Sustrato para plantas de exterior

0
395
Jardín con plantas de exterior

El sustrato para plantas de exterior en calidad de producto, se comercializa como formulado, que se puede encontrar en centros de jardinería, grandes superficies, tiendas online y demás puntos de venta especializados.

Al contrario que sucede con otros sustratos especializados, como es el caso del sustrato para plantas acidófilas, sustrato para orquídeas, sustrato para bonsáis o sustrato para cactus, por ejemplo, este está indicado para plantar un gran número de especies cuyo cultivo se realiza fuera del hogar.

¿Sustrato para plantas de exterior o sustrato universal?

Las empresas fabricantes de sustratos para la bricojardinería o el bricohuerto, desde su independencia empresarial, al igual que utilizan las expresiones sinónimas de sustrato o substrato en sus etiquetados, también se da la circunstancia de que identifican algunos sustratos de diferentes formas cuando van dirigidos a un mismo segmento de cultivo.

Así vemos, como productos llamados sustrato para plantas de exterior, sustrato universal, e incluso sustrato para plantación, son utilizados para una misma aplicación, si bien hay diferencias entre ellos.

El motivo de que esto sea así, es porque las plantas a las que van destinados, suelen ser muy rústicas y, por lo tanto, vegetar bien en estos tipos de sustratos tan similares. Pero en este artículo nos centramos solamente en la especialidad de sustrato para plantas de exterior.

Este tipo de sustrato está indicado para cultivar directamente sobre él, ya sea en plantación directa o trasplante. Pero también es muy adecuado para mejorar la tierra existente del jardín si se ve conveniente. Por ejemplo, cuando el terreno es muy arcilloso o arenoso y necesitemos llevarlo a uno más franco, incorporarlo en la proporción adecuada, lo mejora notablemente. Es cierto que para ello están también las enmiendas orgánicas, el compost, etc. pero un sustrato para plantas de exterior funciona perfectamente.

Plantas de temporada en jardín de Bilbao

Composición del sustrato para plantas de exterior.

La composición del sustrato para plantas de exterior, busca conseguir las condiciones fisicoquímicas idóneas para que este gran grupo de plantas vegete adecuadamente. Nos referimos a muchas especies de plantas de temporada, arbustivas e incluso pequeños árboles y palmeras.

Si el catálogo de plantas es inagotable, el catálogo de sustratos de este tipo también es muy grande. El motivo es porque cada empresa fabricante utiliza su propia fórmula y materias primas, otorgándoles diferencias entre marcas.

Como definición clásica, el sustrato es la mezcla de materiales que sirve como base para el crecimiento de las plantas en macetas o jardineras. No es simplemente tierra, sino una combinación de elementos, que cada uno de ellos participa de forma concreta.

Con ellos se busca una buena estructura que permita la aireación y el drenaje del agua, con una porosidad adecuada para retener la humedad necesaria para la planta, sin llegar a encharcarse. En definitiva, un sustrato rico en materia orgánica, poco descompuesta y fertilizado.

Su pH ronda entre el 6 y 6,5, ligeramente ácido y cercano al neutro, y está enriquecido con un buen nivel de macronutrientes y micronutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas.

En cuanto a los componentes, en este caso sustrato para plantas de exterior, inicialmente la principal materia prima era la turba rubia, la que además aportaba la mayor proporción de materia orgánica.

Actualmente, se recurren a otras materias primas principales para conseguir el grueso del sustrato, muchas de ellas a base de fibras obtenidas de origen vegetal, con el motivo de preservar las turberas.

A esta base de fibra, se incorporan otras materias primas para adaptar el sustrato final. Nos referimos a la turba rubia o turba negra en menos proporción, así como elementos del tipo fibra de coco, compost, humus de lombriz, perlita, vermiculita, tierra vegetal, etc.

Jardín con plantas de exterior

Venta de sacos de sustrato para plantas de exterior.

Como todos los sustratos orientados al consumidor final, se comercializan en sacos de diferentes volúmenes, dando como resultado unidades de venta. Se referencian por litros y no por kilos.

Estos sacos son muy cuidados desde el punto de vista estético, con impactantes imágenes o fotografías que identifiquen rápidamente para qué han sido formulados en su parte frontal. También el tipo, utilizando según el fabricante, las expresiones sustrato o substrato: sustrato para plantas de exterior o substrato para plantas de exterior. Y mensajes o sellos de calidad que les aporten un plus al consumidor.

En la parte trasera, es donde se especifican los datos técnicos principalmente, así como códigos e instrucciones de uso, por ejemplo. Si nos fijamos, podemos apreciar pequeños orificios sobre algunas partes del envase, que permite que este sustrato transpire y no fermente su materia orgánica.

Los sacos son apilados en fábrica sobre palets, hasta aquellas alturas que no pongan en riesgo a los envases inferiores por la presión del peso. Se transportan en camiones y se exponen en los puntos de venta en la sección de sustratos y áridos.

Anuncio