Phoenix roebelenii

3163
Phoenix roebelenii

El Phoenix roebelenii pertenece a la familia de las Arecaceae y es originaria de Laos. También se le conoce popularmente como la Palmera pigmea y al Palmera datilera enana entre otros nombres.

Esta, es una de las palmeras de pequeño tamaño más finas y elegantes utilizadas ornamentalmente, aportando un aspecto delicado a la vez que exótico al lugar donde se encuentran.

El Phoenix roebelenii se comercializa durante todo el año. Las presentaciones son varias y van desde contenedores de 30 a 70 litros, con una altura de tronco desde los 20 centímetros a más de 1 metro.

El Phoenix roebelenii es una palmera dioica por lo que podremos encontrar ejemplares femeninos con producción de pequeños dátiles y plantas masculinas que evidentemente no los darán.

Su tronco es muy fino y puede alcanzar una altura de hasta 4 metros. En sus regiones de origen crece mucho más rápido que en España, llegando a los 10 centímetros al año.

Sus hojas son pinnadas de color verde reluciente algo grisáceo en el envés y arqueadas elegantemente con una longitud de uno a un metro y medio.

Sus frutos son anaranjados que se vuelven morado-negruzco en su madurez, resaltando con su contraste ante el follaje su valor ornamental. El tamaño de sus dátiles es de 1 a 1,5 centímetros.

El Phoenix roebelenii es una palmera muy propicia para las zonas costeras cálidas, sobre todo para las situadas en el arco Mediterráneo y en especial en el área sur peninsular e islas.

Phoenix roebelenii

Por su tamaño, es ideal para mantenerlas durante muchos años en contenedores o maceteros más o menos grandes, siendo muy adecuada para decoraciones de interiorismo y como no, en jardines como planta ejemplar singular con protagonismo propio.

En interiores, deben de tener una buena iluminación y sus riegos deben ser moderados. A menos luz, las hojas crecen menos rígidas y su color verde es más suave.

No hay comentarios

Dejar respuesta