Plátano de sombra, Platanus hispanica

0
1106
platanus hispanica

El Plátano de sombra, Platanus hispanica es también conocido como Plátano híbrido común, plátano híbrido español, plátano de Londres… y pertenece a la familia de las Platanáceas.

Su origen es incierto ya que se trata de un híbrido (origen cultivado) entre el Platanus orientalis y Platanus occidentalis o americano. Si bien hay quien los sitúa en España, de ahí que se le denomine hispanica, también hay corrientes que lo hacen en Londres e incluso en Turquía. En lo que todos coinciden es que se desconoce en estado silvestre, aunque se puedan encontrar en la actualidad, ejemplares naturalizados en márgenes de ríos y arroyos.

Aquellos que sitúan su origen en España, datan su origen en el siglo XVII, época donde las dos especies (Platanus orientalis y Platanus occidentalis) tuvieron la primera oportunidad de coincidir en el tiempo.

El Plátano de sombra o Platanus hispanica es un árbol de grandes dimensiones que puede superar tranquilamente los 30 e incluso los 40 metros de altura. En España es muy utilizado como árbol urbano en grandes avenidas y por supuesto en los parques y jardines de muchas ciudades.

Se trata de un árbol monoico caducifolio de gran talla, con un tronco principal recto y alto. Su corteza es delgada y tiende a desprenderse en placas.

Su copa es frondosa y de gran volumen, de aspecto redondeada aunque con podas sucesivas se pueden adoptar otras formas.

Las hojas del Platanus hispanica son palmado-lobadas y palmatinervias, cuenta con tres o cinco lóbulos desiguales. Su pecíolo tiene una longitud que oscila entre los 5 y 8 centímetros, ensanchado en la base. Su haz es de color verde brillante y glabro, mientras que su envés es algo más claro y pubescente.

Este árbol florece en primavera. Sus flores están dispuestas en inflorescencias esféricas, muy pedunculadas, son terminales y colgantes. Cada pedúnculo cuenta con dos o tres cabezuelas globosas.

Una vez fecundadas, sus frutos quedan dispuestos en cabezuelas esféricas, siendo cada uno de ellos un aquenio rodeado en la base de pelos de color pardo. Estos maduran al final del verano, si bien permanecen en el árbol hasta la primavera siguiente.

Para su cultivo, esta semilla se debe de recoger durante el invierno y ser sembrada inmediatamente. De este modo germina aceptablemente sin necesidad de tratamientos previos de la semilla. En el caso que se desee almacenar, lo ideal es conservarse en frascos estancos y a baja temperatura, necesitando estratificación o remojo durante varios días antes de la siembra.

Otro método de multiplicación es mediante estaquilla. En tal caso se aconseja utilizar los brotes de un año, recogiéndolos cuando el árbol se encuentra en reposo invernal.

El Plátano de sombra o Platanus hispanica, es un árbol muy resistente y longevo. Prefiere los suelos ligeros y frescos, aunque su rusticidad en este aspecto lo hace ideal para ser utilizado como árbol urbano. En tal caso y como consecuencia de su gran desarrollo, hay que emplazarlo en lugares espaciosos, nunca a menos de 10 metros de edificaciones, para evitar el posible daño de sus raíces.

Entre sus aspectos destacables está su capacidad para soportar severas podas y soportar la polución de las ciudades.

El Plátano de sombra o Platanus hispanica es uno de los árboles más utilizados en parques y paseos por la agradable sombra que proporciona.

No hay comentarios

Dejar respuesta