Rosmarinus officinalis prostratus, el Romero rastrero

0
4002
rosmarinus officinalis prostratus
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El Rosmarinus officinalis prostratus, popularmente conocido como Romero rastrero, es muy utilizado en la decoración de rocallas y borduras ajardinadas.

Es una planta aromática y condimentaría que pertenece a la familia de las Labiadas/Lamiáceas.

Como planta de jardín es muy rústica y vive perfectamente en las mismas condiciones que sus hermanos… el romero officinalis popular y el romero de monte, pero que al contrario que este, crece de forma rastrera con tendencia en espacios abiertos incluso a mostrarse como una planta colgante.

Por ese motivo no alcanza mucha altura, entre 30 y poco más de 70 centímetros de altura.

De follaje perenne, sus hojas son de color verde oscuro por el envés y algo más claro por el haz. Son muy aromáticas y contienen aceites esenciales.

Florece durante la primavera (en el hemisferio norte) y en ocasiones con una segunda floración durante el otoño. Estas flores de romero también aromáticas y algo decorativas. Según la variedad son de color azul, morado pálido, rosado e incluso blanquecino.

Como decimos, el Rosmarinus officinalis prostratus o Romero rastrero, es muy utilizado en jardinería para cubrir muros, en rocallas, taludes, como primera planta de línea en parterres… incluso como planta colgante en macetones y jardineras.

Aunque se plantan en grupo para crear grandes masas verdes y aromáticas, también suelen plantarse como planta individual, llegando a cubrir cada una de ellas algo más de un metro cuadrado.

Deben plantarse a pleno sol en el jardín sobre suelos algo áridos y con buen drenaje ya que el exceso de humedad daña su sistema radicular. Aun así, requiere humedad, sobre todo durante los meses más calurosos del año.

El Romero rastrero es muy resistente aunque en lugares con riesgos de heladas se recomienza plantarse en aquellas zonas más protegidas, como por ejemplo en los muros orientados al sur o al oeste.

Debemos podarlo a comienzos de primavera para retirar las ramas dañadas por el frío, así como sus ramas excesivamente largas o que invadan zonas no deseadas. Si pueden hacerse estas labores después de la floración mucho mejor.

El Rosmarinus officinalis prostratus se multiplica por esqueje tierno en primavera y otoño. En el caso de comprarse ya crecido, se venden en macetas o contenedores con tamaños que oscilan entre los 11 y 22 centímetros de diámetro, durante todo el año aunque con más oferta a durante toda la primavera.

No suelen tener problemas de plagas ni enfermedades destacables y es una planta condimentaría ideal para añadir a los arroces.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir
Artículo anteriorFlores de primavera
Artículo siguienteFragas do Eume
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

No hay comentarios

Dejar respuesta