Verduras al horno

1146
Verduras al horno

Las verduras y hortalizas son alimentos nutritivos y saludables, contribuyen a hidratar nuestro organismo por su alto contenido de agua. Son antioxidantes, ricas en vitaminas, minerales, y fibra, poseen un bajo aporte calórico, debido a su bajo contenido en almidón y azucares. Constituyen también uno de los elementos más característicos de la dieta mediterránea. El término de hortalizas se refiere a todas las plantas herbáceas que se cultivan y se consumen, bien crudas o cocinadas. El término de verduras hace referencia exclusiva a los órganos verdes, hojas, tallos tiernos o las inflorescencias (flores).

Ingredientes para verduras al horno:

  • 2 berenjenas de unos 300 gr cada una
  • 2 calabacines de unos 400 gr cada uno
  • 2 tomates maduros de tamaño mediano
  • 1 manojo de espárragos
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Pasos para su elaboración:

  • Troceamos las berenjenas y los calabacines con su piel en trozos más bien gruesos.
  • Espolvoreamos con sal y los dejamos así durante 10 minutos para que suelten el agua.
  • Pasado este tiempo los secamos bien con papel de cocina.
  • Lavamos los tomates y los cortamos en rodajas gruesas.
  • Cortamos la cebolla a rodajas y los espárragos enteros o bien partidos por la mitad.
  • Extendemos todas las verduras en una fuente de horno y las rociamos con el aceite, y salpimentamos.
  • Precalentar el horno a 225º C y dejamos que se asen durante unos 30 minutos.

Ingrediente destacado: El Calabacín

¡Sabias que el calabacín está compuesto de un 95% de agua! Tiene un bajísimo aporte calórico, es rico en minerales y oligoelementos, contiene fósforo, potasio, magnesio y calcio.

Por su alto contenido en fibra está recomendado para tratar los problemas de gastritis y también protege el sistema cardiovascular. Para obtener el 100% de sus beneficios hay que tener en cuenta que no se debe pelar y es mejor comerlo crudo o al vapor. Aporta tan sólo 14 calorías cada 100 gramos, por eso siempre esta presente en las dietas de adelgazamiento.

Es ideal para preparar una gran variedad de deliciosos platos, rellenos, fritos, a la plancha, rehogados o como guarnición para carnes o pescados, esta forma de cocinarlos aportará más calorías pero ganará en sabor. En el mercado existen muchas variedades de calabacín.
Si quieres saber más sobre el calabacín entra en este enlace.

No hay comentarios

Dejar respuesta