Quercus ilex o encina

0
2848
Árboles de Quercus ilex con cerdos

El Quercus ilex o encina, un árbol emblemático de la Península Ibérica.

La encina, cuyo nombre científico es Quercus ilex, es un árbol que forma parte de la flora ibérica desde hace más de 60 millones de años. Su importancia ecológica y cultural es incalculable, y es considerada como una de las especies arbóreas más emblemáticas del Mediterráneo.

Especies del género Quercus spp

Hay que destacar que el género Quercus spp, además del Quercus ilex comprende diferentes especies botánicas, también de interés económico, además del paisajístico y medioambiental.

Entre ellas se encuentran:

  • El Quercus suber. Es la especie de encina que produce el corcho. Se encuentra en la región mediterránea de Europa y África. Es un árbol perenne de hoja perenne que puede alcanzar hasta 20 metros de altura.
  • Quercus faginea. También conocida como encina carrasca y que de igual forma se encuentra en la región mediterránea de Europa y África. Es un árbol perenne de hoja perenne que puede alcanzar hasta 25 metros de altura.
  • Quercus rotundifolia. Conocida como encina portuguesa, se encuentra en Portugal y España. Es un árbol perenne de hoja perenne que puede alcanzar hasta 15 metros de altura.
  • O el Quercus cerris. También conocida como encina de Turquía, se encuentra en Europa y Asia. Es un árbol perenne de hoja caduca que puede alcanzar hasta 25 metros de altura.

Estas son solo algunas de las especies de Quercus que se pueden encontrar en diferentes regiones del mundo. Por supuesto, cada especie tiene sus propias características y adaptaciones al medioambiente en el que se encuentra.

Bellotas de Quercus ilex

La encina.

En este artículo nos centramos en la especie Quercus ilex, conocida como encina, carrasca o chaparra, la variedad más común y extendida en la región mediterránea de Europa, Asia y África.

El Quercus ilex pertenece a la familia de las Fagaceae, una de las familias de plantas leñosas más importantes desde el punto de vista ecológico en el hemisferio norte.

La encina es un árbol perenne de hoja perenne que puede alcanzar hasta 20 metros de altura, si bien en ocasiones puede incluso duplicarla. Habita en zonas preferentemente con clima de carácter mediterráneo, desde el nivel del mar hasta los 1.400 e incluso los 1.900 metros, desde climas subhúmedos hasta climas xéricos dominando en el mediterráneo seco.

Produce un tronco erecto, cilíndrico, de corteza grisácea, del que emite ramas jóvenes horizontales y erectas, algo tomentosas. En su conjunto crea una copa amplia, densa y redondeada. Destacar que también puede presentar en ocasiones un porte arbustivo.

Sus hojas son persistentes, simples, alternas, lanceoladas u oblongo-lanceoladas, con el borde liso más o menos dentado. Son de color verde oscuro brillante por el haz y cubierto de pelos estrellados, afieltrado y blanquecino por el envés.

Sus flores son unisexuales y están dispuestas sobre el mismo árbol, siendo poco vistosas. Las masculinas aparecen en amentos amarillentos, densos, colgantes. Las flores femeninas son solitarias o aparecen en parejas sobre pedicelos pubescentes. Su floración se produce en España entre los meses de marzo a mayo, fructificando de octubre a noviembre y diseminado en otoño.

El fruto del Quercus ilex o encina es una bellota, tipo nuez de cubierta coriácea. Esta madura el segundo año y tiene una cúpula de 2 – 3 centímetros, variable en forma y tamaño, que no llega a cubrir la mitad de la bellota, con escamas planas, aplicadas y tomentosas. Es comestible y en ocasiones dulce y sustenta una importante industria ganadera.

Como árbol es muy rústico, por lo que es indiferente a la naturaleza del substrato, salvo los encharcados, arenosos o muy salinos, aunque prefiere los calizos secos.

Quercus ilex en el campo

El Quercus ilex o encina en España.

Como hemos avanzado, la encina es un árbol típicamente mediterráneo, soporta un amplio margen de temperaturas y las condiciones de estiaje seco y cálido, lo que hace que presenten una amplia distribución dentro de la región mediterránea. Si bien, al desplazarnos hacia el norte peninsular, la subespecie bellota se ve sustituida por Quercus ilex subsp. Ilex.

El Quercus ilex o encina comparte hábitat con prácticamente todas las especies típicas del clima mediterráneo como por ejemplo Quercus suber, Quercus faginea, Quercus coccifera, Pinus halepensis, Retama sphaerocarpa, Rhamnus alaternus, Phyllirea latifolia, …

Curiosidades del Quercus ilex

Son muchas las curiosidades de la encina, árbol que habita en zonas preferentemente con clima de carácter mediterráneo, produce las populares bellotas dulces y pertenece a la familia de las fagáceas.

