Xerojardinería

1359
xerojardineria

Antes de comenzar, debemos ser justos e indicar que la Xerojardinería y el Xerojardín, son conceptos acuñados en España por Ediciones de Horticultura en 1993 con la edición del libro “Xerojardinería” de la autora Silvia Burés, y perteneciente a la colección de Compendios de Horticultura. Dos años antes, en 1991, esta misma editorial publicó el artículo “El Xeriscape, un nuevo concepto en jardinería”, precisamente de la misma autora. Por lo tanto, reconocer a Ediciones de Horticultura y a Silvia Burés como “padres” de este término que tanto se ha popularizado en España durante estas dos últimas décadas.

Pero si vamos al origen de este término para designar a una jardinería que optimiza el consumo de agua, debemos remontarnos al año 1981 y en los Estados Unidos con la palabra “Xeriscape”. Esta palabra proviene del griego “xero” que significa seco y de la palabra “scape” del “landscape”.

Esta corriente tiene sus inicios tras las graves sequías que sufrieron en los años 70 en el Oeste de los Estados Unidos, en concreto California y Colorado. A raíz de ello, se creó un grupo de trabajo liderado por ken Ball, educador de Conservación de Agua del Departamento de Aguas de Denver. Este grupo trabajó en la búsqueda de métodos para reducir la cantidad de agua consumida en los jardines urbanos.

Pocos meses más tarde, este grupo de trabajo no sólo creó un programa educativo sino que también diseñó y construyó un jardín demostrativo.

La información desarrollada tiene tal aceptación que varios de los estados como Florida, Texas, California, Nevada y Arizona, la solicitan para crear programas “Xeriscape”. Seguidamente, de ahí… pasa de Estados Unidos a otros países como por ejemplo Filipinas.

Como consecuencia de esta corriente, se crea una organización sin ánimo de lucro llamada National Xeriscape Council, Inc (Consejo Nacional para el Xeriscape), para responder a la demanda de información y como consecuencia directa de ello, contribuir al crecimiento y divulgación del programa.

De vuelta a España, hoy este concepto… programa, es una palabra algo banalizada por muchos “profesionales” que la utilizan como marchamo comercial más que como compromiso inteligente.

Planificación y diseño, Análisis del suelo, Selección adecuadas de las plantas, Zonas de césped prácticas, Riego eficiente, Usos de cubiertas de suelo y Mantenimiento adecuado. Son los siete principios sobre los que se basa la Xerojardinería, si bien, a día de hoy hay que añadir alguno más, como por ejemplo la incorporación de polímeros hidroabsorbentes de agua (TerraCottem) para que esta permanezca el mayor tiempo posible en el suelo a disposición de la planta.

1 Comentario

Dejar respuesta