Arcilla expandida

54
Arcilla expandida para sustratos

La arcilla expandida es un material muy polivalente y si bien, su fabricación fue orientada al mundo de la construción, con el tiempo también ha pasado al de los sustratos tanto hortícolas como ornamentales, e incluso en jardinería como mulching o árido decorativo.

En construcción se utiliza como árido cerámico de gran ligereza en la fabricación de hormigones, en rellenos para formar pendientes en cubiertas planas, como aislante térmico, etc. Otra aplicación de la arcilla expandida es para el filtrado en la depuración de aguas.

En el mercado, la arcilla expandida también se le conoce con nombres comerciales como Arlita, Ripiolita, Agroclay, Leca Hydro, etc. y por ello podemos ver ofertas en el mercado utilizando estos nombres como identificativos de este producto.

Fabricación de la arcilla expandida

La fabricación de la arcilla expandida para su uso en agricultura, parte de arcillas puras especialmente seleccionadas lo más baja posible en sales. Esta característica es importante porque una vez en cultivo, aunque no retienen sales, si pueden solubilizarlas si las tienen en su composición. También, según su procedencia puede variar el color de la pieza cerámica, de un tono rojo a uno más oscuro.

Arcilla expandida roja

Para fabricar este material de tipo cerámico, se inyecta la arcilla humedecida en hornos rotativos, donde es cocida a temperaturas de 1.200ºC. Durante este proceso de cocción se evapora el agua del interior de la arcilla, otorgándole una estructura interna en forma de laberinto, mientras que externamente adquiere una forma de esferas de baja densidad y elevada resistencia superficial.

Las granulometrías son variables, así como sus formas más o menos esféricas, procediendo seguidamente a su clasificación para elaborar las diferentes referencias que se pondrán en el mercado ya sea a granel o envasadas.

Características de la arcilla expandida

Centrados en las características de la arcilla expandida para su uso en horticultura y jardinería, su granulometría es variable, pero suele oscilar entre las más comunes entre los 10 y los 16 milímetros, pudiendo encontrar para ciertos usos diámetros menores de 5 milímetros.

Posee normalmente una forma redonda, una baja densidad y presentar en sustrato un pH neutro. Este material cerámico utilizado como sustrato puro proporciona una buena aireación a las raíces y permite facilitar el control eficiente de la conductividad del agua. Mezclado con otras materias primas como por ejemplo turba, aporta un alto nivel de drenaje y aireación, a la vez que aligera el peso del mismo.

Su estructura física es muy resistente y tiene la capacidad de conservar sus propiedades por muchísimo tiempo. Su corteza es indeformable y su porosidad no suele retener sales como sí lo hacen otros sustratos orgánicos, favoreciendo una baja conductividad eléctrica.

La arcilla expandida puede desinfectarse de forma sencilla, llegando a ser 100% reciclable.

Este material puede encontrarse en el mercado a granel o en envases de 5, 6, 10, 15, 20 y 25 litros. Estos sacos pueden estar provistos o no de asa para favorecer su transporte.

La arcilla expandida para cultivo hidropónico

La arcilla expandida para cultivo hidropónico

La arcilla expandida (Arlita, Ripiolita, Agroclay, Leca Hydro, etc.) para cultivo hidropónico entra en el grupo de materias primas utilizadas en cultivo sin suelo, como también pueden ser la fibra de coco, la perlita, la lana de roca, la arena, etc.

Se comercializa en sacos alargados similares a los utilizados con la perlita o fibra de coco. Sobre ellos se crean varios orificios donde se coloca la plántula hortícola a cultivar (tomatera, pimientonera, berenjena, etc.) y un emisor de su fertirrigación. El sistema radicular se distribuye en entre los espacios de la arcilla expandida nutriéndose de la disolución de nutrientes en el agua.

Cada saco de cultivo puede ser utilizado una o varias temporadas, pudiéndose reciclar 100% tanto su envoltorio de plástico como de la arcilla expandida que contiene.

Gracias a ser una sustancia cerámica inerte, permite un buen control de la conductibilidad eléctrica de la disolución nutritiva. También, gracias a una combinación estudiada de diferentes granulometrías, les permiten crear un sustrato acorde a las necesidades del sistema radicular de la especie cultivada.

Arcilla expandida en hidroponía ornamental

La arcilla expandida en sustratos ornamentales

El uso de la arcilla expandida en sustratos ornamentales, independientemente del nombre comercial con el que se venda en el mercado (Arlita, Ripiolita, Agroclay, Leca Hydro, etc.), tiene como objetivo mejorar las propiedades físicas del mismo, proporcionándole mayor capacidad de aireación, drenaje, a la vez de rebajar su peso.

La proporción de arcilla expandida en un sustrato ornamental varía en función del destino del mismo. Las proporciones pueden ir del 5 al 15%. Así, por ejemplo, esta será más alta en un sustrato para cactus y plantas crasas, que en uno de plantas de interior. Por supuesto, siempre que esta materia prima forme parte del formulado del sustrato, ya que no siempre es utilizado.

Un caso aparte es el uso de arcilla expandida como sustrato ornamental para cultivo hidropónico. En este caso, como sustrato es 100% arcilla expandida y la técnica de cultivo es similar a la utilizada en cultivos hortícolas en hidroponía. La diferencia radica en que, en vez de cultivarse en sacos, se realiza en macetas, llenas de este material y normalmente sumergidas unos pocos centímetros en una película de agua con nutrientes.

La arcilla expandida en jardinería

La arcilla expandida en jardinería puede utilizarse de diferentes formas, pudiendo ser decorativa del tipo árido superficial o mulching, o mezclada con la tierra para mejorar sus propiedades físicas.

La arcilla expandida como mulching

El uso de arcilla expandida como mulching es una muy buena opción por ser un material cerámico que conserva sus propiedades físicas durante muchísimo tiempo, es liviano y por su colorido es decorativo.

Precisamente por su poco peso, se puede aportar una buena capa y mejorar su efecto como mulching: ahorro de agua en el riego y evitar la nacencia de malas hierbas.

Su contribución al aspecto ornamental del jardín también es relevante. Como elemento cerámico puede ser una alternativa a la marmolina o la grava gracias a su menos peso. Y por su estabilidad física puede hacerlo con respecto a la corteza de pino u otros árboles.

La arcilla expandida para mejorar la tierra de jardín

Cuando nos encontramos con un suelo muy pesado por contener una elevada proporción de arcilla, o muy húmedo por poseer un nivel de materia orgánica demasiado alta, el aporte de arcilla expandida en una proporción del 10 al 20% puede mejorar notablemente la calidad de la tierra.

Una vez aportada a la tierra, debe ser mezclada homogéneamente en una capa de 30 o 50 centímetros. Todo dependerá de la especie a plantar en esa tierra, puesto que ella indicará hasta la profundidad donde desarrollará su sistema radicular.

Si la plantación se va a realizar dentro de una jardinera o macetón, puede que además sea interesante colocar en el fondo de ellas una capa de 2 a 4 centímetros de este material para que ayude a drenar el sustrato, evitando que se acumule agua en exceso en el fondo y pueda dañar a las raíces de esta zona.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí