Physalis peruviana y Physalis alquequenje

0
1864
fruto physalis
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Las variedades Physalis peruviana y Physalis alquequenje pertenecen a la familia de las Solanáceas. En el género Physalis se incluye más de cien especies, algunas comestibles y otras de uso simplemente ornamental.

Centrados en las comestibles, una de las más populares es la Physalis alquequenje, fruta originaria de las zonas cálidas de Sudamérica que fue introducida en Europa tras el descubrimiento de América. Actualmente es una planta cosmopolita y se cultiva sobre todo en Sudáfrica, Colombia y Perú. España también la cultiva en la provincia de Huelva (Andalucía).

El fruto del Physalis alquequenje es una baya pequeña, globosa y lisa que contiene en su interior numerosas semillas, muy parecida al de una cereza o tomate cherry. Este fruto está rodeado de su cáliz que curiosamente adopta una forma a modo de especie de vejiga membranosa con marcadas nervaduras no comestible. Su color, según la variedad, es rojo o anaranjado en su madurez. En cuanto a su sabor es agridulce.

Normalmente lo vemos como elemento de decoración en los postres e incluso en ensaladas, pero también lo podemos encontrar en tiendas especializadas de frutas y hortalizas. En este caso se presentan en el interior de bandejas transparentes. Para su correcta elección debemos fijarnos en que la textura del fruto sea firme, uniforme y exenta de golpes o magulladuras. Una vez en casa podemos conservarlos en la nevera dentro de la zona menos fría.

Aunque la mayor parte del fruto del Physalis alquequenje es agua, aporta una cantidad importante de hidratos de carbono, muy pocas grasas y proteínas, por lo que su valor calórico no es elevado. Es muy rico en provitamina A (la provitamina A o beta-caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita) y en menor proporción vitamina C y las del grupo B. También contiene ácidos orgánicos (cítrico y málico), pectina (fibra soluble) y, en menor cantidad, taninos que le confieren una cierta astringencia.

El consumo óptimo del fruto del Physalis alquequenje es en su madurez, cuando la pulpa está completamente coloreada. Solamente se come la baya y estas se pueden tomar tal cual o como ingrediente de diversas ensaladas.

Destacar que una de las principales aplicaciones de esta fruta es la elaboración de mermeladas, compotas y productos de repostería. También se la puede utilizar en la preparación de salsas, guisos, helados, tartas, confituras, zumos… y combina muy bien con chocolate y, por su original envoltorio, resulta excelente como elemento decorativo para todo tipo de platos.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir
Artículo anteriorTipos de té
Artículo siguienteCultivo del Champiñón en casa
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

No hay comentarios

Dejar respuesta