El huerto urbano casero

2366
cultivo de hortalizas en terraza

Se define como el huerto urbano casero e incluso huerto vertical casero, aquel que se realiza en la propia terraza o balcón de la vivienda. La facilidad de cultivo de las hortalizas, frutales y plantas condimentarias, sumado a la gran oferta de productos para ello en los centros de jardinería, permite disfrutar de ellas en toda su plenitud.

Todos podemos tener un pequeño huerto urbano casero en el balcón o la terraza. Los materiales necesarios son las semillas, plantitas de hortalizas ya germinadas, frutales, sustrato, jardineras, tutores, insecticidas, abonos, mini invernaderos, mangueras o regaderas, tijeras, rafia, etc. los encontramos en los centros de jardinería y tiendas especializadas.

La calidad de las verduras es similar o mejor a la que podemos comprar ya que en la mayoría de establecimientos prima el aspecto sobre el sabor y en ocasiones se recolectan verdes para alargar su vida comercial.

Al recolectarlas en nuestro huerto urbano casero y ser consumidas en su momento ideal de maduración tienen todo su sabor y poder nutritivo.

La cantidad que podemos producir en el huerto urbano dependerá en gran medida de la especie de hortaliza cultivada, así como de la superficie destinada a cultivo. Un pepino crece en extensión y una planta nos dará varios kilos, mientras que una zanahoria nos dará una sola unidad por semilla.

El huerto urbano casero

Pero por ejemplo, una sola tomatera puede darnos de 4 a 7 kilos fácilmente durante todo su ciclo y en una jardinera podemos tener plantadas hasta tres plantas.

Hay quien se plantea si es rentable el huerto urbano casero y este no sólo se mide desde un punto de vista económico, que seguro que no lo es. En este caso tiene un sentido y valores mucho más amplios, como por ejemplo el valor de la calidad del alimento, el placer de su cultivo, la interactividad con los más pequeños de la familia, etc.

Al estar situado el huerto urbano casero en el balcón o terraza, se puede pensar que este puede dañarlo con su peso y no es cierto. En el caso del cultivo de hortalizas en jardineras no tiene más peso que si tuviese plantas de temporada ornamentales.

En cuanto a qué frutas o verduras se pueden cultivar, la respuesta e prácticamente todas si las condiciones climáticas y fechas así lo permiten. Sólo debemos tener en cuenta que los frutales necesitarán de contenedores mayores y que su productividad es más limitada que las hortalizas.

Entre las verduras más populares están la cebolla, el ajo, la lechuga, el rábano, el tomate, la berenjena, el nabo, la col, la acelga, la escarola, la remolacha de mesa, las fresas, los guisantes, las habas, las judías, el pepino, la calabaza, el calabacín, la guindilla, etc.

Entre las condimentarías están el romero, perejil, tomillo, cilandro, menta, eneldo, albahaca, cebollino, berro de agua, estragón, salvia, ajedrea… prácticamente todas.

Cultivo de hortalizas en macetas

El cultivo de hortalizas en macetas ya es una realidad, pudiéndose realizar con total garantía de éxito en terrazas, balcones, patios, jardines, etc.

Culturalmente, el cultivo de las hortalizas siempre ha estado vinculado al campo. Pero en estos últimos años, ha surgido una importante demanda por parte de la jardinería doméstica (bricojardinería), reclamando la posibilidad de poder abordar determinados cultivos de hortalizas en pequeños jardines particulares, donde el espacio escasea y las condiciones no son a priori las más adecuadas.

Pero no todas las variedades hortícolas se comportan igual en un determinado lugar ya que las condiciones climáticas, sustratos, abonados, etc. juegan un papel crucial. Por ello, si se cuenta con el asesoramiento sobre qué variedades y método de cultivo es el más apropiado para una zona en concreto, las posibilidades de éxito son mayores.

En este sentido, hay empresas como el centro de jardinería en Valencia (España) Tot en U, que tras numerosos ensayos realizados en terrazas y patios pilotos, ha puesto a punto tanto una selección de variedades como de elementos de cultivo (jardineras, sustratos, insecticidas y fungicidas ecológicos, etc.), que en su conjunto, permiten el cultivo de hortalizas en jardineras con total garantía de éxito para esta y otras zonas con un marcado carácter mediterráneo.

Los hermanos Cristóbal y Carlos Chanzá, responsables de la puesta a punto de estos cultivos hortícola, comentan que actualmente se siguen ensayando en sus instalaciones de I+D nuevas variedades en cultivos hortícolas en macetas. Entre ellas 16 variedades de tomate, 8 de pimientos, 2 de berenjena y otras tantas de pepinos, rábanos, zanahorias, ajos… que junto con diversas plantas culinarias, pasarán a incrementar su catálogo actual de cara a ofrecer un mayor surtido de posibilidades.

También destacan que para un mejor servicio a sus clientes, elaboran de cada especie hortícola, una ficha guía de cultivo que se entrega directamente a sus clientes en su Centro de Jardinería, además de asesorarles personalmente sobre aquellos productos más adecuados según la especie y localización de cultivo: terraza, balcón, patio, etc.

Guardar

No hay comentarios

Dejar respuesta