Entre las curiosidades del Quercus ilex se encuentran:

  • Su corteza es muy rica en taninos y aún sigue siendo usada para curtir pieles.
  • Su madera es muy dura y sólida, siendo usada tradicionalmente para hacer aperos de labranza.
  • Esta misma madera, por su importante valor calórico, es un muy buen combustible y muy estimada en la fabricación de carbón.
  • También se utiliza su madera para ahumar embutidos, para fabricar ruedas de carros o escaleras de edificios.
  • Como uso medicinal, al ser la corteza fuertemente astringente, puede emplearse en el tratamiento de almorranas, diarrea crónica, disentería, etc.
  • Sus semillas se consumen como alimento, pero debido a su alto contenido en taninos han de ser cocidas varias veces; son bastante astringentes, por lo que se recomienda no comer muchas.
  • Estas semillas secas y molidas, se emplean para hacer harina y mezclada con otros cereales para fabricar pan.
  • Tostadas se usan a modo de café.
  • El uso más común de las bellotas es la alimentación del ganado, especialmente el porcino.
  • Sus flores son unisexuales (unas masculinas y otras femeninas). Las masculinas aparecen en amentos amarillentos, densos, colgantes. Las flores femeninas son solitarias o aparecen en parejas sobre pedicelos pubescentes.
  • La encina comienza a dar bellota en cantidad a los 8 ó 10 años… y pueden estar produciendo hasta los 100.
  • En climas templados dan una cosecha regular y abundante en el tiempo, mientras que en el monte alto adehesado, suelen producir fructificación anual abundante cada 2 o 3 años.
  • Los frutos (bellotas) de Quercus ilex resultan esenciales para la fauna salvaje y el engorde de ganado porcino en las dehesas.
  • La mayor extensión de encinar corresponde al territorio español y ocupa más de 3.400.000 Hectáreas.
  • Además, estos bosques de Quercus ilex resultan ser el gran hábitat para la fauna mediterránea, lo que los convierte en ideales cotos de caza, casi siempre regulados o protegidos legalmente.

Siembra de las semillas de la encina.

Para la siembra de las semillas de Quercus ilex, se recomienda su limpieza mediante la eliminación de las cúpulas por cribado y aventado, flotación.

Estas semillas son recalcitrantes, por lo que su conservación nunca debe ser prolongada y siempre protegidas en ambiente frío y húmedo.

Si bien las semillas de encina no precisan necesariamente de tratamientos pregerminativos, sí pueden remojarse durante 48 horas, aunque los resultados pueden verse modificados por la temperatura.

La siembra profesional en los viveros suele hacerse en otoño, con semillas recién recolectadas o en primavera con semilla estratificada en arena húmeda o turba húmeda durante 30 a 60 días a una temperatura de 0 a 2 °C.

Si la siembra se hace en primavera se pueden emplear bellotas sin germinar o bien, si estas han estado estratificadas en arena húmeda, puede ocurrir que hayan germinado durante el almacenaje y tengan una raicilla de 2 a 5 centímetros de longitud. Si esto ocurre, se recomienda podar las raicillas y proceder inmediatamente a la siembra de estas bellotas.

Frutos de Quercus ilex

La germinación de las semillas de Quercus ilex es hipogea, produciendo plántulas con las hojas primordiales con el limbo redondeado y pinchudo.

Esta germinación se produce durante las 4 a 6 semanas siguientes a la siembra. El cultivo se suele realizar en envases forestales de unos 400 centímetros cúbicos, obteniéndose un tamaño final de venta de 15 a 20 centímetros de planta.

Variedades de Quercus ilex.

Las variedades de Quercus ilex son seleccionadas por sus características específicas, como su tamaño, forma de crecimiento, resistencia a enfermedades, entre otros factores. Algunas de las variedades de Quercus ilex más comunes son:

  • Quercus ilex ‘Ballota’: se caracteriza por tener un porte arbustivo y compacto.
  • Quercus ilex ‘Rotundifolia’: tiene hojas más redondeadas que la especie típica.
  • Quercus ilex ‘Lucombeana’: se trata de un híbrido entre Quercus ilex y Quercus suber, que tiene un crecimiento rápido y una corteza gruesa.
  • Quercus ilex ‘Variegata’: tiene hojas con bordes blancos o amarillos.
  • Quercus ilex ‘Aurea’: se caracteriza por tener hojas de color amarillo dorado.

Cabe mencionar que existen muchas más variedades, o mejor dicho, genotipos de Quercus ilex y que la selección de una variedad específica dependerá de las necesidades y objetivos de cada proyecto de jardinería o paisajismo.

Imágenes propiedad de Depositphotos

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí