Tratamiento del picudo rojo

0
1318
tratamiento del picudo rojo

Son muchas las consultas recibidas en la revista con respecto al tratamiento del picudo rojo. A un nivel profesional, las técnicas empleadas son varias, aunque en este artículo nos vamos a centrar en una especialmente útil en el mundo de la bricojardinería.

Nos referimos al tratamiento del picudo rojo mediante endotratamiento de la palmera. Para ello, ya hay centros de jardinería que lo venden bajo la denominación de Kit de tratamiento del picudo rojo.

Para empezar, es importante saber que el picudo rojo o curculiónido ferruginoso es un insecto cuyo nombre científico es Rhynchophorus ferrugineus Olivier. Este lleva ya tiempo en España y en la actualidad, miles de palmeras han y están sucumbiendo por su ataque.

Actualmente, el picudo rojo vive y centra su alimentación en las palmeras canariensis (Phoenix canariensis) y la palmera datilera (Phoenix dactylifera). Sin embargo, se sabe que ante la ausencia de ellas pueden llegar a atacar a otros géneros como por ejemplo las palmeras Washingtonias, planta tan popular en las zonas cálidas de España.

Este insecto de aspecto vistoso, tiene forma de escarabajo de un llamativo color naranja con rayas y puntos negros en su forma adulta, aunque antes tuvo que pasar por tres formas más: huevo, larva y capullo. Precisamente su capullo lo fabrica con las fibras de la palmera atacada.

El Rhynchophorus ferrugineus Olivier tiene una capacidad reproductora enorme, llegando a poner de 300 a 400 huevos durante unas tres veces al año. Los huevos son puestos por las hembras en heridas no selladas o entre las bases de las hojas.

Centrados en el endotratamiento, consiste en un Kit de tratamiento del picudo rojo. Este consta de una broca para taladrar del tronco. Una cánula que se introduce en el orificio creado, una pasta para sellar, jeringa y producto sistémico de control del insecto.

El sistema de aplicación del tratamiento del picudo rojo consiste en:

  • Taladrar en dos o tres sitios el tronco de la palmera a una altura de fácil acceso sin necesidad de escalera, con un taladro y la broca del kit.
  • Seguidamente se introduce totalmente la cánula.
  • Se sella con la pasta para evitar contaminaciones y salida del producto.
  • Se prepara el producto a aplicar a la dosis recomendada.
  • Con la jeringa se recoge y se introduce en la cánula.
  • Una vez aplicado se cierra la cánula con su llave para evitar que nadie la pueda abrir.

A partir de esos momentos, el producto comienza a liberarse y pasar poco a poco al torrente circulatorio de su sabia. El picudo rojo morirá al injerir la materia activa mientras se alimenta de la palmera.

El tratamiento del picudo rojo debe de repetirse periódicamente para mantener las palmeras a salvo de este voraz insecto.

No hay comentarios

Dejar respuesta