Diferencia entre la palmera Canariensis y la Dactylifera

2402
Palmeras Dactylifera y Canariensis juntas

Una de las preguntas más populares entre los aficionados a la jardinería es saber la diferencia entre la palmera canariensis y la dactylifera. Estas se encuentran entre las palmeras más utilizadas en jardinería en España y aunque conviven perfectamente hay diferencias notables a tener en cuenta según lo que se espere de ellas.

Ambas pertenecen a la familia de las palmáceas y pertenecen al mismo género Phoenix. Pero son de diferentes especies: canariensis y dactylifera.

Originaria de Canarias, el Phoenix canariensis es junto al Phoenix dactylifera una de las palmeras más populares utilizadas en la jardinería tanto pública como privada en España. Se le suele confundir con cierta frecuencia precisamente con la Phoenix dactylifera a pesar de que esta primera sea de copa más frondosa, de un verde más intenso, tronco más grueso y columnar y en conjunto, una palmera más majestuosa y ornamental.

En cuanto a las diferencias más notables se encuentran:

  • El Phoenix dactylifera: sus frutos son de mayor tamaño y comestibles con mayor o menor calidad según la selección genética de la planta. Su crecimiento es más lento con respecto al Phoenix canariensis, así como su tronco que es también bastante más delgado además de adquirir más o menos diámetro según la climatología durante su tiempo de desarrollo. Su aspecto ornamental no es tan potente ya que proporcionalmente no tiene tantas hojas, estas son más delgadas y con un cierto color grisáceo. Cada día es menos utilizada ornamentalmente en detrimento del
    Phoenix canariensis.
  • El Phoenix canariensis: sus frutos no son comestibles y su tamañp es como el de las aceitunas. Su crecimiento es más rápido con respecto al Phoenix dactylifera, así como su tronco que es también bastante más grueso y uniforme en el tiempo. Su aspecto ornamental es potente ya que proporcionalmente tiene más hojas, estas son más gruesas, pobladas y con un color más verde intenso. Cada día es más utilizada ornamentalmente en detrimento del Phoenix dactylifera.

En España prácticamente se cultiva el Phoenix dactylifera para jardinería. La gran protagonista sin duda entre las dos es el Phoenix canariensis ya que también se cultiva en grandes tamaños para jardinería y además, en tamaños pequeños en grandes cantidades destinadas para su venta como plantas ornamentales de interior en el centro y norte de Europa, principalmente mediante grandes superficies y gardens center.

Phoenix canariensis

palmera phoenix canariensis

El Phoenix canariensis es una planta dioica (plantas macho y plantas hembras), de tronco único que alcanza fácilmente a lo largo de su vida los 12 ó 14 metros de altura, llegando a los veinte excepcionalmente. Como decimos, posee un diámetro de tronco mucho más grueso que el Ph. dactylifera llegando incluso a superar el metro. Sus numerosas hojas pinnadas, alcanzan los 7 metros de longitud, con numerosos y densos folíolos rígidos y puntiagudos de color verde intenso.

Sus inflorescencias son muy ramificadas y nacen de entre las bases de sus hojas. Sus flores masculinas son de color crema, mientras que las femeninas lo son amarillas. Sus frutos son oblongo-ovoides de pequeño tamaño parecido al de las aceitunas, de color naranja más o menos intenso y con una pulpa escasa y algo dura.

La palmera Phoenix canariensis es muy rústica y resistente a la cercanía del mar, estando indicada para emplazamientos litorales. Resiste también el frío en pequeñas heladas y en cuanto a suelos, no es muy exigente… siempre que tenga humedad, siendo de transplante fácil.

Phoenix dactylifera

El Phoenix dactylifera es una planta dioica, de tronco normalmente único que alcanza fácilmente a lo largo de su vida los 20 metros de altura, con un diámetro de tronco entre los 30 y 50 centímetros, quedando cubierto con los restos de las hojas viejas. Sus hojas pinnadas, alcanzan los 7 metros de longitud, con numerosos folíolos de unos 45 cm. de longitud, son de color glauco. Su tronco, a diferencia del Phoenix canariensis, suele ser de diámetro irregular según su altura, haciéndose eco de lo benigno de las épocas en las que se desarrollaba.

Naciendo de entre las bases de sus hojas, se producen las inflorescencias muy ramificadas. Sus flores masculinas son de color crema, mientras que las femeninas lo son amarillas. Sus frutos son oblongo-ovoides, de unos 4 a 8 centímetros de longitud, de color naranja más o menos intenso y con una pulpa carnosa y dulce.

El Phoenix dactylifera es muy rústico y resistente a la cercanía del mar, estando indicado para emplazamientos litorales. En cuanto a suelos, no es muy exigente siempre que tenga humedad, siendo de transplante fácil.

El cultivo del Phoenix dactylifera es más bien escaso actualmente en España, siendo Alicante una de las principales provincias que las cultiva. Suelen presentarse en el mercado durante todo el año y en la modalidad de plantas en contenedor. Los tamaños más populares son en contenedores de 350 litros y con alturas de tronco que van desde el 0,5 a 0,6 metros.

Existe un comercio de Phoenix dactylifera muy adultas que provienen de Israel y Egipto. Estas palmeras han sido utilizadas para el cultivo del dátil. Una vez dejan de ser rentables en su producción… pasan a serlo como plantas ornamentales. Su venta entonces se realiza a raíz desnuda y se transportan a España en barco, con destino a la jardinería paisajística.

4 Comentarios

  1. Creo que os habéis equivocado en la descripción. Donde decís dactilifera deberíais de decir canaria.
    La canaria crece más rápido, es de color verde más intenso y sus frutos no son comestibles y del tamaño de aceitunas.
    La datilera es glauca, azulona vamos o menos verde, sus frutos son comestibles etc.
    Con lo bien que lo explicáis en sus fichas!!!
    Espero que lo corrijáis, aunque como nadie de la web CONTESTA los comentarios, lo veremos con el tiempo…

  2. Efectivamente tienes toda la razón. Ha sido un error y pedimos disculpas por ello.

    Ya está subsanado y aprovechamos para darte las gracias por tu tan apreciada observación.

  3. De nada!! Las disculpas no hacían falta, rectificar es de sabios y quien tiene boca se equivoca, o eso dice el refranero.

    Se agradece que contestéis jeje.

    Saludos y hasta pronto y sigo ojo avizor…

  4. En lo referente a lo que no son comestibles los frutos de la palmera canaria,digo que si lo son,pues fueron utilizados de alimento por la poblacion aborigen.

Dejar respuesta