Arroz con acelgas

1134
Arroz con acelgas 3

La acelga pertenece a la familia de la remolacha, sus hojas de color verde oscuro y los tallos de ellas son completamente comestibles y tienen un alto valor nutritivo. El color del tallo puede tener distintos colores dependiendo de la variedad, blanco, naranja, amarillo, rojo, rosado ​​y púrpura. La acelga tiene muchos beneficios para la salud, debido a su gran aporte de vitaminas, nutrientes y compuestos orgánicos. Contiene vitaminas K, C, A, y vitamina B6 asi como riboflavina. Rica en minerales como el magnesio, manganeso, potasio, hierro, sodio y cobre, también están presentes el beta-caroteno, la vitamina E, zinc, luteína, zeaxantina, la quercetina, kaempferol, y muchos otros antioxidantes.

Ingredientes para el arroz con acelgas:

  • 2 manojos de acelgas
  • 150 gr. de arroz
  • 1 nabo amarillo
  • 1 patata
  • 1 zanahoria
  • 1 bote pequeño de judías blancas
  • 1 cucharadita de pimiento rojo
  • 1 pizca de azafrán
  • 1 diente de ajo
  • Sal y aceite

Pasos para su elaboración:

  • Se lavan las acelgas y se cortan en trozos no muy pequeños.
  • En una cazuela se pone un poco de aceite, el diente de ajo, el nabo hecho a trozitos muy pequeños y la cucharada de pimiento rojo, se remueve bien y antes de que ennegrezca el pimiento se le debe de incorporar el agua (hay quien incorpora para obtener más sabor caldo de ave o de carne).
  • Cuando empieze a hervir se le añade la zanahoria y la patata al gusto, bien en trozos pequeños o más grandes, pero cortarla rompiendo el final para que espese el caldo y dejar hervir 15 minutos.
  • A continuación añadir tres cucharadas de alubias blancas, la pizca de azafrán y el arroz. Dejar hervir durante otros 15 minutos. El arroz debe de quedar caldoso.

Ingrediente destacado: Las alubias

¡Sabias que las alubias se cultivan desde hace más de 7.000 años. Hay muchisimas variedades y se consumen en todo el mundo, es una excelente legumbre que siempre a formado parte de la dieta mediterránea.

Por su alto contenido en fibra soluble es uno de los mejores remedios para el colesterol y las enfermedades cardiovasculares. Su fibra impide la absorción de muchos azucares, siendo ideal para las personas que padecen diabetes.

Se puede reducir el tiempo de cocción poniendolas en remojo la noche anterior.
Si le añades comino, no serán tan flatulentas y su cocción debe ser lenta para mantener integros todos sus beneficios. Es mejor no tomarlas por la noche, ya que son demasiado pesadas. En verano se pueden tomar frias, añadiéndolas a las ensaladas.

No hay comentarios

Dejar respuesta