Plagas y enfermedades del tulipán

3067
Flores de Tulipanes

Las plagas y enfermedades del tulipán sólo las podemos encontrar cuando las cultivamos en maceta o en el jardín y prácticamente nunca cuando disfrutamos de esta flor en jarrón. Podemos decir que el Tulipán es una planta con pocos problemas.

Aun así, en el jardín las plagas del tulipán que podemos encontrar se centran principalmente en pulgones y babosas y caracoles básicamente.

Los pulgones (Dysaphis tulipae, Myzus persicae, Aphis fabae…) aparecen en las plantas durante su vegetación dañando el brote de la planta y deformándolo. Podemos controlarlos mediante tratamientos con insecticidas sistémicos para poder llegar a ellos sin la necesidad de impregnarlos con el producto directamente.

Los caracoles y babosas son fáciles de detectar ya que además de sus mordeduras suelen dejar un rastro de sus babas fácilmente visible. Su tratamiento es mediante granulado en cebo especialmente fabricados para esta plaga.

Respecto a las enfermedades del tulipán, se pueden destacar dos, el fuego del tulipán y la fusariosis.

El fuego del tulipán (Botrytis tulipae) es una enfermedad muy frecuente y ataca a todos los órganos de la planta. Su desarrollo se ve favorecido por humedades relativas altas. Su control puede realizarse mediante tratamientos con materias activas a base de Captan o Diclofluanida.

Y la fusariosis (Fusarium oxysporum) también es una enfermedad bastante frecuente y la infección se produce con más frecuencia a finales del período vegetativo. Los síntomas se manifiestan en los bulbos como una podredumbre seca en la base o del corazón. Se puede controlar mediante tratamientos con materias activas a base de Benomilo, Procloraz, etc. a las dosis recomendadas por el fabricante.

Guardar

No hay comentarios

Dejar respuesta