Senecio cruentus

1050
Flores de Senecio cruentus

El Senecio cruentus es una planta ornamental que en España florece desde mediados de invierno hasta principios de primavera. Es una planta de temporada de porte medio y su floración es espectacular, permitiendo crear con ellas atractivas zonas de color en el jardín cuando se plantan en grupo, decorando maceteros de forma individual e incluso durante un tiempo pueden ser disfrutadas como planta de interior en el hogar.

También se la conoce como Pericallis × hybrida, Cineraria híbrida, Cineraria cruenta, Cineraria con flor o simplemente Cineraria, distinguiéndola de la Cineraria marítima cuyo aspecto nada tiene que ver con el Senecio cruentus.

Pericallis × hybrida

Aunque entre los nombres antes mencionados los de Senecio cruentus y Cineraria híbrida sean los más conocidos, en realidad su verdadero nombre científico es Pericallis × hybrida, una planta de la división Magnoliophyta encuadrada en la familia Asteraceae.

Flores de Senecio cruentus

Esta se creó por hibridación artificial de las especies Pericallis cruenta con Pericallis lanata, ambas plantas nativas de las Islas Canarias. Esta hibridación fue desarrollada en los Jardines Reales Británicos en 1777.

Conocida originalmente con el nombre Cineraria x hybrida, de ahí que aun sea utilizado, el género Cineraria fue transferido a un grupo de plantas de Sudáfrica, y el género Pericallis a las plantas de las Islas Canarias.

De todos estos nombres mencionados hasta el momento, en este post nos vamos a referir a esta planta aunque no sea lo más correcto, indistintamente como Cineraria híbrida, Senecio cruentus o Pericallis × hybrida por ser los más utilizados en el mercado ornamental, sobre todo los dos primeros.

Descripción de la Cineraria híbrida

Así sus nombres más conocidos en el comercio ornamental son por orden de importancia Cineraria híbrida, Senecio cruentus y Pericallis × hybrida, pertenece a la familia Asteráceas/Compuestas y es originaria, aunque por medio de hibridación artificial, de las Islas Canarias.

Es una planta bianual, herbácea de porte compacto, con una estructura sencilla construida por un tallo central corto y ramificado. Su anchura dependiendo de la variedad oscila entre los 40 y 60 centímetros. En cuanto a su altura y también según la variedad, se encuentra entre los 20 y los 40 centímetros. Esta puede ser mayor si tomamos como referencia el escapo floral, que en algunas ocasiones puede sobrepasar los 80 centímetros.

Sus hojas de color verde intenso son muy suaves al tacto con una forma acorazonada y bordes aserrados. Son grandes comparado con su tamaño total y están recubiertas de un fino vello. Algunas variedades presentan tonos púrpura en su envés.

Su mayor atractivo ornamental está en sus flores, semejantes a las de la margarita. Técnicamente, estas aparecen en capítulos reunidas en un amplio corimbo. Precisamente por el tipo y tamaño de sus flores, las variedades pueden clasificarse en grupos de “flores grandes” con tamaños de plantas más grandes, de capítulos simples y pétalos grandes y anchos; y “flores múltiples” de plantas algo más enanas con capítulos simples de pétalos anchos y estrellados.

Según las variedades, las flores de Cineraria híbrida pueden ser de tamaños que oscilan entre los 3 a incluso los 8 centímetros. En cuanto a sus colores pueden ser tanto puros (blanco, rojo, rosa, azul, violeta) como combinados entre sí en una extensa gama dependiendo de la variedad cultivada. Resaltar precisamente el gran juego varietal presente en los mercados actualmente.

Su floración en España es en primavera, aunque puede encontrarse en el mercado incluso durante los meses invernales de enero y febrero. Y en cuanto a su presentación, pueden adquirirse en formatos de maceta de 11 a 15 centímetros de diámetro.

Cultivo del Senecio cruentus

El cultivo del Senecio cruentus se realiza por semilla y es considerada por los viveristas profesionales como una planta bianual ya que su ciclo vegetativo se desarrolla en parte durante dos años. Estos pueden comprar semilleros con plantas ya germinadas, bandejas de alvéolos con plántulas de pequeño tamaño o sobres de semillas envasadas normalmente en modalidades de 1/8, ¼ ó 1 gramo. Para obtener 1.000 plantas suele bastar con sembrar algo menos de ½ gramo de semillas.

