Conocido como mal del pie es una enfermedad que ataca al cuello de la planta.

Plantas de Pelargonium quercifolium

Variedades del geranio de hoja de roble

Aunque no se ha trabajado en la obtención de variedades de Pelargonium quercifolium como en otras especies de Pelargonium más populares, sí se han conseguido algunos híbridos. Por ejemplo:

  • Pelargonium quercifolium ‘Fair Ellen’. Variedad con hojas con aroma a almendras, flores rosadas y manchas oscuras en sus hojas.
  • Pelargonium quercifolium ‘Giant Oak’. Variedad con hojas grandes y con aroma a almendras, flores rosadas y manchas oscuras en sus hojas.
  • Pelargonium quercifolium ‘Royal Oak’. Variedad con hojas con aroma a almendras, flores rosadas y las venas de sus hojas más oscuras.

Cultivo de Pelargonium quercifolium

El cultivo de Pelargonium quercifolium puede ser mediante semilla o esqueje. En los dos casos, la época adecuada es a principios de primavera o de otoño si el clima es ligeramente cálido.

Multiplicación del Pelargonium quercifolium por esqueje

Los esquejes del geranio de hoja de roble se deben cortar de plantas madres seleccionadas: vigorosas, sanas, con buena floración, etc.

Si no se tienen instalaciones como por ejemplo invernaderos, la fecha ideal es a comienzos o mediados de primavera. Para ello se cortan esquejes apicales o interdonales de unos cinco a ocho centímetros. En el caso de los interdonales con tres a cinco hojas si los entrenudos son muy cortos.

Puede aplicarse una hormona de enraizamiento para favorecer la emisión de raíces.

Se pueden preparar unas macetitas o bandeja de alvéolo con un sustrato tipo plantas de interior. Este se riega y se procede a la plantación de un esqueje por unidad.

Seguidamente se cubre con un plástico transparente para evitar la deshidratación y se coloca en un espacio cálido sin que le dé el sol directamente.

Cada dos días, se levanta el plástico unas horas para evitar el exceso de humedad, se regará si procede y se vuelve a tapar. Así durante dos o tres semanas que tarda en emitir nuevas raíces.

Cuando se están perfectamente enraizados y aclimatados, se procede a su plantación a una maceta mayor con un sustrati del tipo universal.

Multiplicación del Pelargonium quercifolium por semilla

Las semillas se recolectan durante el año para sembrarlas a mediados de la próxima primavera. También se pueden sembrar a principios de otoño del mismo año.

Una vez obtenidas, se pueden sembrar en una bandeja de alvéolos colocando una semilla por alvéolo, enterradas ligeramente.

Se riega y espera a que germine, que se producirá sobre las tres semanas y estarán listas para su trasplante a las cinco o seis semanas.

Como en el caso de las obtenidas por esqueje, se plantarán en macetas mayores, una unidad por maceta y con un sustrato de plantas de exterior o sustrato universal.

Si el sistema elegido es la multiplicación por esqueje, obtendremos planas clonadas de su progenitor. Si optamos por el de semilla, puede darse un cierto grado de variación propio de la diversidad genética.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí