Transplante del Scindapsus aureus o Pothos en tarrina

1340
cindapsus aureus

Con el tiempo, seguro que debemos recurrir al transplante del Scindapsus aureus o Pothos en tarrina ya que con una temperatura ambiente adecuada, mantiene un crecimiento continuado en el tiempo, sobre todo en el período comprendido entre los meses de marzo a noviembre en Europa.

En el caso del Scindapsus aureus plantado en una tarrina o macetero colgante, sus ramas llegan a alcanzar longitudes muy largas, recomendando su recorte para mantener su estética ornamental adecuada al lugar donde se encuentra.

Pero igual que desarrollan sus ramas, también lo hacen sus raíces, hasta el punto que cada año es conveniente realizar un cambio de recipiente.

Como planta de interior, el período más indicado para el trasplante es el comprendido entre principio de primavera hasta finales de verano en Europa. Y como tendremos que transplantarlo a una tarrina o macetero colgante… es el momento ideal para elegir también un nuevo modelo para que el conjunto gane en estética si es posible.

El nuevo recipiente es recomendable que sea de cuatro a ocho centímetros de diámetro mayor que el anterior y algo más profundo. En cuanto al substrato ideal para el Scindapsus aureus es el denominado “sustrato especial plantas de interior”. Este tipo se puede encontrar en floristerías, gardens center, grandes superficies y demás comercios especializados.

Llegado el momento de su transplante, este se realizará extrayéndolo de su actual maceta con cuidado de que no se deshaga su cepellón y teniendo la precaución de que los ganchos de colgar no rompan o dañen sus ramas.

En la nueva maceta se pondrá una pequeña base del nuevo substrato sobre la que se asentará el actual cepellón. Seguidamente se rellenarán con el mismo substrato los lados que quedan libres entre el cepellón y el perímetro de la nueva tarrina, teniendo la precaución de no apretarlos en exceso para no apelmazarlo.

La altura de plantación debe de ser la misma que tenía antes del transplante. Una vez finalizado el proceso, realizaremos un riego copioso para asentar correctamente el nuevo substrato. Los siguientes riegos los distanciaremos al máximo posible para favorecer las nuevas emisiones de raíces y por supuesto, no hará falta abonar durante las próximas cuatro o cinco semanas ya que el este tipo de substrato suele llevar un fertilizante de fondo incorporado.

Por cierto, entre las plantas para purificar el aire, el Scindapsus aureus es una de los 20 más efectivas.

1 Comentario

  1. No sabía su nombre botánico de esta bella plantita que la llamaba ” boa” por su rapidez en crecer y alargarse. Al ver las fotos y leer este artículo puedo tener una idea de cómo cultivarla mejor. Aunque les diré que la tengo bastante bien e incluso mis amigas al verla me pidieron sus ramitas y les ha crecido, también crece en agua sola y no requiere mucho cuidado. En mi sala se lucen de lo más bien.Gracias

Dejar respuesta