En cambio, para la jardinería doméstica los sobres que se pueden encontrar en las floristerías, centros de jardinería, grandes superficies, etc. están identificados como Cineraria híbrida y la cantidad de semilla es variable ya que estas se incorporan como elemento limitante del precio final del sobre. Dicho de otra manera, si un sobre tiene un precio de 2 €, el valor y por lo tanto la cantidad de semilla, será la incorporada para ajustar el precio final tras restar a este precio los costes de envasado, distribución, etc.

A continuación daremos una serie de datos de cultivo. Datos que deben tomarse siempre como orientación ya que según las variedades cultivadas, sustrato utilizado, clima, etc. puede variar notablemente en los resultados.

Las fechas de siembra aconsejada son de agosto a noviembre, se realiza el semillero sobre un sustrato con un pH entre 5,6 y 6,2. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 2 y 2,5. Si no se dispone de un sustrato profesional, para hacerlo a nivel doméstico un sustrato indicado en este caso es un ‘sustrato para plantas de interior’.

Durante la fase de germinación el sustrato debe estar siempre húmedo, protegido de corrientes de aire, con luz tamizada y una temperatura de 22 a 24ºC. En estas condiciones la germinación se produce en unos 8 ó 10 días.

Un gramo de semilla contiene unas 3.100 unidades y hace falta sembrar unas 1.200 semillas para obtener unas 1.000 plantas listas para plantar en el jardín.

Como planta ornamental de temporada y dentro del grupo de plantas de otoño, tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (planta joven), procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 centímetros de diámetro aproximadamente. Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, las podremos plantar en el jardín directamente… tal y como las hubiésemos comprado directamente de un vivero, centro de jardinería, etc. También podemos trasplantarlas a una maceta de unos 12 centímetros de diámetro y disfrutar de ella como planta individual.

Para su repicado o trasplante, en bricojardinería se puede utilizar un ‘sustrato universal’ o ‘sustrato especial para plantas de exterior’. La exposición de las nuevas plantas recién plantadas será a sol y sombra, ya que en esta época del año, cuando se cultiva el Senecio cruentus, aunque el tiempo no es muy caluroso, debemos protegerla, sobre todo a las horas más calurosas.

Las temperaturas ideales de cultivo en maceta son entre 5 a 8ºC durante la noche y de 20 a 24 durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.

Los riegos serán moderados, siendo frecuentes durante la primera semana y distanciados durante el resto de cultivo para favorecer el desarrollo radicular. Los abonados pueden realizarse a partir de las 4 ó 5 semanas de cultivo con un abono del tipo 18-12-24 en fertirrigación (abono mezclado en el agua de riego), a una dosis de 1 gramo por litro y con una frecuencia de 2 veces a la semana.

En estas condiciones, el tiempo de cultivo de la Cineraria híbrida desde su repicado (plantación a la maceta) a estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 14 a 20 semanas. Si la plantamos en macetas mayores el tiempo puede ser de dos a tres semanas más.

Flores de Senecio cruentus

Cuidados de la Cineraria híbrida en el jardín

La Cineraria híbrida en el jardín es una de las plantas de temporada que nos indica la llegada del buen tiempo en España. Si bien es más típica de principios de primavera ya la podemos disfrutar en nuestro jardín desde el mes de enero.

En el jardín la plantaremos en zonas con buena iluminación, teniendo en cuenta que en zonas con temperaturas altas y muy iluminadas (zonas más cálidas de España) lo haremos en zonas de semi sombra para evitar que el exceso de sol dañe sus flores y sometan a la planta a un exceso de transpiración.

Los suelos deben de ser turbosos, frescos, fértiles y estar bien drenados aunque no se debe de descuidar el riego, sobre todo durante la floración. Sus grandes hojas requieren una humedad constante, teniendo la precaución de evitar regar sobre sus flores para evitar su manchado.

Su plantación para crear zonas o manchas de color en el jardín tendrá una densidad variable según la variedad y estado de desarrollo de la planta. Si las plantamos con un estado de botones florales visibles debemos saber que su follaje no desarrollará mucho más, por lo que las plantaremos prácticamente juntas evitando rozar sus hojas exteriores.

Si las plantamos sin flores debemos informarnos del tamaño final que puede alcanzar la variedad que en concreto vamos a plantar. Sabiendo su desarrollo máximo podremos evitar que se queden muy aisladas entre sí con lo que no obtendríamos una bonita masa floral, así como evitar tener un exceso de vegetación que afectará tanto a su floración que no será compacta, como demasiada densidad foliar que favorecería posibles ataques de enfermedades.

El abonado de la Cineraria híbrida en el jardín puede ser cada 15 días con un equilibrio recomendado para plantas de flor. Recordemos que sus flores son su principal atractivo ornamental y abonados muy ricos en nitrógeno reducirán el tamaño y cantidad de las mismas.

Una vez terminada su floración procederemos a retirarlas del jardín y sustituirlas por otras plantas de temporada más apropiadas para la época, momento que aprovecharemos para mejorar el terreno con alguna enmienda orgánica y un abonado de fondo.

Cuidados de la Cineraria híbrida en el hogar

Como planta de espectacular floración, los cuidados de la Cineraria híbrida en el hogar se limitarán a mantener la planta en el mejor estado y duración posible para disfrutar de ella como si de un ramo floral se tratase. La diferencia es que mientras un ramo de flor cortada puede durar poco más de una semana, las flores del Senecio cruentus en maceta puede durarnos alrededor de un mes.

Para ello la mantendremos en la maceta que la compramos sin realizarle ningún trasplante. La ubicaremos en un lugar bien iluminado, la abonaremos con un fertilizante especial para plantas de flor y regaremos directamente a la maceta.

Si utilizamos cubremacetas, estos no suelen tener agujeros de drenaje por lo que debemos estar atentos a retirar el agua sobrante tras cada riego para evitar que se pudran sus raíces. Lo mismo haremos si colocamos un plato bajo la maceta para evitar que la humedad dañe la superficie sobre la que está depositada, retirando el agua estancada.

Para aumentar la duración y fuerza de su floración, es interesante sacar la planta al balcón o terraza por las noches para que esta siga fuerte. Mejor aún si la mantenemos normalmente en el exterior y sólo la colocamos en el interior cuando deseamos disfrutarla en nuestra presencia.

Una vez pasada su floración, la Cineraria híbrida llega a su fin biológico, por lo que podremos mantenerla por su follaje, también bello, pero sabiendo que no volverá a florecer. Guardarnos sus semillas es una opción, aunque debemos saber que son variedades híbridas y su descendencia no será igual a la planta de la que extraigamos sus semillas.

Flores de Senecio cruentus

Plagas y enfermedades del Senecio cruentus

En cuanto a las plagas más habituales del Senecio cruentus hay que distinguir entre las que se pueden presentar en el jardín o en el vivero. En el primero serán los tradicionales pulgón, thrips, mosca blanca, orugas, caracoles, babosas y minadores de las hojas. En el vivero se puede presentar algunas más por estar en cultivos intensivos, aunque en realidad no suelen causar daños porque son controladas inmediatamente.

Al Senecio cruentus también le pueden atacar algunos tipos de nematodos como Aphelenchoides ritzemabosi o Meloidogyne javanica.

Respecto a las enfermedades del Senecio cruentus lo mismo. En el jardín un exceso de humedad, acompañada de ambiente fresco, propicia la aparición de la Botrytis cinerea. En viveros se pueden presentar muchos más problemas de origen fúngico como por ejemplo Verticilium, Pythium, Alternaria cinerariae, Thielaviopsis basicola, Plasmopara halstedii, Fusarium sp., Phytophthora cambivora, Rhizoctonia,… así como algunas enfermedades bacterianas del tipo Agrobacterium tumefaciens o Ralstonia solanacearum por ejemplo.

Curiosidades de la Cineraria híbrida

Podemos destacar algunas curiosidades de la Cineraria híbrida como por ejemplo que aunque es una planta que vive y desarrolla gran parte de su cultivo durante el invierno, temperaturas por debajo de los 5ºC le hace mucho daño.

Que su nombre real, como hemos mencionado al comienzo de este post (Pericallis × hybrida) es desconocido por muchos, inclusive en los puntos de venta.

La Cineraria híbrida junto con el Cyclamen persicum, Calendula officinalis, Viola cornuta, Viola x wittrockiana, Bellis perennis, Primula acaulis, prímula obconica y Brassica oleracea o Coles ornamentales, forman uno de los grupos de plantas de temporada más importante de la época fría del año en España.

No hay comentarios

Dejar respuesta